Cuentas públicas

El impuesto mínimo del 15% en Sociedades se abre paso en los Presupuestos de 2022

  • Calviño admite que es una medida "razonable" y los socios parlamentarios no presentan resistencia

  • Fuentes de Unidas Podemos se muestran "optimistas" aunque advierten de que la negociación con el PSOE no está cerrada

El presidente del Gobierno y las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz en el Congreso de los Diputados.

El presidente del Gobierno y las vicepresidentas Nadia Calviño y Yolanda Díaz en el Congreso de los Diputados. / José Luis Roca

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Redactora jefe

Especialista en Macroeconomía, presupuestos, impuestos y pensiones.

Escribe desde Madrid

ver +

El establecimiento en 2022 de un tipo mínimo efectivo del 15% en el impuesto de Sociedades para las empresas de mayor tamaño y los grupos avanza en la negociación presupuestaria entre los dos socios de Gobierno. Fuentes del Ejecutivo, tanto del lado socialista como del morado, confirman a EL PERIÓDICO que el establecimiento de un tipo mínimo del 15% ya en 2022 se está abriendo paso en la negociación presupuestaria entre ambos socios, aunque aún no está definitivamente cerrado.

Unidas Podemos exige que esta medida, que forma parte de su acuerdo de legislatura con el PSOE se adopte sin más demora en 2022. En el lado socialista, la propia vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ha admitido que ve "razonable" plasmar este tipo efectivo del 15% en los próximos Presupuestos ya que, desde su punto de vista esta medida no supone un "cambio significativo" del sistema fiscal español que debiera esperar a las conclusiones que el grupo de expertos para la reforma tributaria prevé presentar en febrero. "Es un tema que estamos defendiendo a nivel internacional y que no supone un cambio significativo de nuestro sistema fiscal", afirmó este domingo Calviño en una entrevista con El País.

En realidad, fue el propio presidente Pedro Sánchez, durante su reciente viaje a Nueva York, quien dejó la puerta abierta al 15% en los Presupuestos de 2022, después de haberle dado un portazo en julio, cuando al ser preguntado por esta cuestión respondió que el Gobierno descartaba "una revisión del modelo fiscal" en 2022. Algo ha cambiado, pues, en estos dos meses. Y es que los negociadores de Unidas Podemos, con la vicepresidenta Yolanda Díaz al frente, se han hecho fuertes en la demanda de esta medida tributaria en la previsión de que los de 2022 sean los últimos Presupuestos del Estado que su formación pueda pactar con los socialistas, antes del año electoral de 2023.

El antecedente de 2019

El fallido proyecto de Presupuestos de 2019 -que no logró ser aprobado por la falta de apoyo de ERC a última hora- ya incorporó una tributación mínima efectiva del 15% para sociedades con una facturación a partir de 20 millones y para los grupos empresariales. Se estimó entonces que la medida afectaría apenas a unas 10.000 empresas y que llevaría al Tesoro una recaudación adicional de unos 1.700 millones. 

Fuentes de Unidas Podemos se muestran "optimistas" sobre la introducción de esta subida tributaria en la que ven "una vía con la que contribuir a financiar el escudo social del Gobierno". "Parece que va para adelante", comentan otras fuentes implicadas en la negociación. No obstante se advierte de que "la negociación no está cerrada" y que prosiguen los contactos que los negociadores morados -el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, y el director de gabinete de la Vicepresidencia Segunda, Josep Vendrell- mantienen con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Sin resistencias parlamentarias

Además, esta imposición efectiva mínima del 15% se anticipa como asumible por el resto de los socios parlamentarios con los que el PSOE pretende renovar el apoyo a las Cuentas del Estado ya obtenido para el 2021. En principio, una subida de impuestos de este tipo no incomoda a los socios parlamentarios de izquierda (Compromís, EH Bildu o ERC), según explica Joan Baldoví, respecto de Compromís.

Tampoco el PNV parece sentirse incómodo, en principio, con un medida de este tipo pues la decisión no afectaría a las haciendas forales, con competencias normativas propias en materia de tributación directa, recuerdan en el grupo parlamentario vasco. Además, fuentes del Ejecutivo vasco recuerdan que las haciendas forales ya tiene establecido un tipo efectivo mínimo del 17% sobre la base imponible con carácter general para las sociedades que tributan en Euskadi (el 15% para las pequeñas empresas).

En todo caso, la posible introducción de un tipo efectivo mínimo del 15% no ha estado aún en la primera ronda de conversaciones presupuestarias entre el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, con grupos parlamentarios la semana pasada, según han confirmado representantes de diferentes grupos políticos.

Acuerdo internacional

La imposición de un tipo efectivo mínimo del 15% en Sociedades forma parte de los recientes acuerdos en materia de fiscalidad internacional alcanzados en el seno de la OCDE, del G-20 y del G-7, donde la presidencia de Joe Biden ha servido para avanzar en esta cuestión que su antecesor Donald Trump mantenía bloqueada. El PSOE de Pedro Sánchez ya lo incorporó en su programa económico económico en abril de 2018 y luego pasó a formar parte del acuerdo de legislatura con Unidas Podemos.

El objetivo de esta medida es evitar que empresas, por la vía de bonificaciones fiscales en España y en los países donde operan, acaben tributando a un tipo efectivo muy inferior al tipo nominal del 25% que marca la ley. Para ello se establece que las empresas de mayor tamaño no tributen nunca por debajo de un tipo efectivo del 15% después de haber aplicado todas las bonificaciones a su alcance. En todo caso, el proyecto de ley de Presupuestos de 2019, en su artículo 64, establecía que las cantidades no deducidas podrían ser aplicadas en ejercicios posteriores.

Noticias relacionadas

Datos de la Agencia Tributaria

Según datos de la Agencia Tributaria sobre los tributos que pagan las 112 multinacionales españolas (y sus casi 10.000 filiales en el extranjero) el tipo efectivo medio fue del 17% sobre el beneficio obtenido en 2017. Para 22 de ellas, el tipo efectivo medio fue del 1,3% sobre el beneficio; para otras 45 fue del 3,1% y para 23 de ellas fue del 31,7%. Frente a esto, el tipo efectivo de las pymes sobre el beneficio está en torno al 15%.