Ir a contenido

Snapdragon 865

Xiaomi y Oppo usarán el chip 5G de Qualcomm Snapdragon 865

La apuesta tecnológica de los gigantes chinos pone en evidencia las debilidades de Intel

Eduardo López Alonso

Estand de Qualcomm en el Mobile World Congress de Shanghái, el verano pasado. 

Estand de Qualcomm en el Mobile World Congress de Shanghái, el verano pasado. 

Xiaomi y Oppo anunciaron este martes una alianza con Qualcomm por la que utilizarán el chip Snapdragon 865 en sus teléfonos móviles el próximo año. Los gigantes chinos de la telefonía (Xiaomi es el cuarto fabricante mundial y Oppo el quinto) lanzarán en el primer trimestre terminales equipados con ese chip preparado para 5G.

Tanto Xiaomi como el grupo matriz de Oppo representan cada uno más del 10% de los 24.200 millones de dólares en ingresos de Qualcomm en su último año fiscal. Los otros clientes importantes de Qualcomm son Apple y Samsung, lo que hace de Qualcomm una firma capaz de marcar el ritmo del mercado mundial de móviles.

Según informa Reuters, Qualcomm reveló todos los detalles de sus nuevos procesadores de teléfonos móviles en un encuentro sectorial en Hawái. El chip incluirá características para tareas de inteligencia artificial, como la identificación de objetos en fotos almacenadas en teléfonos inteligentes, así como ese módem especial para conectarse a las redes 5G que deben implantarse en  breve. En la actualidad, Qualcomm es la firma con el procesador más potente en el mercado (el 855 plus).

5G o 100 veces más rápido

El nuevo chip Snapdragon 765, que tiene un precio más bajo que su chip 865 y que a menudo se encuentra en teléfonos de precio medio, incluirá también  conectividad 5G en un esfuerzo por popularizar la tecnología en teléfonos de menor precio. Las redes 5G multiplicarán la velocidad de conexión a internet en zonas cerradas, hasta 100 veces más rápida que 4G, y con una latencia o reacción a las órdenes muchísimo más veloz (al nivel de la fibra óptica residencial). El consumo energético de las redes 5G será hasta un 90% más bajo. Esta eficiencia se traducirá en que una película de dos horas podrá descargarse en menos de cuatro segundos, frente a las 26 horas de una red 3G. 

Golpe a Intel

Además de vender chips informáticos y modems para teléfonos móviles, Qualcomm también pretende diversificar sus fuentes de ingresos. Anunció también que comenzará a vender "módulos" o conjuntos de chips para que las marcas de móviles acorten el tiempo que tardan en diseñar nuevos dispositivos. El anuncio supone un duro golpe para Intel, que hasta ahora parece incapaz de seguir el ritmo de innovación de las firmas chinas. 

Velocidad de innovación

Qualcomm también colabora con Verizon Communications y Vodafone para certificar que los módulos funcionarán en sus redes. Probar teléfonos para asegurarse de que funcionarán en diferentes redes de operadores es uno de los trámites más costosos y más largos para llevar nuevos teléfonos al mercado. Uno de los objetivos de Qualcomm es reducir ese periodo de pruebas, lo que aceleraría todavía más el ritmo de introducción de nuevos terminales. 

Temas: Xiaomi Móviles