En el mercado eléctrico

España y Portugal piden a Bruselas limitar el precio del gas a 30 euros

"Hemos propuesto el precio más barato del gas al que entendemos debería producirse ese ajuste", ha afirmado la vicepresidenta, Teresa Ribera

España y Portugal piden a Bruselas limitar el precio del gas a 30 euros
3
Se lee en minutos
Sara Ledo
Sara Ledo

Periodista

ver +

España y Portugal llevan tiempo trabajando con Bruselas en su propuesta conjunta para rebajar el precio de la electricidad en el mercado mayorista, que desde el comienzo de la guerra está instalado en los 200 euros por megavatio-hora. El plan actual, que todavía no se ha enviado formalmente a la Comisión Europea, pasa por limitar el precio del gas a 30 euros por megavatio-hora (MWh), según ha desvelado el periódico luso Publico y ha confirmado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, desde Ponferrada, donde se encuentra de visita de algunos proyectos de Transición Justa que se están realizando en esta región.

"Hemos propuesto el precio más barato del gas al que entendemos debería producirse ese ajuste, 30 euros por megavatio-hora, pero este será uno de los elementos técnicos de la propuesta que tenemos que discutir con la Comisión Europea", ha asegurado la vicepresidenta, en declaraciones a los medios de comunicación. En la actualidad, el precio del gas se sitúa por encima de los 100 euros por megavatio-hora. Su precio medio histórico es de 20 euros, pero en el último año se ha multiplicado por cinco, subiendo en un 25% desde la invasión de Rusia en Ucrania.

Por la forma en la que está diseñado el mercado eléctrico europeo, el coste del gas determina en gran medida el precio de la electricidad (al regirse por un sistema marginalista por el que la última tecnología que casa oferta y demanda marca el precio con el que se retribuirán todas). Así, el 7 de marzo de este año, el mercado ibérico de gas registró el récord al cierre del producto con entrega al día siguiente de 214,36 euros por megavatio-hora, diez veces superior a la media del gas natural desde la entrada en funcionamiento de este mercado. Un día más tarde, el 8 de marzo, el precio de la electricidad en el mercado mayorista registró su precio más alto hasta la fecha, 544,98 euros por megavatio-hora.

A falta de conocer los detalles concretos de la propuesta hispano-lusa, esta referencia de 30 euros por megavatio-hora para el gas que proponen España y Portugal, con el actual mecanismo de formación de precios, podría derivar en un precio máximo de la electricidad en el mercado mayorista de alrededor de 100 euros por megavatio-hora. No obstante, la vicepresidenta ha explicado que el documento no es más que el comienzo del trabajo con la Comisión, así que ha pedido "tranquilidad y paciencia". "Es un documento previo que responde a las líneas maestras que habíamos trabajado con antelación", ha añadido.

Noticias relacionadas

Una de esas líneas que han acordado ambos países es "introducir un sistema de doble casación, una para que las exportaciones de electricidad sean retribuidas al precio que correspondería en ausencia de un mecanismo de ajuste, y una segunda casación, donde se introduce el ajuste y el pago por encima del coste del gas es asignado automáticamente en ese margen que queda de tecnologías mucho más baratas hasta el precio que ha sido retribuido el gas a primera instancia", ha explicado Ribera, como adelantó este diario hace unos días.

Esta cifra de 30 euros por megavatio-hora fue planteada hace unos días Unidas Podemos como su preferida. Desde el Ministerio para la Transición Ecológica que comanda Teresa Ribera siempre se ha defendido que el objetivo del Gobierno era conseguir el "precio más bajo posible". "Si se confirma, creo que es la mejor noticia (...) Supondría un tope que de verdad nos permitiría bajar la factura de la luz a costa de los beneficios absolutamente multimillonarios e inmerecidos que están ganando las energéticas y afrontar de manera muy contundente la subida de la inflación", ha señalado Ione Belarra, secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, a la salida del Congreso de los Diputados este jueves.