Ir a contenido

Energía

La CNMC aprueba un fuerte recorte en la retribución de las energéticas

El supervisor plantea una rebaja del 17,8% en la distribución del gas y del 7% de la electricidad

La actividad de transporte de ags y regasificación se reduce un 21,8% y la de transporte eléctrico, un 8,2%

Sara Ledo

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC.

José María Marín Quemada, presidente de la CNMC. / EFE / PEDRO PUENTE

La Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) ha aprobado las circulares que contienen nuevas fórmulas de cálculo para retribuir las actividades reguladas de las compañías eléctricas y gasistas, y que suponen un gigantesco recorte, sobre todo, para las empresas gasistas.

El documento, que ha hecho público este viernes la CNMC, propone recortes diferentes en función de cada actividad. Así, la retribución del transporte de gas y regasificación se reduce 21,8% sobre los 1.186 millones de euros, y la de la distribución de gas un 17,8%, sobre 1.420 millones de euros. Por su parte, la actividad de distribución de electricidad rebaja un 7% los 5.455 millones y el transporte, un 8,2%, de los 1.656 millones. "Es necesario advertir que en el caso de electricidad hay que tener en cuenta que, al seguir creciendo significativamente la inversión, la bajada es menor que en el gas, donde no se prevén niveles de inversión importantes", apunta en un comunicado el organismo que preside José María Marín Quemada. 

Por la contra, tanto REE como Enagás verán incrementar su retribución como gestor y operador del sistema, un 21,6% la primera y un 7,9% la segunda, desde los 58 millones y los 24 millones de euros actuales. No obstante, el verdadero beneficiado de estos cambios es el consumidor porque se verán irremediablemente reflejados (para bien) en el recibo.

Estos cambios tendrán efecto en el próximo en el próximo periodo regulatorio, que comienza en 2020 hasta 2025 en el caso de la electricidad y en 2021 hasta 2026 en el del gas, no obstante, las circulares entran ahora en consulta pública hasta el próximo 9 de agosto. Su aprobación definitiva deberá llegar antes de enero del 2020. 

La principal novedad de la propuesta elaborada por la CNMC, más allá de la enorme rebaja, es el cambio de metodología utilizada para el cálculo. Así, hasta ahora estas retribuciones se basaban en la rentabilidad del bono a 10 años del Tesoro con un diferencial de 200 puntos, ahora la CNMC propone basarse en el coste medio ponderado del capital (WACC) que es la forma más utilizada entre los reguladores europeos para fijar la tasa de retribución de actividades reguladas del sector energético. "Esta metodología minimiza la incertidumbre regulatoria, ya que, al ser fácilmente replicable, facilita la predictibilidad de las tasas de retribución futuras y contribuye a generar un entorno más estable y favorecedor de la inversión", apunta la CNMC en un comunicado.

Reacciones

La tasa de retribución de las actividades de distribución y transporte eléctricas se situará en 5,58% antes de impuestos, -algo que ya había avanzado el supervisor en el mes de noviembre- y que la patronal eléctrica, Aelèc, considera que "insuficiente" y que "no concuerda con la contribución que las redes de distribución eléctrica tienen que hacer para el cumplimiento de los objetivos del PNIEC (Plan Nacional Integrado de Energía y Clima" que cifra las inversiones en redes y electrificación en 41.846 millones de euros. La tasa de retribución de las actividades de distribución gastista se sitúa en 5,8% y las de transporte del gas en 5,4%, según la CNMC.

En este sentido, Naturgy ha avanzado a través de un hecho relevante a la CNMV que "utilizará la fase de alegaciones para asegurar que el nuevo marco retributivo siga reconociendo una retribución razonable y previsible a largo plazo". También Enagás ha anunciado alegaciones que representen "sus intereses, los de sus accionistas y los del sistema gasista", según informa Europa Press. 

Caída en bolsa

La propuesta de la CNMC tuvo sus primeros efectos en el día de ayer cuando, tras conocer la propuesta del supervisor, las empresas eléctricas y gasistas se desplomaron en bolsa. Tras su publicación del documento este viernes, Enagás cayó un 7,20% y Naturgy cedió un 3,37%. Las dos principales eléctricas también cerraron en rojo, Endesa con una caída del 1,50%, e Iberdrola, con un 1,17%, mientras Red Eléctrica (REE) reaccionó con un retroceso del 3,77%.