Tras ocho años de litigios

Naturgy cierra un nuevo acuerdo para salir de Egipto

La española y Eni acuerdan valorar Unión Fenosa Gas en alrededor de 1.250 millones de euros

La empresa de Reynés recibirá 500 millones de euros en efectivo más los activos fuera de egipto

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, durante la junta de accionistas telemática de la compañía, celebrada en Madrid.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, durante la junta de accionistas telemática de la compañía, celebrada en Madrid.

Se lee en minutos

Sara Ledo

Naturgy vuelve a intentar poner punto y final a su batalla en Egipto. La compañía española ha alcanzado un nuevo acuerdo sobre Union Fenosa Gas (UFG), empresa participada por Naturgy y ENI a partes iguales, después de que el pacto sellado en febrero saltase por los aires en abril ante la imposibilidad de cumplir "algunas de sus condiciones", en concreto, la reactivación de la planta de Damietta debido al covid. Naturgy lleva ocho años de litigios en esta planta de licuefacción, sin funcionamiento desde el 2012 ante la negativa de la empresa pública egipcia de suministrarle gas. 

Según ha informado la compañía que preside Francisco Reynés a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el nuevo acuerdo es muy similar al anterior al valorar Unión Fenosa Gas en 1.500 millones de dólares (1.250 millones de euros), de los cuales 1.200 millones (1.000 millones) corresponden a sus activos egipcios y los restantes 300 millones a los activos de fuera de Egipto. Naturgy recibirá 600 millones de dólares (500 millones de euros) en efectivo, así como la mayoría de los activos fuera de Egipto, excluyendo las actividades comerciales de UFG en España. Es decir, el montante total ascendería a cerca de 900 millones de dólares (750 millones de euros). 

La transacción prevé ejecutarse durante los primeros meses de 2021, una vez que se cumplan las condiciones habituales precedentes, entre las que están, de nuevo, el reinicio de las operaciones en Damietta previsto para el primer trimestre de 2021. Con ella, la compañía pondrá fin a su relación con ENI y saldrá de Egipto, además, la energética se libera también de su contrato de aprovisionamiento de gas anual de 3.500 bcm para suministrar a sus ciclos combinados en España que finalizaba en 2029. "Este es un paso importante para reducir la exposición de la compañía a contratos de aprovisionamiento de gas, y resuelve una situación compleja que se había prolongado desde 2012, consumiendo tiempo y recursos significativos", ha precisado la energética en un comunicado en el comunicado. 

Macroproyecto egipcio

Te puede interesar

En el año 2005, Naturgy inauguró su mayor proyecto en el exterior hasta ese momento, una instalación de licuefacción en la localidad egipcia de Damietta participada en un 80% por la catalana y Eni (UFG) y en un 20% por las firmas egipcias de gas y petróleo, EGAS y EGPC. Pero, en el año 2012, se paró su funcionamiento porque la empresa pública egipcia dejó de suministrar gas alegando un supuesto estado de excepción derivado de la Primavera Árabe.

Entonces, Naturgy emprendió una batalla legal en varios frentes, entre ellos, una demanda contra EGAS ante la Corte de El Cairo y otra contra el Estado de Egipto ante el Ciadi porque su empresa pública no abonó los preceptos acordados entre ambas partes. En ambos casos, el fallo fue favorable a la compañía española. El tribunal internacional obligó a Egipto a pagar 1.500 millones a Naturgy 'por un trato injusto', pero la compañía ha optado por llegar a un acuerdo y cerrar una tormentosa batalla que ha durado casi una década.