Balance del 2020

El Govern estima que el coste de la pandemia para la Generalitat ha sido de 5.128 millones de euros

El gasto ha aumentado este año en 3.826 millones y los ingresos han bajado en 1.302

Aragonès destaca la "respuesta keynesiana" de la Generalitat ante una situación "excepcional"

El ’vicepresident’ de la Generalitat y titular del Departament de Economia, Pere Aragonés.

El ’vicepresident’ de la Generalitat y titular del Departament de Economia, Pere Aragonés. / Quique García (EFE)

Se lee en minutos

El Govern estima que la pandemia del covid-19 ha supuesto para las cuentas públicas de la Generalitat unas necesidades extraordinarias de financiación del orden de los 5.128 millones de euros. De esa cantidad, un total de 3.826 millones de euros corresponden al mayor gasto y 1.302 millones una pérdida de ingresos como consecuencia de los cierres y la menor actividad empresarial. El vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha defendido este miércoles la "respuesta keynesiana" afrontada por el ejecutivo catalán y el volumen global de gasto canalizado. El nivel de déficit asumido, de unos 1.500 millones de euros y equivalente a entre el 0,7% y el 0,8%, es considerado por el Govern como el más adecuado ante la falta de garantías presupuestarias para avanzar un mayor nivel de ayudas sin afectar a los pagos de la Administración catalana.

Aragonés ha reconocido el impacto excepcional en las finanzas de la Generalitat de la pandemia y ha asegurado que se habilitarán ayudas directas en el primer trimestre del año, aunque no se han cuantificado todavía.

Esa "respuesta keynesiana" de la que ha hablado Aragonès se ha plasmado especialmente en los sectores de la salud, de la educación y los servicios sociales, así como las ayudas de urgencia a los colectivos afectados y la compra de material sanitario de prevención, entre otros. De forma paralela, se está reduciendo la recaudación por la caída de la actividad económica y el aplazamiento de las autoliquidaciones de algunos impuestos.

En concreto, la pandemia ha generado a la Generalitat unas necesidades adicionales de gasto de 3.826 millones de euros. Del total de gastos no financieros no finalistas de la Generalitat en el 2020 (un total de 27.512 millones de euros), el gasto extraordinario relacionado con el covid representa un incremento del 14% de este presupuesto inicial.

Ls ingresos del sector público catalán se han recortado en 1.302 millones de euros, de los que 926 millones (71%) se deben a la caída de la recaudación de tributos propios y cedidos. Esta caída de recaudación deriva tanto de las medidas normativas adoptadas para hacer frente al impacto económico del covid, así como de la reducción de las bases imponibles por la caída de la actividad económica. La caída fiscal ha sido significativa tanto en tributos como en transmisiones patrimoniales, sobre el juego o la tasa turística. El resto de impacto deriva de la caída de ingresos de otras entidades públicas (ATM, ACA, FGC, Incasòl, Feria 2000, CCMA, universidades y otros). Los operadores de transporte público se han visto especialmente afectados.

Te puede interesar

El déficit de la Generalitat en el ejercicio 2020 se situará en torno a esos 1.500 millones de euros, lo que sitúa a Catalunya como la tercera comunidad autónoma por déficit este año, tras la Comunidad Valencia (-1,6%) y Murcia (-1,3%).

El Govern ha destacado el refuerzo de personal que se ha producido a lo largo del 2020 con el fin de dar respuesta a la pandemia. En concreto, se habrán incorporado unos 18.500 efectivos a través de programas temporales de personal en el marco de las medidas anticovid y para reforzar el personal sanitario.