ajuste laboral

El Sabadell propone eliminar 716 empleos de Catalunya

La entidad financiera ofrece salidas a partir de los 57 años con un 70% de salario hasta la jubilación

Edificio corporativo del Sabadell en Sant Cugat.

Edificio corporativo del Sabadell en Sant Cugat.

Se lee en minutos

Max Jiménez Botías

El Banc Sabadell se propone prescindir de al menos 716 trabajadores en Catalunya de los 1.800 que incluye en el plan que ha presentado este jueves en la primera jornada de negociación con los sindicatos de la reestructuración anunciada la pasada semana. Esa cifra supone prácticamente el 40% del total de la plantilla de la que quiere prescindir como consecuencia de la estrategia de digitalización y cierre de oficinas en la que se encuentra la entidad presidida por Josep Oliu.

Los directivos de la entidad de crédito han planteado en este primer encuentro con los trabajadores que el resto de bajas se deberán producir en la zona este de España,  que incluye la Comunitat Valenciana, Murcia y Baleares, con 675 trabajadores; en la zona centro (Madrid y las dos Castillas), con 173; en el noroeste (Galicia, Asturias y León), con 126; en el norte (Pais Vasco, Navarra, Aragón y La Rioja) con 93 y en el el sur (Andalucía y Extremadura), con 92. 

El banco también ha presentado su propuesta de salidas en la que se priorizan las prejubilaciones, como han reclamado los sindicatos, anque no se descarta la posibilidad de que haya bajas incentivadas --principalmente para el personal administrativo de la red de oficinas y el 'servicing'--, puesto que la entidad incluye las condiciones para ese supuesto en su primera propuesta, pese a que esa alternativa solo se contempla si no se llega a las 1.800 prejubilaciones. 

Condiciones de salida

El banco ofrece a los trabajadores a partir de 57 años el 70% del salarial anual más el convenio especial hasta llegar a la jubilación, con un máximo de 250.000 euros. A partir de los 63 años se ofrece un 20% del salario anual como incentivo a la jubilación; en el caso de los 65 años se ofrece, el 10% y paras las bajas incentivadas, 35 días de indemnización por año trabajado, con un máximo de una anualidad.

Para CCOO, el banco debe replantearse estas condiciones al alza si quiere completar esta reestructuración con éxito, máxime cuando quieren llegar a un acuerdo no más tarde del 17 de noviembre para iniciar las salidas en el primer trimestre del 2021. 

El sindicato, en un comunicado, destaca que después de analizar en profundidad los datos ofrecidos, ha avanzado su propuesta, en la que incluye ampliar el margen de edad para acceder al plan de prejubilación; aumentar el tope máximo a cobrar y concretar el Convenio Especial. Además, pide mecanismos para garantizar el cobro de las percepciones hasta la edad de jubilación. También concretar el calendario de plazos para las salidas, y establecer criterios claros y transparentes de prelación para la adhesión. 

Por su parte, UGT, otros de los sindicatos mayoritarios ha destacado que no puede avalar el planteamiento, puesto que "resulta insuficiente y no mejora las condiciones de las últimas salidas individuales, "a las que llevamos asistiendo desde hace años". El encuentro de este jueves es el primero de los cuatro planteados en el calendario de negociación en el que el banco decidió prescindir del formato de expediente de regulación de empleo (ere).

Noticias relacionadas