Ir a contenido

CONSTRUCCIÓN

Los promotores denuncian que los okupas frenan la rehabilitación de pisos

La asociación de promotores advierte de que las trabas administrativas paralizan el uso del suelo para construcción

En Catalunya hay 1.286 promociones de obra nueva con 5.844 pisos en venta

Salvador Sabrià

El presidente de la Asociación de Promotores de Barcelona, Lluís Marsà, en la presentación del informe.

El presidente de la Asociación de Promotores de Barcelona, Lluís Marsà, en la presentación del informe. / Josep Molina / ACN

El fenómeno de la ocupación ilegal de pisos está provocando un efecto colateral: la actividad de rehabilitación está bajo mínimos en Catalunya, y representa poco más del 3,6% del total, cuando en Europa se sitúa entre el 10% y el 20% según los países. Así lo denunció ayer el presidente de la Associació de Promotors de Catalunya (APC), Lluís Marsà, que añadió que este fenómeno afecta tanto a la actividad pública como privada. Marsà añadió que las ocupaciones "están cada vez más en manos de mafias relacionadas con el narcotráfico" y de "organizaciones que especulan con la miseria". "La Administración tiene aquí un tema pendiente" y urge una solución, advirtió durante la presentación del informe anual de la APC sobre la oferta de vivienda nueva en Catalunya.

Marsà no puso cifras a su denuncia, pero aseguró que este es un problema que viven muy intensamente los promotores, tanto públicos como privados. También situó las ocupaciones ilegales como uno de los mayores riesgos que tiene un promotor en la fase final de una promoción, porque necesita entre dos meses y medio o hasta casi medio año para superar todos los trámites administrativos antes de ejecutar la venta. 

Según la APC, el sector de la construcción residencial se está recuperando en Catalunya pero lo hace a un ritmo mucho más lento de lo que sería necesario ante la demanda que hay, a causa precisamente de la lentitud de las administraciones en tramitar y gestionar el suelo, entre otras fases relacionadas con el proceso de construcción. Traducido en cifras, estos problemas han hecho que en el 2017 en lugar de llegar a iniciarse 12.000 viviendas como preveían, la cifra se quedó en 11.340. La Associació calcula que las necesidades de vivienda nueva en Catalunya por la tasa de reposición son de entre 24.000 y 25.000 pisos iniciados al año.

El informe de los promotores ha inventariado 1.286 promociones de obra nueva en Catalunya, con un total de 19.902 pisos, de los que 5.844 vivienda están en venta. Para Marsà, estas cifras indican la obra nueva "se está absorbiendo".

Aumento de precios del 18,1%

El precios medio de la vivienda nueva en Catalunya se sitúa en 245.923 euros, un 18,5% más que un año antes. Aunque las cifras son muy dispares según las comarcas y ciudades. Así, en la ciudad de Barcelona el precio se dispara hasta los 495.054 euros, con un valor medio por metro cuadrado de superficie útil (la que seu puede pisar) de 6.291 euros. Esta cifra también oscila mucho según los barrios, desde los 8.511 euros de Sarrià-Sant Gervasi, hasta el más bajo que se encuentra en Nou Barris, 2.744 euros. 

0 Comentarios
cargando