Ir a contenido

presupuestos del 2018

Linde advierte que el gasto público por el envejecimiento se elevará al 21% del PIB en el 2050

El gobernador advierte de que harán falta muchos más ingresos para mantener las pensiones

El Banco de España considera "un poco optimista" la previsión de recaudación del Gobierno

P. A.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en la comisión de presupuestos del Congreso.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en la comisión de presupuestos del Congreso. / JOSÉ LUIS ROCA

Nueva voz de alarma del Banco de España por las pensiones. El gobernadorLuis María Linde, ha advertido este lunes de que el gasto público ligado al envejecimiento de la población (pensiones, sanidad y cuidados de larga duración) se elevará entre 1,5 y 2 puntos porcentuales del PIB a lo largo de las próximas tres décadas si se cumplen las previsiones, con lo que alcanzaría un máximo superior al 21% del PIB en torno al 2050, lo que supone un "reto de primer orden para la sostenibilidad de las finanzas públicas". 

Durante su comparecencia en el Congreso para evaluar el proyecto de cuentas del Estado del 2018, ha recordado que el gasto en pensiones contributivas subirá este año el 3,5%, con lo que su peso sobre el gasto total del Estado crecerá al 40,9%. Las normas actuales (especialmente el límite a la revalorización) permitirán reducir el déficit de la Seguridad Social (1,5% en el 2017) pero, ha alertado, a costa de recortar la cuantía de la prestación en relación al salario (tasa de sustitución) salvo que se consigan incrementos adicionales de los ingresos. 

La actual tasa de sustitución, ha continuado, es elevada en comparación internacional y mantenerla exigiría incrementos "muy significativos de los ingresos". Por ello, ha pedido una reforma que aumente la "transparencia del sistema", refuerce la relación entre las contribuciones y la pensión y garantice el equilibrio financiero, si bien ha asegurado que es misión del Congreso y no del Banco de España definir esa reforma.

Riesgo de incumplimiento

El gobernador ha considerado, además, "un poco optimista, pero no imposible" la previsión de recaudación (alza del 6%) del proyecto de presupuestos del Gobierno y ha destacado que hay "dudas" sobre la distribución del objetivo de déficit entre los distintos niveles de la Administración. "Es un presupuesto que tiene algunos riesgos, pero su incumplimiento no está en absoluto garantizado y hay tiempo para corregir por el lado de los ingresos o los gastos", ha resumido tras pedir un "seguimiento continuo" de la recaudación. Máxime cuando el crecimiento nominal (incluyendo la inflación) de la economía previsto por el Ejecutivo es mayor que el del Banco de España: 4,3% frente al 3,8%.

Linde también ha advertido de que el ajuste presupuestario pendiente en los próximos años "es todavía significativo". Por ello, ha pedido "consensos significativos" para reformar la financiación autonómica, avanzar en el desendeudamiento público, racionalizar el gasto y revisar los impuestos para financiar el "nivel deseado" de gasto.

Asimismo, ha asegurado que el impacto de la situación de Catalunya en la economía española ha sido "muy pequeño", pero ha alertado de que las tensiones políticas en la comunidad podrían generar "episodios de falta de confianza" en los próximos meses, como sucedió en el último trimestre del año pasado. 

0 Comentarios
cargando