Expansión de una farma catalana

Reig Jofre reserva el 80% de su capacidad para la vacuna de Janssen

La nueva vacuna, pendiente de la aprobación europea, se suministra en una sola dosis y no requiere temperaturas ultrabajas para su conservación

La multinacional catalana reconoce que el acuerdo con Johnson & Johnson supone "un antes y después" para la compañía

Trabajadores de la farmacéutica catalana Reig Jofre, en las instalaciones de la empresa en Sant Joan Despí, este martes.

Trabajadores de la farmacéutica catalana Reig Jofre, en las instalaciones de la empresa en Sant Joan Despí, este martes. / Efe / Alejandro García

5
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

La farmacéutica catalana Reig Jofre prevé reservar el 80% de la capacidad productiva de su nueva planta de liofilizados de Sant Joan Despí a la vacuna anticovid de Janssen. Según el consejero delegado de la compañía, Ignasi Biosca, el acuerdo de producción para Johnson & Johnson está todavía en proceso de negociación y pendiente de la autorización de las autoridades sanitarias europeas pero supondrá en la práctica "un antes y después para la compañía" y condicionará también su planificación industrial, como parte del "compromiso" de la firma catalana con la situación excepcional derivada de la pandemia. La firma, según Biosca, prevé adaptar su nueva planta que será operativa en el segundo trimestre del año a las necesidades de producción de la vacuna Janssen, pero "sin poner en riesgo otros proyectos". Pero Reig Jofre ya pone a disposición de la firma estadounidense una capacidad de producción mínima del orden de 3,3 millones de viales liofilizados al mes, unos 40 millones al año, como mínimo. La firma ya está incorporando a un centenar de personas para cubrir la necesidades de la nueva planta y "poder poner en marcha cinco turnos de trabajo cuando llegue el momento", según fuentes de Reig Jofre.

Para Biosca, el acuerdo de producción de la vacuna de Janssen es el resultado de la apuesta estratégica de Reig Jofre en el 2017, momento en el que se decidió apostar por invertir 30 millones de euros en una nueva instalación para producir liofilizados (vacunas) para terceros. "Se corrobora la buena apuesta estratégica y es un éxito que Janssen haya confiado en Reig Jofre para la futura producción". En cualquier caso, Biosca ha sido prudente a la hora de dar plazos, ya que ha advertido que la distribución y comercialización de la vacuna dependerá totalmente de Janssen. El directivo de Reig Jofre sí ha alabado el protagonismo que va a tener la vacuna de Janssen para combatir el covid, ya que se trata de una vacuna de una sola dosis y que solo requiere una simple nevera para su conservación.

La compañía farmacéutica Reig Jofre cerró el 2020 con unas ventas de 230 millones de euros y alcanzó un resultado consolidado de 5,7 millones de euros, con un crecimiento del 15% en ambas magnitudes. En un año marcado por el impacto de la pandemia, Reig Jofre crece a doble dígito y las perspectivas mejorarán todavía más este año con la fabricación de la vacuna anticovid desarrollada por Janssen Pharmaceutical. La planta de inyectables estériles ha supuesto una inversión de 30 millones de euros (aportados entre el 2018 y el 2020). El ebitda alcanzó los 26,5 millones de euros lo que en términos ajustados supondría un crecimiento del 21%. Las inversiones en tecnología y capacidad realizadas en el 2020 alcanzaron los 11,8 millones de euros.

El consejero delegado de Reig Jofre, Ignasi Biosca, durante la presentación de resultados.

/

La vacuna Jansen, de una sola dosis, está llamada a ser una de la principales herramientas en la lucha contra la pandemia. Y Reig Jofre estará en condiciones de producir con su nueva planta hasta 50 millones de viales liofilizados al año, con cinco turnos de trabajo. Los 30 millones de euros invertidos en la nueva planta van a ser más rentables de lo previsto, tanto desde un punto de vista económico como de retorno a la sociedad. Con la nueva planta de Sant Joan Despí está previsto que pueda triplicar la capacidad de producción de medicamentos de Reig Jofre, con un centenar de nuevos contratos. En principio, la instalación debía destinarse a desarrollar nuevos mercados a escala internacional con mejoras de costes energéticos y tecnológicas. 

La integración de la nueva cartera de producto Osteoarticular, adquirida en julio de 2019, el crecimiento internacional y la venta de medicamentos esenciales compensaron la pérdida de ingresos en otros productos consecuencia de la crisis del covid. Nexo común a la evolución de la actividad farmacéutica es que durante la actual pandemia se han registrado cambios notables en los hábitos de consumo e impacto de las enfermedades comunes, lo que ha obligado a la adaptación productiva de las empresas. Pese a estos cambios, las tres divisiones de Reig Jofre presentaron crecimientos positivos en la cifra de ventas el año pasado.

Divisiones

La división de Pharma Tech (48% de las ventas) logró un crecimiento del 12% gracias a la fabricación de medicamentos esenciales vinculados a la pandemia, principalmente sedantes, analgésicos y relajantes musculares, y a la buena evolución de las ventas a nivel internacional. Algunas gamas de antibióticos orales han retrocedido, al producirse menos infecciones por las medidas de distanciamiento. La división de Specialty Products crece un 29% gracias al área terapéutica osteoarticular, que aporta 29 millones de ingresos del año. El resto de la división, centrado en dermatología y salud de la mujer, presenta una disminución del 2% de los ingresos, a causa de la reducción de la visita médica de pacientes que impacta negativamente en el número de nuevas recetas. El área de Consumer Healthcare crece un 7% en ventas. La crisis sanitaria ha impulsado el crecimiento de las gamas OTC de desinfección (alcoholes, clorhexidinas, etc), y ciertas gamas de complementos alimenticios de la marca FORTE PHARMA orientadas al fortalecimiento del sistema inmune, vitaminas, probióticos y jaleas. Esto ha compensado el efecto en otras gamas, como el control de peso, que han retrocedido en 2020.

Noticias relacionadas

El mercado español representa un 45% de los ingresos y ha crecido un 15% en 2020, por el nuevo negocio osteoarticular y favorecido por la demanda de medicamentos esenciales. El resto de mercados europeos ha tenido un crecimiento del 8%, en especial en productos inyectables esenciales y en el área osteoarticular. El resto de países, que en conjunto representan el 13% de las ventas, presentan un 44% de crecimiento en ingresos, procedente principalmente del área de tecnologías farmacéuticas.

España crece un 15% en ingresos, impulsada por la compra del negocio osteoarticular, a pesar de la bajada en los productos de receta médica. El resto de Europa crece un 8% y el conjunto de otros mercados mundiales crecen un destacado 44%, consolidando nuestra estrategia de expansión internacional.