Entrevista

Fernández de Mesa (CEOE): "Los fondos europeos no pueden ser otro Plan E"

La patronal CEOE exige al Gobierno que destine el máximo posible de los 140.000 millones asginados desde la UE a proyectos de iniciativa privada

El vicepresidente de la CEOE Íñigo Fernández de Mesa.

El vicepresidente de la CEOE Íñigo Fernández de Mesa. / David Mudarra (Cedida)

Se lee en minutos

La Unión Europa ultima una movilización de recursos sin precedentes para sus estados miembros, con el objetivo de capear el terremoto que ha supuesto la covid para sus economías. España recibirá una asignación de 140.000 millones de euros y parte de estos se vehicularán a través de proyectos a los que deberán postular las empresas españolas. Desde la patronal CEOE, que vicepreside Íñigo Fernández de Mesa, ya han comenazado a moverse para ejercer de puente asesor entre las compañías y esos fondos. 

¿Cómo van a ser asignados esos fondos?

Está por definir. Se van a recibir, aproximadamente, 140.000 millones de euros. El Gobierno tiene que presentar un borrador en Europa a partir del 15 de octubre, aunque estimamos que los fondos no se pueden aprobar hasta enero del 2021.

¿Cómo las empresas deben moverse para conseguirlos?

Una parte sustancial de las ayudas se gestionará de forma indirecta, a través de la Administración (Central y autonómica). Por tanto, la colaboración público-privada debe ser fundamental. De lo contrario, será una vuelta al famoso Plan E [aprobado por el presidente José Luís Rodríguez Zapatero] en 2008, que tuvo tan mal resultado. Parte del dinero va a ser transferencia, no de préstamo. Pero tiene que ser usado de forma eficiente.

¿Qué proporción de esos 140.000 millones deben ir a proyectos de colaboración público-privada?

Estos fondos deben ir destinados fundamentalmente a inversiones en las que colabore el sector público con el privado, ya que es la forma de garantizar que los fondos se usan de forma eficiente. Debe destinarse lo máximo que pueda absorber el sector privado. Hacer un proyecto donde una empresa pone su propio dinero es la prueba del algodón de que ese proyecto es rentable económicamente y financieramente. Aunque no es fácil, es complicado de trabajar. Hay que establecer las estrategias, ver los proyectos, dar información, prepararlo todo… Esa será la labor de la oficina técnica que ha sido habilitada recientemente por la CEOE, con el asesoramiento de la consultora PWC.

¿En qué sectores van a centrarse esos fondos?

Hay tres prioridades fijadas por la UE: las transiciones ecológica y digital y la reindustrialización. En aquellos que sea la Administración quién defina el proyecto, el margen de decisión de la empresa que se haga con la licitación es poco. Pero con estos fondos lo que se trata es de modernizar la economía, mediante el desarrollo de las energías alternativas o el coche eléctrico, por ejemplo.  

¿A qué ritmo se van a desplegar esos fondos?

El horizonte es el 2023 y no se podrán empezar a movilizar hasta el 2021. Pero se habla de que el Gobierno pueda avanzar ya algunos de esos fondos. Están diseñados para ser desembolsados muy rápidamente.

¿Cuándo las empresas deben empezar a moverse para postular para esos fondos?

Nosotros el 1 de septiembre ya vamos a comenzar a asesorar a nuestros asociados. La oficina técnica ya está operativa desde principios de agosto.

¿Cuántas empresas podrán pugnar por esos fondos?

Eso no lo podremos empezar a ver hasta septiembre.

¿Qué rol jugará la gran empresa en este proceso?

Va a ser muy importante. Aunque también habrá oportunidades para pymes y autónomos. Esa será parte de nuestra labor.

Te puede interesar

¿Están ya trabajando con la Administración para facilitar las candidaturas a esos proyectos?

Debemos trabajar una interlocución muy fluida con el ente dentro del Gobierno que se encargue de coordinar todo este tema. En todo caso, el Presidente del Gobierno ya ha anunciado que estará centralizada en Moncloa, ya que va a ser multisectorial, con muchos ministerios implicados.