Encuesta de Aecoc

El 53% de los españoles prevé viajar este verano

El 88% de los consumidores afirma que gastará menos tanto en alojamiento como en desplazamientos en avión, tren o cualquier otro medio de transporte

Playa de Levante de Salou, en Tarragona.

Playa de Levante de Salou, en Tarragona. / Jaume Sellart (EFE)

3
Se lee en minutos

El avance del proceso de vacunación, el levantamiento progresivo de las restricciones y la mejora de la confianza aceleran la recuperación económica. Según el sexto barómetro ‘Consumo y compra dentro y fuera del hogar después del COVID-19’, realizado por AECOC Shopperview en colaboración con 40dB, el 53% de los españoles tiene previsto salir de vacaciones este año. Tan solo el 25% de los consumidores tiene previsto quedarse en casa en las próximas vacaciones estivales, una mejora notable respecto al 49% que decidió pasar el verano de 2020 en su residencia habitual.

De los ciudadanos que tienen claro que harán vacaciones, la mayoría optará por estancias en España. En concreto, el 41% tiene previsto hacer una reserva en hoteles u hostales (vs 28% del verano de 2020), un 40% pasará sus vacaciones en casas rurales o apartamentos (vs 31%) y un 33% también optará por ir a su segunda residencia (vs 33%). Tan solo el 12% de los encuestados afirma que este verano viajará al extranjero.

A pesar de la reactivación de la movilidad, el verano estará marcado por la contención del gasto. De hecho, el 88% de los consumidores afirma que gastará menos tanto en alojamiento como en desplazamientos en avión, tren o cualquier otro medio de transporte. En cuanto a la distribución del gasto, el 63% mantendrá sus hábitos de consumo en casa y en restaurantes, por un 16% que aumentará el gasto en alimentación para comer en el hogar y un 21% que saldrá más a bares y restaurantes que antes del verano.

El barómetro de Aecoc también radiografía la evolución del Índice de Confianza del Consumidor, que muestra una mejora en los últimos meses. El estudio confirma que el porcentaje de hogares que considera que su situación económica ha empeorado desde el inicio de la pandemia ha descendido del 48% al 32% en el último año, mientras que el 25% cree que su economía empeorará en un futuro próximo (doce puntos menos que a finales de 2020).

En la misma línea, la encuesta dibuja un consumidor menos temeroso ante el virus. El 48% sigue preocupado por la posibilidad de contagio (vs 59% en febrero) y un 45% cree que todavía no hay suficiente población vacunada como para recuperar sus hábitos (vs. 56%). La confianza en la vuelta a la normalidad queda reflejada en el hecho de que tan solo el 1% dice que no recuperará sus hábitos una vez termine el proceso de vacunación. A pesar de esta mejora de la confianza, el consumidor sigue siendo cauteloso y el 94% aún gasta menos que antes de la pandemia, lo que incrementa el ahorro disponible.

Noticias relacionadas

El barómetro muestra también una consolidación del consumo de alimentación en el hogar. Siete de cada diez consumidores cocina más en casa que antes de la pandemia porque sale menos veces a comer fuera de casa. De hecho, la mitad de los encuestados ya no sale a bares y restaurantes, ya sea por miedo al virus o para reducir gastos. Este consumo más hogareño ha incidido en el crecimiento de una cesta de la compra más sostenible, pero también del delivery, al que ya acuden el 37% de los consumidores. De estos, algo más de la mitad hace pedidos un mínimo de una vez a la semana.

Cuatro de cada diez consumidores compra hoy más productos por internet que a principios del año, y el 95% de los compradores online asegura que se mantendrán fieles al canal una vez pase la pandemia. De hecho, el porcentaje de usuarios del comercio electrónico que afirma que abandonará el canal ha bajado del 22% al 5% en un año. En cuanto a la evolución de los hábitos adquiridos durante la pandemia, los consumidores siguen prefiriendo hacer sus compras en pocos establecimientos, pero ha caído la importancia de la proximidad y la rapidez a la hora de hacer la compra. El informe también apunta a que sigue creciendo la preocupación de los consumidores por hacer compras saludables y sostenibles, y evidencia una falta de innovación en los lineales: el 29% de los encuestados afirma que hoy encuentra menos productos nuevos en los establecimientos y el 25% dice que no encuentra artículos adecuados a las nuevas necesidades provocadas por la pandemia, como mascarillas, productos de higiene y desinfección del hogar, alimentos con fecha de caducidad más extensa o más oferta natural y saludable.