Falta de transparencia

Multa de 225 millones de euros a WhatsApp por ocultar qué datos comparte con Facebook

  • El Comité Europeo de Protección de Datos fuerza a Irlanda a imponer una sanción récord contra el gigante digital por violar las leyes de privacidad de la UE

La silueta de un brazo sostiene un teléfono con el logo de WhatsApp.

La silueta de un brazo sostiene un teléfono con el logo de WhatsApp. / REUTERS / DADO RUVIC

2
Se lee en minutos
Carles Planas Bou
Carles Planas Bou

Periodista

Especialista en Redes, algoritmos y la intersección entre política y tecnología

Escribe desde Barcelona

ver +

Multa récord contra WhatsApp. Este jueves, Irlanda ha impuesto una sanción de 225 millones de euros a la aplicación de mensajería instantánea por ocultar qué datos de los usuarios europeos comparte con Facebook, su propietaria, lo que supone una violación de la privacidad según las leyes comunitarias de protección de datos.

El Comisionado de Privacidad de Datos de Irlanda (DPC) ha establecido que, en 2018, WhatsApp falló al no proporcionar la información suficiente para que sus usuarios pudiesen conocer de forma transparente como sus datos eran usados y compartidos con Facebook para propósitos publicitarios. También se culpa a la compañía por no cumplir con sus “obligaciones de transparencia” y se la insta a adoptar "una serie de medidas correctivas específicas".

Multa récord

Irlanda es el principal regulador de Facebook en la Unión Europea (UE) debido a que la sede del gigante social está situada en ese país. Anteriormente, organismos reguladores de otros países europeos criticaron el DPC por tardar demasiado en adoptar decisiones y no aplicar multas suficientemente elevadas. El duro revés de ahora al gigante de las redes sociales capitaneado por Mark Zuckerberg llega después tres años de denuncias, pues el caso se abrió en diciembre del 2018. Los 225 millones de euros finales son la mayor multa impuesta nunca por el regulador del país. Esa severidad se debe al Comité Europeo de Protección de Datos, cuya presión ha forzado a Irlanda a aumentar el volumen de la sanción en entre unos 30 y 50 millones de euros, eso es, cuatro veces más de lo que las autoridades irlandesas propusieron en un principio.

WhatsApp ya ha dicho que la sanción, que se refiere a una violación de la privacidad ocurrida en 2018, es “totalmente desproporcionada” y ha anunciado que recurrirá la decisión a los tribunales. “Hemos trabajado para garantizar que la información que brindamos sea transparente y completa, y continuaremos haciéndolo”, señaló un portavoz de la compañía.

Facebook, en el punto de mira

Noticias relacionadas

El pasado mes de febrero WhatsApp anunció un cambio de políticas con el que pasaría a compartir los datos de sus usuarios con Facebook. La decisión causó una fuerte preocupación por la privacidad e indignación porque así rompía una de las promesas fundamentales que Zuckerberg hizo al comprar la aplicación de mensajería móvil en 2014. La obligación de aceptar esas condiciones para seguir usando la app llevó a muchos a pasarse a otros servicios de chat más privados como Telegram o Signal. La presión forzó a WhatsApp a prorrogar la aplicación de esa medida a mayo y, finalmente, a permitir el uso de la app sin acatar ese trasvase de tus datos.

Con la sanción impuesta este jueves, la UE vuelve a colocar al gigante tecnológico en el punto de mira. En junio se abrió una investigación formal para investigar si Facebook ha vulnerado las leyes de competencia europeas al abusar de su poder usando los datos publicitarios que recopila para reforzar su poder y actuar como un monopolio.