Balance de resultados

Cirsa perdió 254,6 millones en el 2020

La multinacional logró unos ingresos de 842 millones el año pasado en plena pandemia, el 47% menos

Local de apuestas deportivas de Sportium (Cirsa). 

Local de apuestas deportivas de Sportium (Cirsa). 

Se lee en minutos

Cirsa, la primera compañía del sector del juego en España, registró un resultado neto negativo de 254,6 millones de euros en el 2020, frente a los números rojos de 6,66 millones de euros registrados en el 2019, según los datos comunicados este jueves. La multinacional con sede en Terrassa y controlada por el fondo Blackstone obtuvo en el 2020 un beneficio operativo de 126 millones de euros (-73%), de los que 51 millones correspondieron al último trimestre del año, cuando se recuperó parcialmente la actividad frenada por la pandemia. Los ingresos de explotación se situaron en 842 millones de euros (un 47% menos que en el 2019), 211 de los cuales se generaron de octubre a diciembre.

Después de un gran inicio de año con unos resultados en enero y febrero de un +28% respecto al anterior ejercicio, como consecuencia del covid-19 la actividad del Grupo se vio fuertemente afectada durante el mes de marzo, por el cierre generalizado de todas sus operaciones en el mundo, así como por los posteriores y constantes cierres durante el resto del ejercicio. A pesar de la fuerte reducción de la capacidad operativa (45% menos de horas productivas que en un año convencional), el grupo consiguió reducir el impacto en los ingresos y en los resultados gracias a un plan de contención de costes que permitieron consolidar un 60% de ahorro y elevados niveles de liquidez durante todo el ejercicio.

Cirsa opera en nueve países. Gestiona 151 casinos, más de 83.000 máquinas recreativas, 79 salas de bingo, 237 salones, cerca de 3.000 puntos de apuestas deportivas y la división industrial, que integra los procesos de investigación, diseño y fabricación de máquinas recreativas y de sistemas de gestión de salas de juego e interconexión de máquinas. Asimismo, cuenta con licencias de juego 'on line' en España y Colombia.

Te puede interesar

La compañía ha invertido más de 6 millones de euros en medidas de prevención y seguridad sanitarias, y su plan "Juego Seguro" y otras medidas adoptadas por la compañía le han permitido ya en el cuarto trimestre del 2020 alcanzar los niveles de ingresos por hora que tenía antes de la pandemia. Al mismo tiempo, la multinacional ha recurrido a instrumentos como los ertes y ha aplicado programas de controles de costes que le han permitido recortar drásticamente sus costes fijos y variables..

Las restricciones por el covid-19 han afectado al negocio de casinos, salones y al de bingos, así como a las máquinas de juego ubicadas en las hostelería, pero Sportium, su marca de apuestas, mantuvo un "buen nivel de actividad", con el canal digital "plenamente operativo", apunta el grupo.

Temas

Empresas