La reconstrucción de la economía

Las grandes consultoras se lanzan al negocio de los fondos europeos

KPMG, Deloitte, PWC y EY empiezan a trabajar con empresas y administraciones para lanzar proyectos

El Gobierno central se resiste por ahora a subcontratar los servicios de las grandes firmas

Vista de las torres de Madrid, donde tienen su sede algunas de las principales firmas de consultoría.

Vista de las torres de Madrid, donde tienen su sede algunas de las principales firmas de consultoría. / JUAN MANUEL PRATS

4
Se lee en minutos
Rosa María Sánchez

Las grandes consultoras han puesto en marcha sus motores para sumarse al negocio que va a representar el fondo europeo de reconstrucción 'Next Generation UE' en los seis próximos años. Las conocidas como 'big four' (KPMG, Deloitte, EY y PwC) están en estrecho contacto, a varias bandas, con las principales empresas del país, con La Moncloa, con los grandes ministerios contratadores (Economía, Transportes, Industria y Transición Ecológica), con las comunidades autónomas, con los mayores ayuntamientos y con la Comisión Europea.

La Unión Europea ha puesto en marcha el Plan Europeo de Recuperación, con un total de 750.000 millones de euros, de los que 140.000 están destinados a España. Servirán sobre todo para financiar a partir del 2021 un ‘pacto verde’ a favor de energías limpias, la transición digital y la reindustrialización con los que el Gobierno pretende dar un impulso modernizador al país al tiempo que reactiva los motores de una economía gripados por el virus. La mitad (unos 70.000 millones) llegará como dinero a fondo perdido a las administraciones públicas y  empresas que, a través del Gobierno, logren presentar proyectos ganadores; la otra mitad llegará en forma de financiación muy ventajosa. 

Según la última guía dictada por la Comisión Europea el 17 de septiembre, el Gobierno debe presentar a Bruselas "a partir del 15 de octubre" un plan con las grandes líneas de inversión para los fondos asignados a España. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado su intención de presentarlo a la sociedad española este miércoles . El inventario de proyectos concretos se deberá presentar entre el 1 de enero y el 30 de abril. Pero hay urgencia por tener todo listo lo antes posible. Bruselas aprieta para ello sobre todo a Italia y a España, las mayores perceptoras del nuevo fondo de reconstrucción.

Y en medio de toda esta ingente tarea de gestión es donde las 'big four' esperan poder desplegar sus habilidades para identificar proyectos ganadores y para hacerlos valer ante el Gobierno, pues cada uno de ellos deberá encontrar su encaje a través de los Presupuestos Generales del Estado del año 2021 y siguientes y, en particular, de los de cada uno de los diferentes ministerios.

Canales informales

Todavía no está constituído el esquema de gobernanza de los fondos anunciado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "pero están funcionando muy bien canales informales para ir accediendo a información", y a ellos están llegando consultoras, empresas y administraciones autónomicas, relatan en una de las 'big four'. 

Una de ellas, EY, ha ganado el contrato licitado por el Ministerio de Economía para la creación de una base de datos con los proyectos, procesar la información, preparar presentaciones de datos y dar forma a los indicadores de seguimiento. "Se trata de algo muy técnico. No tiene nada que ver con la selección de proyectos", aclaran fuentes conocedoras de esta adjudicación, de importe menor. El valor, sin duda, reside en el conocimiento de los datos y en la reputación que ello concede. "Ninguna consultora querría participar en ningún proceso de selección de proyectos, pues eso la invalidaría para asesorar a las empresas, que es donde está el negocio", explican en otra de las firmas.

Junto con la CEOE, PWC ha participado en la puesta en marcha de una oficina en el seno de la patronal para acompañar a las empresas que opten a los fondos europeos para cofinanciar sus proyecos de inversión. CEOE prevé presentar 15 de estos grandes proyectos en los próximos días. 

Todas las grandes firmas se mantienen en contacto permanente con diferentes instancias del Gobierno, a menudo ofreciéndole su capacidad de desbrozar proyectos ante las autoridades comunitarias. "El Gobierno debería abrirse a la homologación de empresas de consultoría para la prestación de asistencia técnica a la administración", se sugiere desde una de las 'cuatro grandes'. "Nosotros estamos acostumbrados a estos procesos y la administración no va a tener capacidad para absorberlos", añade.

Solo uno de cada 10 sale adelante

El Ejecutivo, por ahora, se resiste a abrir la puerta de la subcontratación que, sin embargo, sí se está abriendo en buena parte de las comunidades autónomas, en forma de convenios, "para ayudarles en la configuración de proyectos, para que sean elegibles".    

"Estamos trabajando ya con unas 70 grandes empresas, para ayudarles a orientar sus proyectos", cuenta una persona socia de otra gran consultura. Alguno de estos proyectos incluye alianzas entre varias grandes compañías y siempre existe un grupo de pymes que lo completa, añade. "En alguna ocasión hemos recibido alguna propuesta coincidente con otra previa y les hemos animado a agregarlas dentro de un proyecto mas amplio, porque eso puede favorecer que resulten elegidos para ser financiados con fondos", relata. 

Noticias relacionadas

Cuanto más grande sea el proyecto y más inversión privada mueva, con creación de empleo, más posibilidades tendrá de ser encajado, según las reglas no escritas que ya forman parte del código del Next Generation. Además es muy importante adaptar los proyectos a los complejos trámites burocráticos que impone Bruselas.  Se estima que en los procedimientos de ayudas europeas, la ratio de éxito es de uno por cada 10 proyectos presentados por empresas y es aquí donde las grandes consultoras, con oficinas en Bruselas, pueden intentar desplegar su trabajo. 

Los pilares de la gobernanza

En Moncloa, las personas de referencia son Iván Redondo, jefe del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, y Manuel de la Rocha, jefe de la Oficina Económica. El esquema de gobernanza que prepara Pedro Sánchez incluye la bautizada como Unidad de Seguimiento del Fondo de Recuperación, instalada en la Moncloa, en la que se pretende otorgar algún tipo de presencia la patronal CEOE y a grandes compañías. El esquema también incluye una comisión interministerial que también presidirá Sánchez. Los responsables autonómicos participarán en la "cogobernanza" de los fondos, a la que se suele referir Sánchez, a través de una conferencia sectorial liderada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Además, se abrirán oficinas 'ad hoc' en cada uno de los principales ministerios contratadores. Y será la Comisión Mixta Congreso-Senado de la UE la que examinará la gestión de esos fondos.