Ir a contenido

INESTABILIDAD POLÍTICA

Comerciantes y sector turístico temen las repercusiones de los disturbios

"Algunos clientes abandonaron el hotel en plena noche", aseguran en un establecimiento del paseo de Gràcia

Eduardo López Alonso

El paseo de Gràcia durante los disturbios del pasado 15 de octubre. 

El paseo de Gràcia durante los disturbios del pasado 15 de octubre.  / JORDI COTRINA

Comerciantessector turístico y las patronales advierten de las graves repercusiones económicas que van a tener las protestas registradas en Catalunya esta semana, y especialmente en Barcelona. Las fotografías de policías antidisturbios en acción, de encapuchados en plena guerra urbana y coches en llamas van a ser una carta de presentación de la ciudad que va a perdurar en la retina de telespectadores de todo el mundo. Y a los que han aireado en las redes sociales sus vivencias no les quedarán ganas de volver. El responsable de un hotel de paseo de Gràcia que prefiere no dar su nombre asegura que los clientes "han quedado horrorizados" y que incluso hubo algunos que "abandonaron el hotel con las maletas en mitad de la noche". Califica de "drama" la situación de la plantilla, incapaz de calmar a los hospedados. "Y lo peor está por llegar, va a ser dramático para la ciudad de Barcelona".  Pero nadie quiere hablar de cancelaciones de manera oficial, las firmas contratadoras se preparan para lo peor.

No es el único en temer que el impacto en el turismo puede ser más lento de lo previsto. Un directivo de una firma comercial emblemática reconoce que aunque los viajes ya programados difícilmente se cancelarán, el impacto el próximo verano se da casi por hecho y la debacle del turismo de proximidad se notará ya este mismo fin de semana. Y el turismo supone el 80% de los clientes en el paseo de Gràcia y de plaza de Catalunya. Los congresos profesionales, como el de cardiólogos de este fin de semana, quizá se planteen si vale la pena volver en próximas ediciones. 

Para los comerciantes del centro de Barcelona los disturbios han tenido un efecto dramático. El presidente de la Associació del Passeig de Gràcia, Lluís Sans, ya reconoció que "la difusión de estas terribles imágenes en todo del mundo perjudicará la reputación de Barcelona como ciudad dialogante y pacífica, y tendrá efectos negativos para el turismo". 

El Consell de Gremis, que agrupa a los gremios y representa a los sectores del comercio, turismo y servicios, ha pedido este jueves responsabilidad a la ciudadanía y a los representantes públicos ante los disturbios registrados. En un comunicado, el Consell de Gremis ha destacado que el tejido económico ha de continuar trabajando y que la imagen de Catalunya en el exterior ha de trasmitir "la sociedad madura y abierta que somos". 

Enfrentamientos en el paseo de Gràcia, el 15 de octubre.  / jordi cotrina

La asociación Retailcat, que integra a unos 40.000 establecimientos comerciales repartidos por toda Catalunya, también se ha sumado a la condena del incivismo y ha reclamado a los políticos "profesionalidad, sentido de la responsabilidad y altura de miras".

Sobre la huelga general convocada por sindicatos independentistas para mañana viernes, Retailcat considera que una convocatoria no es la solución al conflicto político. En los pequeños comercios de los barrios, la huelga general impactará en las ventas pero en principio abrirán sus puertas y el recorte de ingresos será moderado. En Mercabarna prevén que abrirán el 95% de las empresas mayoristas, pero se prevé poca actividad.

La cadena de supermercados Bon Preu anunció el cierre patronal en apoyo a los objetivos de la movilización. No habrá actividad comercial ni laboral, y los 8.000 trabajadores de la firma tendrán un permiso retribuido. La dirección de Bon Preu aseguró que el cierre supone "un esfuerzo considerable para la compañía", si bien considera que "el momento es excepcional y así lo merece". 

La convocatoria de huelga general en Catalunya ha comportado la anulación de la escala de un crucero en el Puerto de Tarragona. El capitán del 'Mariella Discovery II' ha decidido cambiar el itinerario ante el temor a problemas del pasaje en las excursiones programadas. El crucero ofrecía tres excursiones: una al Camp Nou, otra a Port Aventura y una tercera para explorar la ciudad condal.

En los grandes centros comerciales y tiendas del centro de Barcelona, la semana se saldará con un recorte de las ventas mensual del 20%, según algunas estimaciones del sector hotelero.

El líder de las últimas movilizaciones del sector del taxi, Alberto Álbarez, aseguró que "después de lo sufrido por los taxistas hemos demostrado que podemos asumir perdidas, que en algunos casos pueden llegar al 20% de los ingresos mensuales. Las últimas protestas han afectado especialmente a la actividad nocturna del taxi". Un taxista barcelonés calculaba este jueves que ha dejado de ingresar al menos 700 euros esta semana. 

El Gremio de Hoteles de Barcelona advirtió del peligro que suponen para la "reputación" de la ciudad los incidentes. La Asociación de Apartamentos Turísticos (Apartur) avisó también sobre los efectos que se avecinan, mientras la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave) también lamentó que este tipo de protestas "mantenidas en el tiempo" supondrán graves" prejuicios al sector turístico. Desde el Gremio de Restauración de Barcelona también apuntaban a una caída de ingresos, tras varias temporadas negativas para restaurantes y bares.