Ir a contenido

TELEFONÍA

El fin del 'roaming' dispara el uso de datos en la UE

Algunas operadoras constatan un aumento en el tráfico de entre tres y seis veces este verano tras el fin de la itinerancia

Aún así el 60% de los europeos restringen todavía el móvil cuando viajan a otro país europeo

Silvia Martinez

Uso de un móvil en roaming.

Uso de un móvil en roaming. / AFP / PHILIPPE HUGUEN

Desde el pasado 15 de junio los usuarios de telefonía móvil en la Unión Europea pueden llamar y navegar por internet sin coste adicional alguno para su bolsillo. Un cambio en la reglamentación europea cuyas consecuencias ya han empezado a hacerse visibles. Según la Comisión Europea, algunas operadoras de telefonía movil constatan que el tráfico de datos se ha multiplicado entre tres y seis veces este verano (respecto a 2016) y buena parte de ese aumento se debe precisamente al fin del roaming, al menos entre quienes son conscientes de la nueva situación porque el 60% de los europeos que viajan a otro país de la Unión Europea siguen limitando el uso del móvil.

Según los operadores, en apenas tres meses se ha producido un cambio en el comportamiento de los viajeros. Utilizan más los datos cuando se desplazan y aunque una parte de este incremento se debe al crecimiento anual en el consumo de datos de los mercados nacionales, “una parte importante es imputable a las nuevas reglas de la itinerancia”, sostiene la Comisión coincidiendo con la publicación de un nuevo Eurobarómetro sobre el fin del roaming. Las empresas también constatan un aumento de las llamadas en roaming aunque menos marcado.

Aunque la Comisión Europea no dispone todavía de datos concretos ni ha avanzado qué operadoras han registrado este repunte en el tráfico de datos hay compañías de BélgicaHolandaEslovenia o los países bálticos que han informado públicamente de este cambio de tendencia. Es el caso de las belgas Proximus o Scarlet. De momento en Bruselas no disponen de “una fotografía completa” pero esperan que el regulador europeo presente para finales de año su evaluación.

Inversiones en regiones turísticas

En líneas generales, la sensación en el Ejecutivo comunitario es que los operadores móviles están respetando las reglas y cooperan con las autoridades nacionales aunque la Comisión Europea asegura que seguirá vigilando de cerca la evolución del mercado de la telefonía. Las empresas de telecomunicaciones, especialmente las que operan en regiones turísticas, también están realizando, según Bruselas, “inversiones importantes” en la red para responder al aumento de la demanda de los viajeros. “Es lo que está pasando en España”, ha explicado la comisaria de economía digital, Mariya Gabriel.

El balance sobre cómo están funcionando las nuevas reglas es, de momento, también positivo. “Hemos constatado que cuando se desplazan en la UE los ciudadanos están contentos de poder utilizar su teléfono como en su país sin temor a recibir una factura astronómica y los operadores de telefonía móvil invierten en las redes para poder responder a la creciente demanda”, sostiene el vicepresidente y responsable de agenda digital, Andrus Ansip. Los hábitos de desplazamiento, sin embargo, son muy distintos. Entre los ciudadanos que están más habituados a cruzar una frontera, y por tanto más susceptibles de usar el teléfono en el extranjero, están luxemburgueses, eslovenos, austríacos y belgas. En el lado opuesto, los viajeros griegos, búlgaros, rumanos, portugueses y españoles.

Conocimiento de las reglas

El análisis del Ejecutivo comunitario muestra que el 71% de los europeos están al tanto de la supresión de los costes de la itinerancia, el 72% consideran que las reglas les beneficiarán y de entre los que han viajado al extranjero desde el 15 de junio el 86% han recibido información sobre las nuevas reglas. “Es un ejemplo concreto” que “beneficia tanto a consumidores como operadores”, puntualiza Gabriel.

El Eurobarómetro confirma que la proporción de viajeros que utilizan datos móviles tanto en casa como en el extranjero se ha duplicado (un 31% frente al 15% un año anterior) y la proporción de quienes no utilizan jamás los datos móviles cuando viajan a otro país europeo se ha reducido un 50% (21% frente al 42% de hace un año). Aún así, el 60% de los viajeros siguen restringiendo el uso de su teléfono móvil cuando se desplazan a otro país. El 11% llegan hasta el punto de apagarlo y no utilizarlo durante todo su desplazamiento, el 33% siguen desconectando los datos, el 20% contratanto algún plan especial con su operadora y el 6% opta por utilizar una tarjeta del país al que se desplaza.

La encuesta, que fue realizada a finales del mes de agosto a personas mayores de 15 años, también constata que solo el 54% de los interrogados aseguran haber viajado a otro país del espacio económico europeo en los últimos doce meses y que los jóvenes son más susceptibles de usar el móvil en roaming.  

Según datos de la Comisión Europea, entre 2007 y 2016 los precios en itinerancia se redujeron más de un 90%. En 2015, las tres instituciones europeas acordaron suprimir estas tarifas adicionales y en diciembre de 2016 el Ejecutivo comunitario recibió el mandato para adoptar una política de “utilización razonable” y presentar propuestas sobre tarifas para mayoristas en itinerancia.

0 Comentarios
cargando