Consejo de Ministros

El Gobierno aprueba el PERTE agroalimentario por valor de 1.000 millones de euros

La reunión de los miembros del Ejecutivo da luz verde al proyecto estratégico "específico" para el sector agroindustrial

2
Se lee en minutos
Sara Ledo

El Consejo de Ministros ha aprobado el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) para el sector agroalimentario, que contará con una dotación de 1002,91 millones de euros, según ha defendido en una rueda de prensa el ministro de Agricultura, Luis Planas, después del anuncio realizado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita del lunes a la planta geotérmica de Cardial Recursos Alternativos en Níjar (Almería).

Al mismo tiempo, el Gobierno ha aprobado un real decreto-ley con las dos primeras convocatorias de ayudas incluidas en este PERTE y dirigidas a mejorar la digitalización del campo. Dotadas de un total de 3 millones de euros, según ha explicado Planas, una de ellas se dirige a dar información, formación y demostración en tecnologías digitales a organizaciones agrarias, cooperativas y entidades dedicadas a tareas formativas, mientras que la otra se dirige al asesoramiento digital agroalimentario.

Estas dos convocatorias de ayudas se encuentran bajo el paraguas de uno de los tres grandes ejes de este proyecto dirigido a apoyar la digitalización de los agentes de la cadena de valor (transformación, comercialización y distribución) por importe de 454,35 millones de euros, según ha enumerado Planas. Los otros dos ejes son, por un lado, el fortalecimiento a la industria agroalimentaria (400 millones de euros) para "mejorar los procesos de producción e incrementar su competitividad" y, por otro, el apoyo a la investigación y a la innovación con 148,56 millones de euros.

El sector agroalimentario contribuye con casi un 10% al PIB y está conformado, en su mayor parte, por pequeñas y medianas empresas. Un 96% de las más de 30.500 empresas son pymes. De esta forma, el PERTE se concibe, según ha expuesto Planas, como un conjunto de medidas que benefician a empresas y autónomos del sector agroalimentario y que generan sinergias con unos objetivos claros: mejorar la competitividad, la sostenibilidad y la trazabilidad y seguridad del sector agroalimentario que tendrá un impacto que "en un escenario conservador” será de 3.000 millones de euros.

Noticias relacionadas

"Pero no hay que perder la perspectiva de conjunto", ha explicado Planas, que ha sumado a este proyecto estratégico otras medidas puestas en marcha por el Gobierno en los últimos meses como la Política Agraria Común que entre 2021 y 2027 destinará 47.724 millones de euros, mas la cofinanciación nacional y autonómica, que podría elevar la cuantía por encima de los 54.000 millones de euros, así como entorno a 1.100 millones para el fondo marítimo y de la pesca; 1.051 millones correspondientes al componente 3 del plan de recuperación que estarán dedicados "específicamente" al sector primario. 

Tensión en el campo

Por otra parte, Planas también ha reiterado el "compromiso" del Gobierno con el sector primario y ha vuelto a rechazar "radicalmente" los incidentes que se vivieron hace una semana en Lorca (Murcia). "Rechazamos cualquier utilización que se pueda hacer (del campo) como un elemento que pueda ser coacción y falta de respeto a las personas e instituciones, pero nos encontramos en un momento de profunda transformación del conjunto de la sociedad y del sector primario y disponer de elementos de inversión como estos son un elemento de futuro y de tranquilidad", ha añadido.