Estimaciones

El turismo perderá 20.934 millones de euros este verano, según Exceltur

El lobi advierte una ralentización de las reservas de los turistas franceses, alemanes e italianos

La playa de la Barceloneta, el pasado 13 de junio.

La playa de la Barceloneta, el pasado 13 de junio. / Jordi Otix

3
Se lee en minutos
El Periódico

Un año más el inicio del verano comienza con un freno de las expectativas. Después de 15 meses de sequía, el turismo advertía la temporada estival como el inicio de la ansiada recuperación, ya con buena parte de la población vacunada, pero el aumento de los rebrotes y el retraso en la llegada de turistas de fuera hace que el sector sea cauteloso y rebaje sus previsiones. Según el lobi turístico Exceltur, el turismo perderá este verano 20.934 millones de euros este verano.

"Atravesamos desde hace 10 días un escenario muy volátil que, a modo de montaña rusa, está lleno de vaivenes e imprevistos que dificultan las previsiones a corto sobre la evolución del verano", indica el lobi formado por empresas como Iberia o Meliá. Exceltur estima una caída del PIB turístico --actividad directa e indirecta del sector-- del 34,9% para el tercer trimestre respecto al mismo periodo de 2019, frente al 33% anunciado en una anterior estimación. Malas cifras, aunque mejores que en 2019 cuando la caída fue del 58,4%. Esto supondría una actividad directa e indirecta de 37.978 millones de euros, por encima de los 24.301 millones de 2020, pero inferior de los 58.372 millones de 2019.

El retraso del inicio de la llegada de británicos a España, hasta la última decena de julio y al freno y tendencia a la "ralentización ya acusada en el ritmo de reservas, de los mercados francés, alemán e italiano ante las recientes recomendaciones de sus Gobiernos, desaconsejando viajar a España" son las causantes de esta corrección a la baja, pese a un "gran comportamiento de la demanda interna". No obstante, el lobi advierte de que nuevos rebrotes podrían "desvirtuar estas previsiones".

Si se observa el conjunto del año, el PIB turístico español al cierre del año 2021 sería de 72.514 millones de euros, por debajo del de 2019, aunque mejora parcialmente los 53.000 millones de euros con los que cerró 2020. Estas cifras se dan a pesar de la escasa demanda turística del segundo trimestre, limitada a los viajes de negocios y al inicio de algunas ferias (FITUR), que se reactivó a partir del fin del estado de alarma con demanda española y de alemanes, franceses y centroeuropeos (suizos, luxemburgueses) desde junio; y que se compensa con un cuarto trimestre que se comportará, según Exceltur, "mejor de lo esperado".

Buena comunicación

Noticias relacionadas

Ante esa situación, la mayoría de empresarios turísticos aspiran con muchas cautelas a una reactivación de sus ventas en todos los subsectores de la cadena de valor turística en los próximos meses de verano, si bien estarán aún muy lejos de los niveles de 2019 y de poderse vislumbrar una clara tendencia de recuperación sin potenciales sobresaltos en el camino. Por ello, el lobi turístico "exige" políticas coordinadas entre el Gobierno y las comunidades autónomas sobre los "excesos y conductas irresponsables entre los ciudadanos", en relación al rebrote de Mallorca y otras situaciones de "botellones o pisos turísticos que ponen en riesgo el sector turístico".

Exceltur reclama una "urgente" campaña de comunicación en los principales países europeos que han promulgado recomendaciones en contra de viajar a España para "trasladar internacionalmente una imagen más sosegada" del país con el fin de evitar esa 'mala prensa' que pueda frenar el interés de los turistas extranjeros por visitar este verano España, así como "acelerar la vacunación priorizando a los jóvenes, asegurar el alcance adecuado del Certificado Verde Digital de la UE y procurar acuerdos bilaterales con mercados turísticos fuera del espacio Schengen". También, reforzar la inversión en campañas promocionales, la extensión de los erte hasta finales de 2021, facilitar las condiciones de acceso y elevando la dotación de las ayudas directas a fondo perdido específicas para el sector, acelerar la gestión de la SEPI y facilitar extender las condiciones de repago de créditos ICO.