Ir a contenido

AUTOMOCIÓN

Tesla se reorganiza para consolidar sus finanzas y despegar con el Model 3

La marca eliminará estructura directiva no esencial para agilizar la producción de su eléctrico de acceso a la gama.

Las acciones de la compañía de Elon Musk han bajado algo más de 90 dólares en casi un año de cotización en bolsa.

Xavier Pérez

El Tesla Model 3.

El Tesla Model 3. / AP

La marca que dirige Elon Musk no está atravesando precisamente su mejor momento. Tesla lleva en el ojo del huracán desde hace varios meses, y no solo por los accidentes de sus coches que parecen reproducirse como una de las plagas de Egipto (el pasado lunes falleció un conductor alemán al incendiarse su Tesla tras chocar).  Los retrasos en la producción del Model 3, su modelo eléctrico de acceso a la gama, los problemas financieros que cuestionan la rentabilidad de la marca, y la fuga de directivos, ponen en entredicho el entramado industrial de Tesla.

Hace unas semanas la compañía anunció que en el primer trimestre del año casi había duplicado sus pérdidas, o lo que es lo mismo, 784,6 millones de dólares en tres meses (unos 660 millones de euros). Las acciones de Tesla arrancaron la semana cayendo nueve dólares y cerrando un 3% por debajo de su nivel de apertura. En casi un año las acciones de la compañía han pasado de los 383,4 dólares (323,9 euros) en su lanzamiento al mercado en junio de 2017 a los 291,97 dólares (246,6 euros) del pasado lunes. Algo más de 90 dólares (76 euros) de pérdida en menos de un año.

CARTA A LOS EMPLEADOS

Musk envió esta misma semana un correo a sus empleados en los que anunciaba una profunda reestructuración para “eliminar los gastos superfluos y acelerar la producción del Model 3”. Estos cambios pasan básicamente por reorganizar la estructura directiva eliminando mandos intermedios en los apartados de gestión y eliminar actividades “no esenciales”. También se comprometió a controlar las empresas que tiene subcontratadas porque, literalmente “se nos han ido de las manos”. Esta reestructuración se producirá en menos de un mes, por lo que la urgencia financiera parece clara.

La marca está inmersa también en el desarrollo de nuevos proyectos como el de un camión eléctrico y nuevas plataformas para sus vehículos entre los que están el roadster y un todocamino compacto. El futuro financiero de Tesla busca la consolidación a corto plazo, ya que los problemas en el proceso de producción del Model 3 parece estar frenando el crecimiento empresarial.

FALLOS DEL AUTO-PILOT

La mejora del sistema Auto-Pilot, que está bajo los focos de la actualidad por los accidentes que han acontecido últimamente, es otro de los caballos de batalla de Musk. No obstante, el presidente de la marca, considera que "la probabilidad de un accidente fatal es menor en un Tesla con este sistema que en cualquier otro vehículo". Afirmación a la que le están saliendo nuevos detractores.

Aunque no todo son malas noticias. Este mismo lunes la marca ha abierto una filiaL en Shanghai (China) para dedicarse a la investigación y desarrollo de vehículos eléctricos. De ahi a abrir una fábrica en China para producir el Model 3 es un paso. La apertura de China a empresas que apuestan por la electrificación parece ser un punto de partida de Musk para consolidar su estategia. Recientemente la marca de coches de lujo y electrificados Lynk&Co estrenó una factoría en Zhangjiakou, a tres horas de Pekín.

TESLA

El Tesla Roadster que orbitó rumbo a Marte.

Las propuestas de Tesla esperan permanecer ajenas a todos los problemas derivados de los accidentes, los incendios de sus coches, los retrasos en la producción del Model 3 y la escasa perspectiva financiera que le orotgan los analistas del mercado. Eso sí, ha sido el primero en hacer orbitar un descapotable, rumbo a Marte. Eso no se lo quitará nadie.

Temas: Elon Musk Tesla