03 abr 2020

Ir a contenido

CONFLICTO DE LA ESTIBA

Los estibadores convocan tres semanas de paros a partir del 6 de marzo

"No tienen que pedir perdón por tener sueldos decentes", afirma el secretario general de UGT, Pepe Álvarez

Han vuelto a exigir que se garanticen los empleos de los 6.150 estibadores de los puertos españoles.

Los sindicatos de estibadores han presentado un nuevo preaviso de huelga para nueve jornadas alternas a partir del próximo 6 de marzo que se  hará efectivo si el Consejo de Ministros del próximo viernes aprueba sin cambios el real decreto-ley de reforma del sector de la estiba.

Si finalmente se llevan a cabo, los paros se desarrollarán durante tres semanas a razón de tres días alternos por semana y, al igual que los anteriores, que fueron desconvocados, en horas también alternas.

Este nuevo aviso de huelga no supone una ruptura de las negociaciones (ambas partes se han visto este martes), sino una advertencia ante lo que pueda decidir el Consejo de Ministros. De hecho, para este miércoles hay previstos nuevos encuentros entre los representantes de los trabajadores y de las empresas,  juntos y por separado, con el mediador designado por el Gobierno para acercar posiciones, el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Marcos Peña.

LA PRISA DEL GOBIERNO

El Ejecutivo parece decidido a sacar adelante el decreto, que en el plazo de un mes debe ser convalidado por el pleno del Congreso. Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, ha dicho en el Senado que "urge"  cumplir con los requerimientos de la Comisión Europea (CE) que  impone a España una multa de 134.000 euros por cada día que no entre en vigor la nueva regulación de la estiba.

De la Serna ha remitido a los estibadores a la negociación colectiva ya que el decreto establece un plazo de un año desde su aprobación para adecuar las nuevas normas a los convenios.

Al mismo tiempo, el coordinador del Consejo Internacional de Estibadores (IDC, por sus siglas en inglés), Jordi Aragunde, ha pedido al Gobierno español un "diálogo franco" en el conflicto de la estiba y ha avisado de que podría haber movilizaciones "a nivel mundial" en caso de que el decreto se apruebe sin consenso. Aragunde ha participado en un encuentro celebrado en Algeciras (Cádiz) de representantes del IDC.

Considera que las negociaciones entre la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar (CETM), el sindicato mayoritario de la estiba en España, con el Gobierno deben derivar en "un consenso que mantenga las condiciones del trabajador y el alto índice de productividad de los puertos, que se supera año tras año".

Según Aragunde, la "línea roja" en la negociación es que no haya despidos y ha advertido de la solidaridad internacional en el sector.

RESPUESTA INTERNACIONAL

"Si las navieras plantean desviar el tráfico a otros puertos como Marsella o Tánger, tenemos acuerdos para que los estibadores de esos puertos nos apoyen. El nivel de acción será el nivel de reacción", ha subrayado Aragunde.

"En Bélgica se ha modificado el sector aceptando un registro de trabajadores como el que no quieren aplicar aquí. Desde Puertos del Estado nos han estado boicoteando", ha denunciado.

SUELDOS DECENTES

Por su parte, el secretario general de UGT,Josep Maria Álvarez, ha sido tajante al señalar que los estibadores no tienen que pedir perdón por tener unos sueldos decentes y ha defendido la labor de estos profesionales ante las pretensiones del Gobierno para sacar adelante un decreto que "no tiene ningún sentido" y para el que no hay "ninguna necesidad", pero que lleva a la precariedad de los estibadores.