EUROCOPA FEMENINA

La selección española en la Eurocopa femenina, una favorita sin '9'

La selección española en la Eurocopa femenina, una favorita sin '9'
5
Se lee en minutos
Fermín de la Calle
Fermín de la Calle

Periodista

ver +

España afronta la que puede y debe ser la mejor Eurocopa de su historia en Inglaterra. Cinco años después de caer en cuartos de final de la Eurocopa 2017 ante Austria, la selección debería jugarse la corona continental con rivales como Suecia, Francia, Alemania y la actual campeona, Países Bajos. 

Pero lo hará con un ambiente enrarecido alrededor del grupo y sin una delantera natural en el equipo. Así lo ha querido el seleccionador Jorge Vilda, que ha tomado varias decisiones controvertidas que escapan a la lógica en la concepción de un grupo dominado, como no podía ser de otra forma, por las jugadoras del Barcelona. 

Enclavadas en el grupo B, junto a una potencia como Alemania, una peligrosísima Dinamarca y la correosa Finlandia, las españolas son primeras en las apuestas para ganar el título. Algo que contrasta con su clasificación en los ránkings, siendo séptima en la clasificación mundial y quinta en la europea. Su favoritismo se explica por las 18 victorias en sus últimos 21 partidos. 

Vilda apuesta claramente por un bloque joven, en el que 11 de las 23 seleccionadas no tienen experiencia en las fases finales de un torneo internacional absoluto. "Hay jugadoras que no han estado todavía en un torneo así, pero disponemos de jugadoras con experiencia tanto a nivel de selección en categorías inferiores como en clubes. Esa mezcla entre veteranía y futbolistas más jóvenes nos va a aportar frescura en el juego", apuntaba el seleccionador con optimismo.

"Seguimos en el mismo sitio que estábamos, con los pies en la tierra, sabemos a dónde vamos y de dónde venimos. También lo que están haciendo nuestros rivales"

Jorge Vilda, seleccionador español

Sin embargo, la elección de las 23 elegidas para la Eurocopa ha levantado muchas ampollas. Para empezar, la selección llega sin su máxima goleadora, Jennifer Hermoso, quien se queda fuera por una lesión, pero con unas palabras que invitan a pensar que hay algo más tras su ausencia: "Estoy tranquila porque hice y puse todo de mi parte para poder estar. Intenté poder llegar, puse todo lo que estaba en mi mano, pero no dependía de mí, yo no tomaba la decisión… Al final tengo que ver la Eurocopa desde casa. A mí me queda mucho fútbol por delante, hay pronto un Mundial, unos posibles JJOO, pero no sé qué me deparará el futuro". Para suplirla Vilda escogió a la joven Salma Paralluelo, de 18 años, que también llegó tocada y al final se ha caído. 

Entrenamiento de la selección española.

/ Europa Press

Y en contra de lo imaginado, el seleccionador ha decidido dejar fuera a las dos artilleras de una Real Sociedad que ha quedado segunda, convirtiéndose en la revelación de la liga. Contra todo pronóstico, en Inglaterra no estarán ni Amaiur Sarriegi ni Nerea Eizagirre. La tolosarra logró esta temporada 16 goles y dio siete asistencias, mientras su compañera, de 21 años, anotó 17 tantos y ofreció nueve pases de gol. Pero sin Hermoso y con Paralluelo siendo baja a última hora, Vilda ha preferido llamar a la centrocampista del Real Madrid Teresa Abelleira. Lo que deja al equipo con un déficit notable de gol en una decisión poco entendible. 

El propio seleccionador apuntaba al respecto: "Si yo fuera aficionado de la Real Sociedad también estaría enfadado con el seleccionador. Pero no me fijo en qué club juega cada jugadora para hacer la lista". Con este contexto aterriza en la Eurocopa una España que estará pendiente de si Irene Paredes, la capitana de este equipo, está en disposición de ofrecer su mejor versión tras una inoportuna lesión en el muslo.

En la medular la tripleta formada por Alexia Putellas, Guijarro y Bonmati deben marcar el ritmo de los partidos. Alexia es la líder ofensiva del equipo, después de completar una buena temporada, con 27 goles en 33 partidos, y tras hacerse con el Balón de Oro. Todo apunta a que la estrella del Barça peleará por la Bota de Oro en el torneo con la inglesa Ellen White, jugadora del Manchester City, la delantera francesa del PSG Kakoto, y la artillera del Arsenal y referente ofensivo de los Países Bajos Vivianne Miedema. 

"No hay que fliparse. España, a nivel absoluto, no ha hecho nada importante aún. La Eurocopa es muy complicada. Hay gente que espera que ganemos, pero espero que la gente se calme. Debemos ser conscientes de quiénes somos y dónde estamos"

Aitana Bonmatí, jugadora del Barça

Pese a llegar en el grupo de favoritos, desde el grupo se huye de esa euforia que rodea a la selección. Para Vilda, "seguimos en el mismo sitio que estábamos, con los pies en la tierra, sabemos a dónde vamos y de dónde venimos. También lo que están haciendo nuestros rivales".

Noticias relacionadas

Putellas advierte que "hay ocho selecciones que pueden ganar. Vamos a darlo todo, pero esto es una maratón. Hay otras tantas selecciones que van con la misma idea. Una vez en Inglaterra, veremos qué pasa".

Y la azulgrana Bonmatí es la más gráfica: "No hay que fliparse. España, a nivel absoluto, no ha hecho nada importante aún y estamos en el camino. Llevamos dos muy buenos años. La gente espera mucho de nosotras, pero tenemos a Finlandia, Dinamarca y Alemania, un grupo muy difícil. La Eurocopa es muy complicada. Hay gente que espera que ganemos, pero espero que la gente se calme. Debemos ser conscientes de quiénes somos y dónde estamos básicamente".

Vilda, hijo del preparador físico de Johan Cruyff

Jorge Vilda afronta una oportunidad histórica de llevar a la selección femenina a lo más alto. Seleccionador cuestionado por sus decisiones controvertidas, el madrileño ha seguido la estela de su padre Ángel Vilda, quien fue preparador físico de Johan Cruyff en sus años en el Fútbol Club Barcelona. El padre del actual seleccionador también fue entrenador de las selecciones femeninas de fútbol sub-17 y sub-19. Jorge formaba tándem con su padre cuando en 2010 se situó al frente de la Sub-17, dejando a su padre la sub-19. Con esta selección consiguió dos Eurocopas, dos subcampeonatos europeos, un bronce mundial, un bronce europeo y un subcampeonato del mundo. Tres años después, en 2014, sustituyó a su padre en el banquillo de la Sub-19, temporada en la que llegó a ser nominado como mejor entrenador mundial femenino por la FIFA. Vilda ha confiado en el peso del Barcelona, que cuenta con diez jugadores en la convocatoria de 23, a las que ha sumado la participación de jugadores del Real Madrid, Atlético, Levante, Manchester United o Athletic. Destaca la ausencia de jugadoras de la Real Sociedad, que se ha proclamado subcampeón de la liga Iberdrola.