29 nov 2020

Ir a contenido

críticas de la patronal

La CEOE reprocha al Gobierno su "precipitación" en la paralización de las actividades no esenciales

Foment del Treball propone que el Estado asuma el 75% del permiso retribuido recuperable

Confebask dice que el Gobierno Sánchez "es una "amenaza" y "un ejemplo de incompetencia"

El Periódico / Agencias

Antonio Garamendi y Josep Sánchez Llibre en la sede de Foment del Treball.

Antonio Garamendi y Josep Sánchez Llibre en la sede de Foment del Treball. / MARTA CASADO ACN

El presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha reprochado este lunes al Gobierno su "precipitación" en la paralización de las actividades no esenciales y el hecho de que ayer, a las doce menos diez de la noche, no se supiera muy bien qué tenían que hacer determinadas empresas. "Ahora habrá que interpretar el decreto. Hay fábricas donde los turnos empezaban a las diez de la noche. Pensamos que ha habido cierta precipitación. Se nos consultó, pero el sábado a la tarde, y se nos podía haber preguntado cómo se podía hacer y de qué manera. Se podría haber hecho mejor", ha asegurado.

En declaraciones a RNE, ha recordado al Ejecutivo que hay empresas industriales que esta misma semana tienen que entregar pedidos en el extranjero. "La empresa española está internacionalizada. ¿Se ha preguntado alguien que (la suspensión de actividades no esenciales) va a tener consecuencias para esa empresa, para su facturación y la confianza de esa empresa con sus clientes?", ha cuestionado.

El presidente de la CEOE ha alertado de que si el país está parado, habrá paro, pero no porque las empresas quieran despedir, sino porque "se han empobrecido". "Hablamos siempre de lo público, pero lo público se paga a través de impuestos y los impuestos los pagan también las empresas y los trabajadores. Y en estos momentos no hay dinero. Y luego pensemos en una tienda con tres empleados. Es que tiene que estar pagando ahora las cotizaciones sociales, ahora tiene que empezar a pagar los impuestos, si es que no le llega. Y cuando hablamos de que todo el mundo esté protegido, esa gente no lo está. El día que se vayan al paro se quedan sin nada, incluso sin las casa que tenían hipotecada", ha denunciado.

El dirigente empresarial ha negado además que los empresarios no están presionando al Gobierno. "Yo no doy crédito. Dónde estamos presionando, en qué y para qué. Nuestra actitud ha sido en todo momento colaborativa. La presión la pone el Boletín Oficial del Estado (BOE), no nosotros", ha enfatizado.

Mensaje de Foment

Foment del Treball ha propuesto que el Estado asuma el 75% de los costes laborales del permiso retribuido recuperable en caso de que las empresas no tengan la liquidez necesaria y durante el periodo que duren las limitaciones de movilidad a actividades no esenciales. La patronal que preside Josep Sánchez Llibre ha insistido en que el Gobierno tome medidas fiscales que "aporten liquidez" a las empresas, tras conocer las nuevas medidas aprobadas por el Consejo de Ministros para endurecer el confinamiento de los ciudadanos y reducir al máximo la movilidad para contener el coronavirus.

Ha criticado "la improvisación y precipitación" de las medidas anunciadas durante un fin de semana y de aplicación inmediata en 24 horas, sin proporcionar el margen suficiente a las empresas para organizar y atender todas sus obligaciones con empleados, proveedores y clientes.

La patronal ha preguntado cómo van a asumir las empresas los permisos retribuidos de los trabajadores si se restringe su actividad y por tanto sus ingresos, "si no se aplazan las liquidaciones tributarias, ni las cuotas a la seguridad social, y si la liquidez sigue sin llegar".

"El Estado debe responder ante las necesidades agudasde liquidez y apoyar a las empresas amenazadas de quiebra" por la emergencia del coronavirus, y Foment ha propuesto que el Estado asuma el 75% de los costes laborales del permiso retribuido recuperable durante el periodo que dure la medida y en caso de que las empresas no tengan la liquidez necesaria.

Confebask carga contra el Gobierno

El presidente de Confebask, Eduardo Zubiaurre, ha afirmado este lunes que el Gobierno de Pedro Sánchez "es un despropósito", una "amenaza" y "un ejemplo de incompetencia" ante las medidas que ha adoptado por la crisis del coronavirus y su última decisión de paralizar la actividad no esencial. En una entrevista concedida a Radio Euskadi, el máximo representante de la patronal vasca ha señalado que analizarán el decreto del Gobierno central, pero ha apuntado que es un "verdadero despropósito lo que se ha vivido estos últimos días".

A su juicio, es una situación "especialmente preocupante". "Estamos en un estado de alarma, pero, además, el mundo económico y empresarial está sumido en un estado de caos, de enorme preocupación y de incertidumbre". "Es algo que no nos merecemos en una situación tan grave como la que estamos viviendo. Desgraciadamente, contamos con un Gobierno central al frente que es un verdadero despropósito y todo un ejemplo de incompetencia y de incapacidad para hacer frente a esta situación", ha añadido.