Ir a contenido

relevo histórico

Joan Canadell presidirá la Cambra de Comerç de Barcelona

El fundador de Petrolis Independents representa el ala más secesionista de la candidatura

El empresario ocupará el principal cargo y Mònica Roca le relevará a partir del tercer año de mandato

Agustí Sala

Joan Canadell, derecha; y Pere Barrios.

Joan Canadell, derecha; y Pere Barrios.

Joan Canadell, fundador de Petrolis Independents y del Cercle Català de Negocis, será el nuevo presidente de la
Cambra de Comerç de Barcelona este año y el que viene. Los 40 empresarios y autónomos independentistas
que se presentaron a las elecciones a la institución auspiciados por la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y que se impusieron por mayoría absoluta con 31 de los 60 escaños del pleno, optaron ayer por esta solución en una reunión celebrada en Barcelona en la que escogieron a los 12 representantes del comité ejecutivo, el órgano de gobierno de una de las principales instituciones del entramado económico empresarial y económico barcelonés y catalán.

Los principales cargos

Presidente: Joan Canadell.

Vicepresidenta primera: Mònica Roca

Vicepresidente segundo: Pere Barrios

Vicepresidenta tercera: Roser Xalabarder

Tesorero: Jordi Pomarol

Según el resultado de las votaciones, Mònica Roca (fundadora de IsardSat), que también optaba a la presidencia, será la vicepresidenta primera y relevará a Canadell a partir del 2021, siguiendo el plan de dividir el mandato, que dura cuatro años, en dos partes, para que haya un presidente y una presidenta.

Canadell representa la facción más proindependentista de los que optaban a la presidencia. En una entrevista reciente, destacó que a los empresarios catalanes no les tendría que preocupar tanto el mercado español por que «es un 2% del mercado mundial». También admitió que con la victoria en la Cambra se sigue la estrategia de que «el independentismo esté en todas las áreas de decisión y de poder del país». Es un firme defensor del programa más extremo de la candidatura, que apuesta por que las cámaras trabajen «por la implementación de la república catalana» y desvincular la economía catalana de los «poderes fácticos centralizados», como «el Ibex-35 o el palco del Bernabeu».

Otro presidenciable era el presidente del grupo BonPreu, Joan Font, que optó por no postularse a la hora de votar. Finalmente Pere Barrios (Recam Laser), representante de una facción más pragmática y procedente de la patronal Pimec, no logró los votos suficientes, pero será vicepresidente segundo. Roser Xalabarder (Nubur XXI) será vicepresidenta tercera y Jordi Pomarol (Implica2 Consulting y Servicios), tesorero.

La candidatura 'Eines de País', promovida por la ANC y otras entidades soberanistas, se impuso en los comicios camerales y obtuvo la mayoría absoluta, con 31 de los 60 escaños del pleno. Además de las 40 vocalías sujetas a sufragio universal, hay otras 14 reservadas a otras tantas empresas que pagan 75.000 euros anuales; y seis que se reparten entre las patronales Pimec Foment que se elegirán el 5 de junio.

Menos peso

Tanto la candidatura ganadora como el Govern son partidarios de reducir a la mínima expresión la participación de las empresas que obtienen su representación pagando, a través de una futura nueva ley que regule estos organismos.

Las listas que se presentaron con candidato a presidente quedaron con poco peso. Así, la del exconsejero delegado de Damm, Enric Crous, que no obtuvo plaza ni para sí mis mo, alcanzó cuatro escaños; la del financiero Carles Tusquets, tres; y la del abogado Ramon Masià, que tampoco logró vocalía para él, una. Además un representante del lobi de empresarias '50a50', obtuvo una plaza.

En total eran 17 las personas que optaban a las 12 sillas del órgano de gobierno cameral. El compromiso ahora es votar a este nuevo comité ejecutivo en el primer pleno que relevará a Miquel Valls, presidente desde el 2002.