Ir a contenido

ENTIDADES NACIONALIZADAS

La fusión de Bankia y BMN cuesta otros 1.100 millones al Estado

Bankia valora BMN en 825 millones, frente a los 1.300 millones ofertados de forma preliminar por otra entidad

La operación provocará pérdidas al FROB en el 2017 pero puede mejorar el precio de privatización

PABLO ALLENDESALAZAR / MADRID

Goirigolzarri, durante la presentación de los resultados de Bankia el 2016.

Goirigolzarri, durante la presentación de los resultados de Bankia el 2016. / EFE / EMILIO NARANJO

La fusión de las nacionalizadas Bankia y BMN va a engordar las pérdidas provisionales del rescate bancario en otros 1.106 millones de euros, si bien la cifra definitiva dependerá del precio al que se privatice el banco resultante. Los consejos de administración de las dos entidades aprobaron por fin este lunes, tras tres meses de negociación, el precio de la operación. El presidido por José Ignacio Goirigolzarri entregará nueva acciones propias equivalentes al 6,7% de su capital a los accionistas del presidido por Carlos Egea. Ello supone valorar BMN en unos 825 millones de euros, de los que al Estado le corresponden 536 millones, menos de un tercio de los 1.645 millones en ayudas que le inyectó en el 2013.

Se trata, en cualquier caso, de una pérdida solo contable por el momento, ya que el Estado seguirá poseyendo el 66,6% de Bankia tras la absorción de BMN. El argumento del Gobierno para defender la operación es que la entidad resultante se revalorizará gracias a las sinergias, lo que permitirá obtener un mejor precio de venta. Así, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ha argumentado que al precio fijado hay que sumarles los 900 millones de ahorro de costes calculados por Bankia (frente a los 610 millones estimados inicialmente), de los que unos 600 millones se los adjudicaría el Estado en función de su participación.

De ser así, la operación generaría un valor para las arcas públicas de unos 1.136 millones. Sin embargo, la baja ecuación de canje de acciones pactada provocará previsiblemente pérdidas al FROB en las cuentas del 2016. El organismo tenía valorada su participación en BMN en 1.453,3 millones en el 2015. En unos dias revisará esa valoración en sus cuentas del año pasado, pero es improbable que la baje hasta o por debajo de los 825 millones que ofrece Bankia, con lo que la diferencia serán pérdidas contables.

RECUPERACIÓN DE AYUDAS

El precio acordado supone tasar BMN en 0,41 veces su valor contable registrado en libros al cierre del primer trimestre. El mercado esperaba un cálculo más cercano a 0,5 veces y la única "expresión de interés" que recibió el Ministerio de Economía a través del FROB en marzo, que algunas fuentes sostienen que procedía del Santander, estimó de forma provisional un valor de 0,65 o 0,5 veces (1.300 o 1.061 millones, en función de qué pasara con los acuerdos del banco con aseguradoras y gestoras de fondos de inversión y pensiones).

Goirigolzarri ha defendido que no es válido comparar esa oferta preliminar con el precio pagado por Bankia, ya que la entidad que la presentó no había estudiado en profundidad los números de BMN y previsblemente la hubiera bajado. En BMN reconocen que la crisis del Popular y la caída de otros bancos pequeños en bolsa le ha perjudicado en el canje, pero destacan que la valoración que han recibido es un 28% mayor de la que tiene en estos momentos en bolsa Liberbank, una entidad comparable. El ejecutivo también ha argumentado que la operación no supone una "pérdida real" para el Estado: "El FROB no pierde ni gana, solo cambia la fórmula jurídica del receptáculo de su inversión".

El presidente de Bankia también ha reiterado que no sería un "fracaso" no lograr devolver todas las ayudas (22.424 millones de Bankia y 1.645 millones de BMN) porque depende de las condiciones del mercado, pero ha mantenido que la absorción incrementa la "capacidad de devolverlas". El problema de fondo es que BMN tenía prácticamente imposible salir a bolsa para devolver las ayudas, operación que ha tenido que abortar en el pasado debido a la situación del mercado y a sus propias debilidades (bajas rentabilidad y provisiones). A Bankia, una de los bancos más solventes y rentables del país, le interesa porque le daría presencia en nuevas regiones (Baleares, Granada y Murcia).

IMPACTOS

La operación va a tener un impacto relevante en el capital de Bankia, si bien gracias a su elevada solvencia va a poder financiarla "sin acudir al mercado" a realizar una ampliación. Así, el banco va a hacer 1.000 millones de euros en provisiones para elevar las bajas coberturas para pérdidas de BMN y otros ajustes lo que, con cifras del cierre del primer trimestre, reducirá su nivel de capital del 13,37% a un todavía elevado 11,5%, que espera llevar al 12% a final de año. La entidad prevé que la fusión incremente su resultado neto en 245 millones de euros en el 2020, con lo que el beneficio por acción subirá un 16% ese año y se alcanzará un retorno sobre el capital invertido del 12%. 

El grupo va a destinar 334 millones para reducir un 40% los costes de BMN (155 millones de euros de ahorro a partir del tercer año), sobre todo con el probable cierre de sus servicios centrales, ya que hay pocos solapamientos en su red de oficinas. La operación le va a permitir consolidarse como cuarto banco del mercado español, por delante del Sabadell, con un incremento del 20% en el crédito (hasta los 132.3 millones de euros), del 28% en depósitos (134.500 millones), del 26% en clientes (8,2 millones) y del 36% en oficinas (2.515)

Temas: Bankia Bancos