20.000 empleos en juego

UGT exige a la Administración que aclare su plan para Nissan y "se moje de verdad"

La central insta al Gobierno a dar a conocer su estrategia para evitar el cierre definitivo de las plantas de la firma japonesa en Catalunya

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en una imagen de archivo.

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en una imagen de archivo. / David Fernández (EFE)

Se lee en minutos

UGT exige a la Administración que intensifique sus acciones para evitar el cierre definitivo de las plantas de Nissan en Catalunya y que "se moje de verdad". Desde el sindicato han mutado el tono respecto a las últimas semanas, han elevado una marcha su presión sobre el Gobierno y el Govern y les han exigido que detallen cuál es su plan para mantener la actividad y los 20.000 puestos de trabajo (entre directos e indirectos) que dependen de las fábricas de Zona FrancaMontcada i Reixac y Sant Andreu. Así lo ha expresado este lunes la plana mayor de la central, desplazada a Barcelona para mantener una reunión con sus delegados en las plantas catalanas del fabricante japonés. "Esperamos algo más que solidaridad de las administraciones", ha declarado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

Ni sobre Nissan ni sobre el sector del auto en su conjunto dicen saber nada en la UGT. El pasado 31 de mayo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció un plan de apoyo a la automoción costeado con fondos europeos. Ningún detalle recibieron el pasado viernes desde la central en una reunión mantenida con la plana mayor del Ejecutivo, según ha declarado Álvarez. Tampoco sobre el plan para atraer un vehículo eléctrico que prepararon entre el Ministerio de Industria y la 'conselleria' de Empresa y que presentaron a la dirección europea de Nissan a finales del 2019. "Que se pongan el mono y nos digan en qué consiste esa alternativa", ha declarado el máximo dirigente de UGT.

"Nada de chapuzas"

Te puede interesar

Pese a la presión escenificada este lunes por UGT, el discurso compartido entre sindicatos y administraciones es que toda acción pasa por que Nissan no cierre. "No hay plan B", han repetido los dirigentes de UGT. No obstante, el secretario general en Catalunya de la central, Camil Ros, ha rechazado dar apoyo a "chapuzas" que conviertan las actuales plantas de la firma nipona en almacenes o fábricas que den empleo a "300 personas". Una referencia velada a la información, adelantada por EL PERIÓDICO, de que la Administración ha sondeado al fabricante de motos eléctricas Silence como posible recambio en Zona Franca a la firma nipona.

El presidente de Nissan en Europa, Gianluca De Ficchy, ha concretado, en una entrevista con EL PERIÓDICO, que su intención es interrumpir la actividad en diciembre y comenzar entonces el proceso de cierre. Las empresas de proveedores no han comenzado a mover ficha en ese sentido y de momento no ha habido contactos para iniciar despidos o nuevas regulaciones de empleo, según ha explicado el responsable de Industria de UGT en Catalunya, Antonio Rudilla. "Nissan no ha comunicado nada oficialmente a los proveedores", ha afirmado Rudilla.