Ir a contenido

energía

Cepsa suspende su salida a bolsa por la caída de los mercados

La petrólera admite que el interés de los inversores se ha "retraído"

La compañía no tenía garantizado colocar el 100% de su oferta

P. Allendesalazar

Marcha atrás en el último momento. La fuerte caída de las bolsas de los últimos días y el moderado interés de los inversores ha obligado a Mubadala, el fondo soberano de Abu Dabi propietario de Cepsa, a "desistir" de la salida a bolsa de la compañía española apenas tres días antes de la fecha prevista para su debut en el mercado. El grupo, así, ha achacado al "estado actual de los mercados de valores internacionales" la suspensión de la mayor operación de sus características de una petrolera en una década y las más grande en España desde 1998.

"Los acontecimientos económicos internacionales más recientes han sembrado una gran incertidumbre en los mercados internacionales de capitales. En este escenario, el apetito de los inversores internacionales se ha retraído de manera significativa y, por ende, su predisposición a participar en procesos de salida a bolsa como el que estaba llevando a cabo Cepsa", ha admitido la empresa en una nota.

Demanda insuficiente

Los analistas esperaban en un principio que la petrolera comenzara a cotizar con una valoración de en torno a 10.000 millones de euros. Sin embargo, la compañía y sus asesores fijaron posteriormente un precio provisional que suponía una franja significativamente inferior, de entre 7.010 y 8.000 millones de euros. Pese a ello, algunos fondos, como Bestinver, manifestaron públicamente que les parecía un precio excesivo y, según algunas fuentes, Cepsa no tenía garantizado cubrir el 100% de su oferta, aunque sí más del 70%.

La compañía, además, se ha visto envuelta en unas condiciones de mercado muy negativas. El temor a un frenazo de la economía mundial, la tensión internacional con Arabia Saudí y su posible efecto sobre el precio del petróleo, la escalada del interés de los bonos estadounidenses ante la posible aceleración de las subidas de tipos en el país, la tensión entre Italia y la Unión Europea, y la falta de acuerdo sobre el 'brexit' han provocado fuertes caídas en las bolsas, que en el caso del Ibex 35 le ha llevado a caer a su nivel mas bajo en dos años.

Pospuesta

Pese a todo ello, Mubadala ha asegurado que la operación ha quedado solo pospuesta y retrasada. "Cepsa es una compañía energética a nivel mundial, que ha sido y continua siendo una parte significativa y valiosa de nuestro portafolio y un referente industrial en España. Pese a que las condiciones de mercado se han deteriorado significativamente, los comentarios de los potenciales inversores han reforzado nuestra visión del valor de Cepsa y de su fortaleza en los principales negocios. Como inversor a largo plazo, consideraremos volver al mercado cuando creamos que las condiciones son favorables", ha afirmado Musabbeh Al Kaabi, su responsable del área de petróleo.  

El fondo soberano también ha asegurado que los contactos con los inversores han reforzado su convicción en "el valor de Cepsa, la solidez de su plan Estratégico 2030, de su destacada posición de liderazgo en el mercado y potencial de crecimiento". Antes de decantarse por vender el 25% de la petrolera a inversores profesionales y sacarla a bolsa, su propietaria también estudió colocar la participación a fondos de inversión. 

Abu Dabi entró en el capital de Cepsa (la primera petrolera privada española, fundada en 1929) con la compra de un 10% de las acciones en 1988. En el 2009 se hizo con el 37,5% propiedad del Santander y Unión Fenosa, y en el 2011 compró el 48,8% del capital en manos de Total y el resto de las acciones propiedad de pequeños accionistas.