Comparecencia con Guterres

Sánchez avisa a Podemos de que no habrá reforma fiscal este año

  • El presidente subraya que la prioridad es la "consolidación económica", así que la revisión impositiva llegará, "pero no para el próximo año"

  • Manifiesta su respaldo a la rectificación de Escrivá sobre los 'baby boomers' y se remite a los avances del diálogo social en la reforma de pensiones

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe en la Moncloa al secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, este 2 de julio.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recibe en la Moncloa al secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, este 2 de julio. / David Castro

4
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

"No vamos a abrir en los Presupuestos de 2022 una revisión del modelo fiscal, que está pendiente, pero no para el próximo año". Pedro Sánchez fue rotundo y explícito. Los nuevos Presupuestos del Estado para 2022, los que presentará "en tiempo y forma", no contemplarán una subida de impuestos en la línea que desea Unidas Podemos. El presidente del Gobierno, como ya advirtiera de cara a las cuentas de 2021, entiende que este es el momento de la "recuperación" de la economía, del afianzamiento de las señales incipientes de mejora. Esa reforma llegará, pero no ahora.

El jefe del Ejecutivo despejó las dudas durante su breve rueda de prensa en la Moncloa con el secretario general de la ONU, el portugués António Guterres, recién reelegido y de visita en España. La comparecencia le sirvió para respaldar también al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en la negociación de la reforma de las pensiones -y en concreto, su rectificación de que la generación del 'baby boom' tendrá que asumir algún ajuste- y para insistir en que un referéndum de autodeterminación no solo es inviable constitucionalmente, sino también desde un punto de vista político, pues fracturaría aún más a la sociedad catalana.

No vamos a abrir en los Presupuestos de 2022 una revisión del modelo fiscal, que está pendiente, pero no para el próximo año

Pedro Sánchez

Presidente del Gobierno

Sánchez reivindicó el avance de la vacunación y los buenos datos económicos que ya se empiezan a sentir tras más de un año de lucha contra la pandemia. "España va a mejor cada semana", reiteró en varias ocasiones, a modo de eslogan -y que recordaba, por cierto, el 'España va bien' de José María Aznar-. Recordó que ya hay casi 18 millones de inmunizados, cerca del 38% de la población, tras el récord diario que se registró ayer jueves (747.589 pinchazos), y que está al alcance el llegar al 70% de la población vacunada para finales de agosto, y presumió de los "sobresalientes" números de caída del paro y subida de la afiliación, de ocupación femenina y de rebaja, aún "insuficiente", del desempleo juvenil. "Estos Presupuestos van a eso, a consolidar la recuperación económica, a fortalecer el ritmo de creación de empleo en nuestro país, especialmente entre la población joven y a hacer que la recuperación sea lo más justa posible", indicó.

Celebración del acuerdo de la OCDE

Tras celebrar que la OCDE haya llegado a un acuerdo para un tipo mínimo del 15% en el impuesto de sociedades -"es muy importante el debate sobre la imposición global para evitar 'dumpings' fiscales-, subrayó que la hoja de ruta del Gobierno, ahora mismo, es la "consolidación económica". Y por eso zanjó el debate, antes siquiera de que empezara a tomar vuelo, respecto a una reforma fiscal. Unidas Podemos ya presionó en los PGE de 2021 para tocar algunas figuras y que pagaran más las rentas más altas, pero el presidente y Hacienda lo frenaron, con el argumento de que no se podía entorpecer la recuperación. Esa doctrina sirve también para las cuentas públicas que comenzarán a negociarse en el último trimestre del año.

El presidente pide no "minusvalorar" el pacto sobre pensiones ya alcanzado, el primero en diez años

No se abrirá, por tanto, una "revisión del modelo fiscal para el próximo año". "Queremos recuperar la economía, salir de esta, superar la pandemia, modernizar nuestra economía con los fondos europeos", concluyó. Los socios morados del Ejecutivo sí querían abrir ese melón de cara a los PGE de 2022, pero el portazo del líder socialista fue elocuente. No obstante, aún queda recorrido de discusión interna y con las formaciones políticas. Pero la posición de partida de Sánchez marca la pauta.

El presidente firmó ayer con los agentes sociales el acuerdo sobre el primer tramo de la negociación de las pensiones, pero aún queda el recorrido más complicado. El jueves, en TVE, el ministro Escrivá advirtió a los 'baby boomers', que en breve empezarán a jubilarse y son el grupo etario más voluminoso, que deberán asumir un ajuste en sus prestaciones o trabajar más, declaraciones que fueron criticadas por sindicatos y patronal. Sánchez puso en valor el trabajo hecho por el titular de Inclusión, siguiendo las recomendaciones del Pacto de Toledo, que ha conseguido cerrar el primer pacto en materia de pensiones en diez años, ya que se garantiza la sostenibilidad de las prestaciones y estas se indexarán, "gobierne quien gobierne", a la evolución del IPC. "No minusvaloremos un acuerdo de enorme trascendencia política y social", rogó, ya que conecta con las demandas de los pensionistas.

Noticias relacionadas

"La fórmula y el método es el diálogo social", asegura el líder socialista, corrigiendo por tanto al ministro

Acto seguido, Sánchez pidió dejar al ministro seguir trabajando en el marco del diálogo con patronal y centrales sindicales. "La fórmula y el método es el diálogo social y vamos a trabajar en los próximos meses en la segunda parte de la reforma", sostuvo. El presidente se remitió a las palabras de esta misma mañana de Escrivá. Él, en la rueda de prensa de presentación de los datos de paro registrado y afiliación a la Seguridad Social del mes de junio, reconoció que ayer jueves "no tuvo el mejor día" y que el mecanismo de equidad intergeneracional, que sustituirá al factor de sostenibilidad, está aún sin definir. "Han sido palabras suficientemente elocuentes", señaló el jefe del Gobierno.