Ir a contenido

Mercado laboral

Los salarios se disparan mientras 3 de cada 10 mujeres cobran menos de 1.047 euros al mes

El sueldo medio en España sube al mayor ritmo en una década, hasta los 1.944,4 euros brutos y en Catalunya alcanza los 2.067,6 euros

Gabriel Ubieto

Una camarera de planta finaliza la limpieza de una habitación en un hotel de Barcelona.

Una camarera de planta finaliza la limpieza de una habitación en un hotel de Barcelona. / FERRAN NADEU

Los salarios en España están viviendo en los últimos meses un periodo de incrementos vigorosos, tras varios años alicaidos cuando no estancados. No obstante, el engorde de nóminas llega falto de perspectiva de género y no está repercutiendo de igual modo a hombres y mujeres. Según los últimos datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el salario medio mensual experimentó en el 2018 su mayor alza en la última década; aunque este fue sustancialmente mayor entre los hombres que entre las mujeres; que siguen copando los puestos peor pagados. En el 2018, tres de cada 10 trabajadoras cobraban menos de 1.047 euros brutos al mes, lo que equivale a 2,2 millones de mujeres trabajadoras y es la proporción más elevada desde el 2012. 

El salario medio mensual, en términos brutos, alcanzó los 1.944,4 euros brutos en el 2018, lo que supone el 2,9% más que en el 2017, su mayor aumento en diez años, según el decil de salarios del INE. Es el segundo año consecutivo en el que se incrementa el salario medio después de que en 2016 bajara por primera vez en diez años. En Catalunya la subida fue más vigorosa, del 3,4%, hasta los 2.067,6 euros. Un comportamiento similar siguió el salario mediano, que se aproximaría estadísticamente más al que perciben de manera más recurrente los trabajadores, se situó en el 2018 en los 1.642,3 euros brutos mensuales, el 3,2% más que en el 2017.

Las empresas están subiendo los sueldos ahondando en la brecha salarial entre hombres y mujeres. Mientras ellos vieron sus nóminas crecer el 3,4% entre el 2017 y el 2018; ellas lo notaron un punto menos, el 2,4%. Lo que deja una brecha salarial del 21%, que rompe con su tendencia descendente y registra su mayor distancia desde el 2015. Y, en parte, ello viene explicado porque ellas ocupan en mayor medida los empleos peor pagados. Mientras el 11,6% de los trabajadores varones cobraron en el 2018 menos de 1.047 euros (un punto menos que el año anterior), dicha proporción fue del 29,1% entre las mujeres; el nivel más alto desde el 2012. 

En la otra cara de la moneda, mientras las mujeres abundan en mayor proporción entre los nichos de trabajadores peor pagados, son los hombres los que 'mandan' entre los mejor pagados. El 35,1% de los trabajadores cobró el año pasado 2.187,2 euros al mes o más, mientras que dicho porcentaje baja hasta el 24,5% entre las trabajadoras.

Los jóvenes y el 'mileurismo' como habitat natural

Ser joven y cobrar más de mil euros fue algo tendente a lo excepcional durante el 2018 en España. Uno de cada dos menores de 25 años ganaba el año pasado menos de 1.047 euros brutos al mes y el 65% de los jóvenes empleados no superaron los 1.261. La brecha entre el salario que perciben los menores de 25 años respecto al conjunto de los asalariados aumentó ligeramente entre el 2017 y el 2018; pasando del 43,6% al 43,8%. 

Y las mayores dosis de temporalidad que imperan tanto entre jóvenes como entre las mujeres son uno de los factores que explican esos menores salarios. La mitad de los trabajadores con contrato temporal cobraron menos de 1.261 euros brutos al mes en el 2018; mientras que dicha tendencia entre los trabajadores con un contrato indefinido fue del 23,4%. La brecha entre el sueldo medio que percibe un eventual respecto a un indefinido se redujo entre el 2018 y el 2017, aunque levemente, pasando del 35,6% al 35,1%.

Según los datos del INE, el 30% de los asalariados (4,8 millones) ganaron menos de 1.260,9 euros brutos al mes en el 2018, mientras que el 40% (6,4 millones) obtuvo remuneraciones de entre 1.260,9 y 2.187,2 euros brutos mensuales y el 30% restante (4,8 millones de asalariados) cobró un sueldo superior a 2.187,2 euros al mes. 

El tamaño importa

El tamaño de la empresa persiste como un factor determinante por lo que respecta al sueldo y entre pymes y grandes empresas el INE registra grandes diferencias. En las compañías con menos de 250 trabajadores, los empleados mileuristas son cuatro veces más habituales que en las grandes empresas (+250 empleados). Mientras el 22,1% de los empleados de una pyme ganaron en el 2018 menos de 1.047 euros brutos al mes, entre los empleados de una gran empresa dicha proporción fue del 5,4%. 

Por el contrario, las capas de trabajadores mejores pagados abundan con mayor intensidad en las grandes empresas que en las pymes; pues mientras el 54,7% de los empleados de una gran empresa cobraron más de 2.187 euros brutos al mes, dicho porcentaje fue del 26,4% en las pymes.

Más paridad entre el trabajador de a pie

El salario mediano, el más habitual entre la capa media de trabajadores de este país, subió 52 euros en el 2018, hasta los 1.642,3 euros brutos al mes. Con el avance registrado en 2018, el salario mediano pone fin a tres años consecutivos de descensos. En 2013, el salario mediano era de 1.600 euros brutos al mes y escaló en 2014 hasta los 1.602,5 euros. En 2015 la tendencia se invirtió y se situó por debajo de los 1.600 euros brutos al mes hasta 2017.

Según los datos del INE, las mujeres, los jóvenes, las personas con un menor nivel de formación, los trabajadores a tiempo parcial y los trabajadores temporales presentan los salarios más bajos.

Así, el 48,5% de los asalariados con contrato temporal ganaron menos de 1.260,9 euros en 2018, frente al 23,4% de los indefinidos que se encontraban en esta misma situación. En las mujeres, cuatro de cada diez percibió un sueldo inferior a 1.260,9 euros mensuales, frente a dos de cada diez varones. Entre los jóvenes menores de 25 años, el porcentaje que cobra menos de 1.260,9 euros al mes alcanza el 65%, prácticamente a dos de cada tres.

Mileurismo creciente en Catalunya

De la misma manera que el salario medio ha crecido con mayor intensidad en Catalunya que en el conjunto de España, también han crecido en Catalunya el peso de los trabajadores 'mileuristas'. Los empleados con sueldos menores a 1.047 euros brutos al mes crecieron del 17,2% al 17,7% el año pasado; su valor más alto desde el 2016. En este sentido, Catalunya tiene una tasa de trabajadores 'mileuristas' menor que el conjunto de España y sustancialmente menor que algunas de las comunidades con menores salarios. En Andalucía dichos trabajadores representan el 26% del total y en Extremadura, la autonomía con mayor ratio de 'mileuristas', alcanzan el 29,2% (casi dos puntos más que el año anterior).

Por el contrario, territorios como el País Vasco, con una tasa de 'mileuristas' del 15,3%, es la comunidad autónoma con mayores salarios. Es la que menos 'mileuristas' tiene, la segunda con un mayor salario medio (de 2.241,8 euros, detrás de Madrid) y la que registró mayor concentración de salarios altos. El 43,7% de los asalariados vascos ganaron en el 2018 más de 2.187 euros.