Ir a contenido

cuentas públicas

Bruselas avala el Presupuesto español, pero avisa de que no cumplirá el déficit

La Comisión Europea saca a Francia del control de los hombres de negro

Silvia Martinez

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una imagen de archivo.

El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, en una imagen de archivo. / FRANCOIS LENOIR / REUTERS

Aprobado de Bruselas a los Presupuestos diseñados por el Gobierno de Mariano Rajoypendientes de la aprobación este miércoles en el Congreso de los Diputados. La Comisión Europea considera que el borrador de 2018 cumple "en líneas generales" con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento porque garantiza que el déficit excesivo se corregirá "de forma oportuna" y que el desajuste quedará este año por debajo del 3% del PIB que marca como límite el pacto.

España incumplirá, sin embargo, tanto el objetivo como el esfuerzo fiscal prometido y Bruselas no descarta pedir nuevos ajustes. “El borrador presupuestario actualizado es expansivo en  un momento en el que la economía española está creciendo por encima de su potencial. La Comisión invita a las autoridades a estar preparadas para adoptar medidas adicionales dentro del procedimiento presupuestario nacional para garantizar que el presupuesto de 2018 cumple con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento”, avisa la Comisión en el dictamen aprobado este miércoles.

Según los nuevos cálculos del Ejecutivo comunitario, España cerrará este año con un déficit del 2,7%, cinco décimas por encima del 2,2% prometido a la UE y una más de lo anunciado el pasado 3 de mayo durante la presentación de las previsiones económicas de primavera. El cambio se debe a que el dato incluye el gasto adicional que supone la subida de las pensiones pactada por el PP con el PNV y otras medidas como el incremento en el salario de los funcionarios. Una decisión que no ha gustado en Bruselas. “El aumento de las pensiones y el aplazamiento en el factor de sostenibilidad propuesto durante la adopción del borrador presupuestario ponen en cuestión el compromiso con la reforma de las pensiones”, alerta la Comisión en el documento de trabajo que acompaña al dictamen.

Revés a las reformas de pensiones

“En general nosotros no recomendamos a los países que se aparten de las reformas. Les pedimos que se mantengan en la vía establecida”, ha lamentado el vicepresidente Valdis Dombrovskis que considera un paso atrás la decisión. El dictamen de Bruselas también avisa de que los principales riesgos para los objetivos presupuestarios y de reducción de la deuda pública se deben a la posibilidad de que los ingresos del gobierno a cuenta de las contribuciones sociales no alcancen los niveles previstos y que el gasto por la subida del salario de los funcionarios sea mayor.

A esto se suma la incertidumbre que generan las compensaciones que tendrán que pagarse por las expropiaciones, la cancelación de la concesión de Aigües Ter Llobregat en Catalunya y el impacto del rescate de las autopistas que podrían agravar aún más el agujero. La nueva opinión llega acompañada de una nueva batería de recomendaciones de política económica. En ellas Bruselas alerta de un incremento del déficit estructural del 0,3% solo este año lo que significa que España incumplirá de largo con el el esfuerzo del 0,5% exigido. De ahí que insta al Gobierno español a preparar una ronda de ajustes estructurales en 2019 del 0,65% del PIB, equivalente a algo más de 7.000 millones de euros. “Está un poco por encima de lo que normalmente esperamos que hagan los países”, ha admitido Domvrovkis sobre una recomendación que suele ser del 0,6%.

En sus recomendaciones, Bruselas vuelve a pedir a España más cooperación entre los servicios de empleo y las empresas, una mejora de la transición hacia contratos de trabajo indefinidos, de las medidas para reducir la brecha salarial y mejorar la conciliación familiar, reducir el abandono escolar y las disparidades regionales. Además, también reclaman al gobierno un aumento de la inversión pública en investigación y desarrollo y evaluaciones sistemáticas de las medidas para asegurar su efectividad. Como en documentos anteriores, el informe también pide a España que implemente la ley sobre la unidad de mercado asegurando que aplicación en todos los niveles de gobierno.

Francia, fuera del procedimiento de déficit

Si España logra reducir la brecha presupuestaria y situar el déficit por debajo del 3% Bruselas se dará por satisfecha y recomendará cerrar el procedimiento de déficit excesivo. Algo que ha hecho este mismo miércoles con Francia ya que cerró sus cuentas del 2017 con un déficit del 2,6% del PIB. España lo hizo en el 3,1%.  De esta forma, será el único país de los Veinticinco sujeto al procedimiento de déficit excesivo, lo cual se podría solventar una vez que se liquiden los Presupuestos del 2018. "Esta modificación es importante en el caso de Francia ya que supone el fin de nueve largos años de un procedimiento doloroso" y "un esfuerzo presupuestario que nunca es fácil de imponer y soportar", ha valorado el comisario Pierre Moscovici, satisfecho con una opinión "simbólica" para él.

En cuanto a Italia y al nuevo gobierno de coalicion entre el M5 y la Liga Norte, la Comisión Europea espera que sigan reduciendo su déficit y su deuda pública y que en 2019 cumplan con un ajuste estructural del 0,6% del PIB. El comisario Moscovici ha eludido, sin embargo, pronunciarse sobre los planes económicos de la nueva coalición de gobiernos. “Tenemos que respetar la legitimidad y los ritmos democráticos. Lo que hay que hacer es aguardar a la formación del proceso italiano. La Comisión no puede ni debe comentar lo que se vaya anunciando. Se pronunciará cuando llegue el momento sobre los actos, sobre un presupuesto y una ley”. Según el comisario francés, el paquete del semestre europeo de este año supone la salida de la crisis y la normalización económica.