A la espera de la decisión en Naturgy

El Gobierno ha autorizado 13 operaciones de inversión exterior en empresas estratégicas

  • El Consejo de Ministros ha dado el plácet a todas las compras extranjeras que han pasado por su mesa

  • La más destacada es la compra de la empresa estatal china Three Gorges de plantas solares de X-ELIO

Oficinas de Naturgy

Oficinas de Naturgy

Se lee en minutos

El Gobierno estableció en marzo del 2020 una especie de ‘acción de oro’ para blindar a empresas españolas en sectores estratégicos frente al capital extranjero. En estos once meses -a falta de conocer cuál será su opinión sobre la inversión más sonada de todas, la opa parcial de IFM sobre Naturgy (que todavía no ha sido registrada en el Ministerio de Industria)-, el Consejo de Ministros ha dado luz verde a 13 operaciones de inversión exterior en diferentes sectores.

El control previo de las inversiones extranjeras en empresas españolas de sectores estratégicos fue adoptado al amparo de la normativa europea adoptada en el 2019 para el conjunto de la Unión Europea. Tras las caídas bursátiles derivadas del covid, el objetivo del Gobierno fue tratar de evitar la venta a precio de saldo de compañías de sectores como energía y telecos a terceros países, especialmente empresas estatales y fondos soberanos. "El foco de la norma está en los estados, en que no queremos que nuestros sectores estratégicos caigan en manos de estados terceros", explica el socio de de Mercantil de Latham & Watkins, José Antonio Sánchez-Dafos.

El Consejo de Ministros debe autorizar (o no) las inversiones extranjeras de más de 500 millones o que supongan más del 10% del capital de la empresa española. 

Tres de las autorizaciones otorgadas corresponden al sector de la energía. Es el caso de la inversión de 103 millones de la canadiense Aimco en renovables o la compra de activos de Viesgo por la portuguesa EDP en una operación de 2.700 millones de euros. 

Pero la que más llama la atención es la autorización otorgada a la empresa estatal china Three Gorges -propietaria de la mayor central hidroeléctrica del mundo, la presa de las Tres Gargantas- para hacerse con una cartera de 500 megavatios de energía solar fotovoltaica en un total de 13 plantas de energía de la compañía X-ELIO. Además, el gigante chino tendrá que volver a pasar pronto por el examen del Consejo de Ministros, pues acaba de anunciar la compra de 400 megavatios verdes a la familia Masaveu por alrededor de 500 millones, informa Europa Press. 

En el sector de las telecomunicaciones, el Gobierno ha autorizado la adquisición de MásMóvil por los fondos británicos KKR, Civen y Providence por 5.300 millones, así como la compra de Instalación de Tendidos Telefónicos (Itete) por parte del grupo francés Circet.

Además, las autorizaciones del Consejo de Ministros han afectado a sectores dispares. Es el caso de la entrada de capital del fondo Macquiere en la ‘start-up’ barcelones de firma electrónica Signaturit o en la hospitalaria Viamed Salud. También fue aceptada la compra de Terminales Portuarias por Maegor Investments, firma de la sociedad francesa Rubis Terminal Infra, por 352,3 millones, y la de GTT, compañía de software para la gestión de la recaudación de impuestos locales y regionales, por parte del fondo británico Anacap III. 

Completan la lista la compra Bank Degroof Petercam por Andbank, de propiedad andorrana; y la inversión de Casse Investments en el negocio del riego por goteo a través de las filiales españolas de las israelís Rivulis Irrigation y Eurodrip Irrigation por 19,14 millones. También la inversión de Ebay en Adevintia en el sector de los anuncios clasificados, y la inversión de Komipo Europe, propiedad del Grupo Korean Electric Power Corporation, en el holding financiero Kiwoom. 

Te puede interesar

"No se trata de vetar a un inversor chino porque sí (...) sino de cómo de estratégico es un sector y cuáles son los planes de la empresa. Si un chino quiere invertir en defensa, probablemente no le dejen porque tendrá conocimiento sobre la inteligencia española; pero si el inversor chino suma en vez de restar porque va a abrir un planta de fabricación en España, eso es bueno. Si quiere abrirla en Shanghai, quizás no", explica Sánchez-Dafos.

En el caso de Naturgy, la compañía es propietaria de los dos gasoductos que transportan gas desde Argelia, pero según Sánchez-Dafos la opa no cambiaría mucho su accionariado porque la compañía ya tiene a dos fondos extranjeros como CVC y GIP que suman más del 41% del capital, además de Sonatrach con el 4%. "Lo que hay que proteger es que se lleven sectores estratégicos de España, no que los amplíen", opina.