consolidación del sector financiero

BBVA y Sabadell confirman que negocian una fusión

Las dos entidades analizan con sus asesores la operación para crear el segundo banco en España

La integración cuenta con el visto bueno del Gobierno y del Banco de España para reforzar el sistema financiero

BBVA y Sabadell negocian su fusión. En la foto, Carlos Torres, presidente del BVA, y Josep Oliu, del Sabadell. / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Max Jiménez Botías / Pablo Allendesalazar

Los movimientos para la integración entre el BBVA y el Banc Sabadell avanzan a pasos agigantados. Tras meses de contactos y rumores, la operación ha recibido por fin este lunes el pistoletazo oficial de salida. Las dos entidades están estudiando a fondo el proceso de integración, según se han visto obligadas a reconocer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en sendos comunicados. El anuncio se ha producido horas después de que el BBVA haya informado de la venta de su filial en EEUU por 9.700 millones de euros, una transacción que le permite hacer caja con la que financiar la integración que negocia con el banco de origen vallesano.

La suma de los dos bancos crearía un gigante con 963.108 millones de euros en activos (865.376 millones tras la venta de la unidad estadounidense), con datos del cierre de septiembre, de los que un 75% corresponderían al BBVA. En España, el tamaño de su balance ascendería a 596.481 millones (un 67% aportado por el BBVA), lo que le colocaría en el mercado local justo por detrás de la suma de CaixaBank y Bankia (628.630 millones) y por delante de la filial española del Santander (352.296 millones, cifra que no incluye todos sus negocios en el país). El banco presidido por Ana Botín, en cualquier caso, seguirá siendo el más grande de los españoles gracias a su negocio internacional (1,51 billones de activos totales).

La fusión contaría en un primer momento, previo al más que previsible ajuste para lograr los ahorros de costes que justificarán financieramente la integración, con una plantilla de 148.028 trabajadores (124.110 del BBVA y 23.918 del Sabadell), de los que 46.365 estarían en España (29.475 y 16.890, respectivamente). Además, tendría 9.769 oficinas (7.565 y 2.204), de las que 4.240 estarían en territorio español (2.521 y 1.719). 

Se trata de la tercera gran integración en marcha simultáneamente en el sector, algo inédito, tras las pactada por CaixaBank y Bankia (una operación que precisamente abocó a BBVA y, sobre todo, a Sabadell a integrarse entre ellos a falta de otras 'novias' más pertinentes) y la de Unicaja y Liberbank, en negociación. La escasa rentabilidad por los bajos tipos oficiales, el previsible incremento de la morosidad y la presión de las autoridades está llevando a la banca a una nueva oleada de consolidación. 

La noticia se ha precipitado después de que 'El Confidencial' informase de que las dos entidades habían contratado asesores para estudiar la operación. En su comunicado al cierre del mercado, el BBVA ha confirmado la existencia de "conversaciones con representantes" del Sabadell con la "autorización" de su consejo de administración. También ha desvelado que el estudio de la operación ya está adelantado, pues se ha iniciado el "proceso de revisión ('due diligence') recíproco en términos habituales en este tipo de operaciones y designado asesores externos". Es decir, que ya están estudiando los números de su competidor para verificar su situación.  

Como es habitual, el banco ha dejado constatado que "no se ha tomado ninguna decisión" y que "no existe certeza alguna de que se llegue a adoptar ni, en ese caso, sobre los términos y condiciones de una eventual operación". En los mismos términos se ha expresado el banco que preside Josep Oliu en su comunicado a la CNMV. La operación, en cualquier caso, cuenta con el visto bueno del Gobierno y del Banco de España, que son partidarios de la consolidación del sector financiero español.

En manos del BBVA

Te puede interesar

El BBVA ha contratado al banco de negocios estadounidense JP Morgan para abordar las negociaciones de compra, mientras que el Sabadell se ha hecho con los servicios de Goldman Sachs. Desde hace varias semanas, dos equipos trabajan en representación de cada uno de las entidades. Además de los bancos de inversión, están formando parte de las negociaciones los respectivos asesores legales, entre los que están los despachos Uría Menéndez --por parte de Sabadell-- y Garrigues --por la de BBVA--. También se ha sondeado a las cuatro grandes consultoras para realizar la 'due diligence' independiente, según publicó el diario digital que ha adelantado la noticia.

Fuentes financieras apuntan, en cualquier caso, que la posibilidad de emprender la integración no está tanto en las manos del Sabadell como en las del banco que preside Carlos Torres Vila, que es el que tendría el mayor peso en este proceso y, de hecho, ha sido el primero en confirmar la integración (aunque en realidad cabe más bien hablar de absorción). No hay más que ver el valor de las acciones de los bancos. Los títulos del BBVA se han situado en 3,658 euros, tras una revalorización del 15,25%; mientras que los del Sabadell, que avanzaron ayer el 24,59%, acabaron con un valor de 0,419 euros por acción. Tras la fuerte revalorización de este lunes, el Sabadell vale en bolsa 2.358 millones de euros, apenas un 9,6% de los 24.391 millones que vale el BBVA, si bien es probable que este último pagara una prima si finalmente se cierra la operación.