24 nov 2020

Ir a contenido

medidas anticrisis

Ayudas covid en Catalunya ante la crisis por el coronavirus: ¿cuáles puedo solicitar?

Estas son las ayudas habilitadas hasta ahora por el Govern para paliar los efectos económicos del covid, algunas siguen vigentes y otras ya han caducado

Gabriel Ubieto

Sillas de una terraza de un bar de Barcelona amontonadas en la puerta, este miércoles.

Sillas de una terraza de un bar de Barcelona amontonadas en la puerta, este miércoles. / Elisenda Pons

El Govern de la Generalitat ha desplegado una batería propia de ayudas y subsidios para trabajadores, familias y empresas con el objetivo de paliar los efectos económicos de la crisis originada por el coronavirus. Esta es una guía con las principales medidas aprobadas hasta la fecha y durante los últimos meses por el Ejecutivo catalán. Y que se suman a las desplegadas por el Gobierno central.

2.000 euros para autónomos con bajos ingresos

El Departament de Treball ha habilitado en los últimos meses dos líneas de ayudas directas para los autónomos de bajos ingresos. La primera se abrió en marzo, fue dotada con 7,5 millones de euros y benefició a 8.869 trabajadores. En noviembre Treball activó una segunda línea, dotada esta de 20 millones de euros de presupuesto y habilitada para 10.000 beneficiarios. Este martes 10 de noviembre se ha agotado, tras dos días abierta y con múltiples incidencias en su gestión.

200 euros para parados y afectados por erte

El Departament de Treball habilitó a finales de abril una ayuda de 200 euros para las familias más vulnerables. Este subsidio de pago único se diseñó para aquellos hogares que tuvieran a todos sus miembros en paro o que alguno de ellos estuviera en un erte y no lo hubiera cobrado todavía. Para sostener esta ayuda la Generalitat habilitó un presupuesto de 20 millones de euros y benefició a 100.000 familias (o 300.000 personas). Esta ayuda fue un pago único y de momento no se ha reeditado.

300 euros para familias vulnerables con hijos confinados

El Departament de Afers Socials i Famílies anunció a principios de septiembre una ayuda de 300 euros para familias vulnerables con hijos que tuvieran que guardar cuarentena por haber estado en contacto con un positivo en su clase del colegio. Esta ayuda fue anunciada, se la dotó con un presupuesto de 10 millones de euros y pretendía llegar a 10.000 familias. No obstante, de momento está pendiente de desplegarse.

El objetivo de esta medida era dotar de un ingreso mínimo a aquellas familias de menores ingresos en el caso de que uno de los progenitores tuviera que quedarse en casa para cuidar a un hijo sano, pero en cuarentena preventiva ante un positivo en su grupo burbuja. La idea era compensar la falta de una baja por incapacidad temporal que demandaban sindicatos y comunidad educativa y que no se ha habilitado desde el Gobierno central.

1.500 euros para bares, restaurantes y locales de estética

El Departament de Empresa ha habilitado dos líneas de ayudas para bares, restaurantes y locales de estética que hayan sido obligados a cerrar por orden de la Generalitat en octubre. Esta ayuda ha sido diseñada para cubrir parte de los costes fijos de este tipo de establecimientos, como el alquiler o los suministros, ante el cerrojazo decretado por el Govern. Los pagos serán reconocidos en público, presumiblemente, durante el mes de diciembre y abonados entre febrero y marzo.

Para ello se han desplegado dos líneas de ayudas. La primera, ya agotada, fue dotada de 40 millones de euros y pretendía llegar a unas 27.000 empresas. La segunda está pendiente de activarse y lo hará presumiblemente durante esta semana. Sigue las mismas pautas que la primera, de un pago único de 1.500 euros por negocio, y está dotada con 50 millones de euros adicionales. 

Aligera el IRPF de 250.000 afectados por erte 

El Departament de Economia aprobó a principios de noviembre un decreto ley para aligerar en el pago del IRPF a 250.000 trabajadores afectados por erte. La 'conselleria' dirigida por Pere Aragonès ha dispuesto una deducción autonómica en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) destinada a las personas con ingresos anuales de entre 14.000 y 22.000 euros brutos anuales y más de un pagador. Con el objetivo de que el hecho de estar en un erte no les penalice de cara a la declaración de la renta del próximo ejercicio.

Reducción del 50% del alquiler a negocios cerrados 

El Govern ha aprobado a finales de octubre un decreto para obligar a reducir a la mitad los alquileres de los locales comerciales cerrados forzosamente por la pandemia durante esta segunda ola. La reducción será del 50% en caso de que arrendatario y propietario no se pongan de acuerdo en otras modificaciones y podrá ser inferior en el caso de que el establecimiento registre restricciones parciales. 

Los grandes propietarios, obligados a ofrecer un alquiler social

La Generalitat ha aprobado a principios de noviembre un decreto en el que obliga a los grandes propietarios de viviendas a ofrecer un alquiler social a aquellas familias que incurran en impagos y sean objeto de posible deshaucio. El objetivo de la medida es "asegurar que las personas en riesgo de exclusión residencial puedan permanecer en sus domicilios mientras dure el estado de alarma", según defendió tras su aprobación la portavoz del Govern, Meritxell Budó.

Los movimientos sociales por el derecho a la vivienda cargaron contra las lagunas legales de la medida, pues entienden que los jueces siguen ordenando desalojos pese a la nueva normativa aprobada.

Ayudas para 6 meses de alquiler

El Departament de Territori aprobó en mayo un paquete de ayudas para pagar el alquiler para familias en paro, erte o que hayan visto reducida su jornada laboral. Esta fue dotada con 14,5 millones de euros y fue diseñada para cubrir el periodo entre abril y septiembre de este 2020. Los requisitos para recibir esta subvención eran que el conjunto de los ingresos de los miembros de la unidad familiar, en el mes anterior a la solicitud de la ayuda, no sean superiores a 1.613,52 euros mensuales. Con ampliaciones para familias numerosas.

1.000 millones en préstamos del ICF 

El Govern dispuso en marzo una línea de préstamos de 1.000 millones de euros a través del aval del Institut Català de Finances y Avalis (empresa de avales del grupo ICF), asumiendo el Govern el 75% del riesgo crediticio. El objetivo era ayudar, según los cálculos de la Generalitat, a unas 4.000 pequeñas y medianas empresas. Ayuda que era compatible con las de otras administraciones o entidades. Esta ayuda no fue renovada directamente, aunque el ICF sí ha continuado ofreciendo crédito por otras vías.

Ante la segunda ola de contagios y tras el cierre decretado a finales de octubre de bares y restaurantes, el Govern anunció una nueva línea de financiación del ICF para impulsar la reactivación de los negocios de la restauración y otros comercios tras el cierre. La línea de préstamo es de 20 millones y estará avalada por la sociedad pública Avalis. Cada sociedad podrá acceder a los 15.000 euros de préstamos.

Refuerzo de las política activas de empleo 

La 'conselleria' de Treball de la Generalitat destinará 185,7 millones de euros más a políticas de ocupación destinadas a combatir la actual crisis generada por el coronavirus. La voluntad del Ejecutivo catalán es tanto para preservar puestos de trabajo como para crearlos y con estos fondos esperan llegar a 153.000 personas en Catalunya.

Las medidas fueron aprobadas a finales de octubre y se suman a los 60 millones de euros habilitados por el Departament de Treball para financiar un primer plan de choque con medidas urgentes de defensa del empleo ante la crisis de la covid-19.