Energía

El australiano IFM agita el mercado con una opa parcial sobre Naturgy por 5.060 millones

  • El fondo ha lanzado una oferta parcial a 23 euros por acción, lo que supone una prima del22,7% respecto al precio medio ponderado del último trimestre

  • El Gobierno deberá dar el beneplácito a la oferta sobre la base de la norma 'antiopas' creada ante la caída de precio de las acciones de las compañías por el virus

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés. / EUROPA PRESS / NATURGY

Se lee en minutos

El gigante australiano IFM, fondo especializado en infraestructuras, ha agitado el mercado energético español al anunciar una oferta de compra (opa) para hacerse con el 22,7% de Naturgy por 5.060 millones. La oferta, vehiculada a través de una sociedad con sede en Holanda, se dirige sobre un máximo de 220 millones de acciones de la eléctrica española, representativas del 22,689% de su capital social.

IFM, que deberá esperar el pronunciamiento del Gobierno, que durante el pasado estado de alarma dictó una norma que limita el desembarco hostil de compradores foráneos en el capital de compañías estratégicas, ofrece 23 euros por acción, lo que supone una prima del 19,7% sobre el precio de cierre de este lunes (19,22 euros) y del 22,7% sobre el precio medio ponderado de las acciones de la compañía durante el trimestre anterior (18,74 euros). Esto implica unos 5.060 millones de euros en total que se pagarán en efectivo. Tras el anuncio de la oferta, convertida en un órdago al Gobierno, las acciones de Naturgy se han disparado en bolsa un 15,48%% hasta cerrar en 22,19 euros.

La oferta está sujeta a las pertinentes autorizaciones regulatorias y de competencia, pero especialmente a recibir el beneplácito del Gobierno por el blindaje del Ejecutivo a la entrada de capital extranjero en compañías estratégicas. Además, dependerá de lograr, al menos, un nivel de aceptación mínimo del 17% del capital social de la compañía. Naturgy ha afirmado haber conocido esta misma mañana, a través del comunicado enviado a la CNMV por IFM, los términos y condiciones de la OPA voluntaria "y no solicitada" realizada por dicho fondo. En un hecho relevante, la compañía que preside Francisco Reynés asegura que el consejo de administración de la eléctrica se pronunciará sobre esta oferta "cuando lo considere oportuno y, en cualquier caso, cuando sea legalmente preceptivo (tras la presentación del folleto)". Mientras tanto, continuará operando sus negocios "en el mejor interés de sus accionistas", añade.

Según fuentes cercanas a IFM, la opa se dirige a los accionistas minoritarios y no Criteria Caixa, primer accionista de Naturgy con el 24,4% del capital, con quien le gustaría compartir accionariado en la eléctrica. Además de Criteria, destacan como grandes accionistas Sonatrach (3,85% del capital), así como los fondos CVC, a través del vehículo inversor Rioja, y GIP. CVC (20,72%) y GIP (20,64%) suman un total de 41,36% de la energética), pero ambos se han comprometido a no vender sus participaciones. Si sale adelante la oferta de IFM, los tres fondos extranjeros (CVC, GIP e IFM) podrían sumar más del 60% del capital.

El fondo australiano ha descartado en el comunicado que su intención sea promover la exclusión de cotización de las acciones de Naturgy. Se prevén, eso sí, cambios en el consejo de la compañía. CVC y GIP se han comprometido a "votar a favor y apoyar acuerdos en la junta general de accionistas de Naturgy para que, lo antes posible después de la oferta, la composición del consejo de administración de Naturgy refleje una representación proporcional al capital social de Naturgy y el oferente (IFM) pueda designar consejeros conforme a dicha proporcionalidad".

Normas de prorrateo

Por otra parte, si el nivel de aceptación supera el número máximo de acciones a las que se dirige (ese 22,6% del capital social), se aplicarán las normas de prorrateo previstas en la legislación española. Por lo que, a priori, según defienden fuentes cercanas a IFM sería preferible que no se superase en gran medida ese máximo del 22% al que va dirigida la oferta y de ahí el interés en los minoritarios más que en Criteria, explican fuentes cercanas a IFM. Además, el precio de la oferta se reducirá si Naturgy realiza o declara cualquier distribución de dividendos, reservas, o cualquier otra remuneración a sus accionistas antes de la liquidación de la oferta.

IFM es un fondo especializado en infraestructuras que ya ha invertido en otras compañías españolas, como Aqualia y Aleatica. Fuentes cercanas a la compañía explican es una inversión con vocación de largo plazo. "En su condición de gestor de activos propiedad de fondos de pensiones australianos, el objetivo principal de IFM es obtener un rendimiento neto sostenible a largo plazo mediante la inversión en compañías de infraestructuras esenciales y de alta calidad", defiende el fondo en un comunicado. Además, subrayan estas mismas fuentes, Naturgy es una compañía muy "alineada" con sus objetivos de "sostenibilidad del medio ambiente".

Autorización decisiva del Gobierno

IFM prevé presentar la solicitud de autorización relativa a la oferta, junto con el folleto pertinente antes del 26 de febrero de 2021. En concreto, se estima que la presentación tendrá lugar en la primera mitad de dicho plazo. La oferta está sujeta a la autorización previa por parte del Consejo de Ministros. El motivo es que el Ejecutivo blindó a aquellas empresas consideradas como "estratégicas" frente a los inversores extranjeros, ante la caída de la cotización de muchas compañías con la pandemia, al fijar una especie de "acción de oro", según la cual, deberá de dar su autorización en todas aquellas adquisiciones iguales o superiores al 10% del capital.

Te puede interesar

"Es todavía prematuro hacer ningún tipo de valoración sobre esta cuestión", ha respondido la ministra portavoz, María Jesús Montero, al ser preguntada por esta la OPA en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Fuentes de Transición Ecológica han asegurado que seguirán "con atención cualquier operación societaria que afecte a una empresas relevante del sector energético, como el caso de Naturgy, ya que se trata de una empresa que ejerce actividades reguladas en régimen de monopolio, es un operador esencial y crítico en el sistema español y una empresa sujeta a obligaciones de servicio público".

El papel de La Caixa

Criteria, la hólding de La Caixa, es el principal accionista de Naturgy, con el 24,4% del capital. En principio ni esta sociedad ni su propietaria, la Fundació La Caixa, se han pronunciado sobre la operación, a diferencia de los fondos GIP y CVC, que tienen el 20% cada uno y han pactado con IFM quedar fuera de la opa.

Fuentes del mercado aseguran que la opa no era esperada por Criteria, que podría verse tentada por el precio ofrecido. Una opción para La Caixa podría ser desprenderse de una parte de su participación y así se podría mantener una buena parte de capital en manos españolas.

A su vez, Naturgy es una fuente de dividendos importante para alimentar la Obra Social y más en la actualidad en la que el BCE limitó el reparto de dividendos de los bancos (Criteria controla el 40% de CaixaBank). Tras Criteria, GIP y CVC, otro de los accionistas de referencia es la argelina Sonatrach, con el 3,85%.

La salida de Repsol del capital de la antigua Gas Natural en 2018 -- hoy Naturgy-- aceleró el cambio en el control de la compañía energética. La petrolera dejó atrás 27 años (de 1991 a 2018) como accionista. Pero no lo hizo de la noche a la mañana.

Primero vendió un 10% a GIP, que, a su vez adquirió otro 10% de La Caixa. Luego la petrolera presidida por Antoni Brufau vendió el capital restante a CVC, a través de una sociedad en la que también participa el Grupo March.