LA GESTIÓN DE LOS FONDOS PÚBLICOS

¿Qué se puede y qué no se puede hacer con una prórroga presupuestaria?

El gasto corriente no puede superar el términos globales el del ejercicio anterior y no se pueden hacer nuevas inversiones

El vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, en la reunión del Consell Executiu, hace unos días, en el Palau de la Generalitat.

El vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras, en la reunión del Consell Executiu, hace unos días, en el Palau de la Generalitat. / FERRAN SENDRA

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

La prórroga de los presupuestos de la Generalitat del 2015 para este año no tiene por qué ocasionar grandes problemas contables o de tesorería a la Administración catalana. La ley de finanzas de Catalunya permite incluso adaptar las cuentas, "sin alterar la cuantía global", a la estructura organizativa vigente durante el 2016, es decir, el ejercicio, o parte del mismo, para el que se amplían las cuentas del año precedente.

El problema es de aumento de dotación, es decir, los 1.100 millones de los que el 'vicepresident' Oriol Junqueras, dijo la semana pasada  Oriol Junquerasque no se podrían emplear en incrementar partidas. De esa cantidad, 875 millones eran para aumentar el gasto socialgasto social.

En resumen, como la prórroga obliga a mantener el gasto global del 2015, los 1.400 millones de euros de la liquidación definitiva del 2014 y los más de 800 millones en menos intereses de la deuda con los que el Govern quería aumentar su gasto, podrían destinarse esencialmente solo a reducir deuda. Y la paradoja es que más del 60% del pasivo de la Generalitat tiene al Estado como acreedor, a través del fondo de liquidez autonómica (FLA) o los antiguos planes de proveedores.

GASTO CONDICIONADO

Todo ello está definido , por un lado, por la ley de estabildad presupuestaria; y por el otro, por la condicionalidad para recibir el FLA. Las normas establecen que, en caso de prorrograrse las cuentas y no poder superar el gasto del ejercicio anterior, los incrementos de recaudación o las rebajas de costes financieros deben destinarse a reducir déficit y deuda.    

La prórroga supone mantener en las mismas cuantías los créditos presupuestarios de los gastos de las cuentas del 2015. No se prorrogan, en cambio, los destinados a programas o actuaciones que finalizaron en el 2015. En cuanto a las partidas para personal, estas deben ajustarse a las dotaciones previstas a 31 de diciembre pasado. Por eso el incremento del 1% para el personal públicopersonal público se incluye en una ley aparte ratificada por el Parlament. Pero eso podría quedar también en cuestión, alertó Junqueras.

La partidas del resto de capítulos se prorrogan para la totalidad del presupuesto inicial para el 2015 "ajustado a las previsiones de ingresos finalistas y afectados para el 2016", recuerda Guillem López Casasnovas, catedrático de Economía de la Universitat Pompeu Fabra (UPF). López Casasnovas alerta de que el principal beneficiario de la prórroga es el ministerio de Hacienda, al ser el principal acreedor; y que que "queda en el aire el aumento del 1% a los empleados públicos". 

AUTORIZAR EXCEPCIONES

Durante el periodo de prórroga no se pueden tramitar gastos de los capítulos seis, siete y ocho, que incluyen básicamente inversiones, con la excepción de los autorizados por acuerdos de gobierno con carácter plurianual. En todo caso se pueden autorizar excepciones.

López Casasnovas destaca que en cuanto a gastos corrientes, "la normalidad es absoluta", y por lo que respecta a las restricciones por inversión, esta no afecta a las que son de varios ejercicios. En todo, caso, estas, dada la situación económico financiera de las cuentas públicas, ya han bajado mucho en los últimos años.

EL FONDO DE LIQUIDEZ AUTONÓMICA

Noticias relacionadas

Por lo que respecta a la tesorería, es decir, a los flujos efectivos de cobros y pagos, el fondo de liquidez autonómica (FLA) ya incluyó las cantidades por exceso de déficit del 2014. Así, los pagos del ámbito social "han quedado muy al día", según López Casanovas.

Lo que está por ver es lo que corresponde por el FLA del 2016. El Gobierno central ha abonado hace pocos días el pago correspondiente al primer trimestre. Además se seguirán recibiendo los anticipos del sistema de financiación, que se liquidan definitivamente dos años después en una fórmula que tanto el Govern actual como los anteriores consideran muy discrecional.