05 jun 2020

Ir a contenido

Empresa semipública

Red Eléctrica aclara los motivos de la salida de Jordi Sevilla a requerimiento de la CNMV

La compañía la justifica con "motivos personales" relacionados con su "visión y opinión sobre el marco regulatorio"

Sara Ledo

Red Eléctrica aclara los motivos de la salida de Jordi Sevilla a requerimiento de la CNMV

La renuncia de Jordi Sevilla a presidir Red Eléctrica por sus discrepancias con la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, suma un nuevo episodio. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha requerido a la empresa semipública que explique los motivos de la salida del hasta ahora presidente.

En un hecho relevante emitido después de su cese al supervisor, Red Eléctrica aseguraba que el motivo de la salida de Jordi Sevilla se debía al "desgaste" que había provocado "la defensa de los intereses de la compañía en los últimos meses". Un párrafo que también se incluía en la carta de despido enviada al Consejo de Administración después de alabar sus éxitos y explicar los intensos debates por la rebaja retributiva de la CNMC.

Esta vez, Red Eléctrica justifica que la renuncia de Sevilla se debe a "motivos personales" (dos palabras que no se mencionan en la carta enviada al Consejo de Administración para su despido) relacionados con su "visión y opinión sobre el marco regulatorio", que se han concretado en "restricciones externas sobrevenidas y discrepancias en el ámbito regulatorio que podrían afectar a la buena marcha de la compañía, a sus planes de futuro y a mi gestión como presidente".

Este verano, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) anunció recortes en la retribución de empresas gasistas y eléctricas para los próximos quinquenios regulatorios. Una rebaja que afectaba especialmente a Red Eléctrica y a su retribución por la actividad de transporte. Jordi Sevilla fue muy duro con sus críticas al regulador. En el ministerio no gustó esta actitud, mientras Red Eléctrica consideró que se pudo hacer más para defender los intereses de una compañía participada por la Sepi en un 20%. El 1 de enero de 2020 entraron en vigor los recortes propuestos por Marín Quemada, aunque el recorte se aligeró.