INDUSTRIA DEL DEPORTE

Luces cortas y largas para el Fórmula 1

El Barça valora las opciones que posee el club para sobreponerse a la crisis económica y no depender solo del mercado de fichajes

Romeu y Laporta, en un acto del Barça en el Auditori 1899 del Camp Nou.

Romeu y Laporta, en un acto del Barça en el Auditori 1899 del Camp Nou. / Jordi Cotrina

3
Se lee en minutos
Marc Menchén

El FC Barcelona es probablemente el club que peor parado ha salido de la pandemia entre los grandes de Europa. Una política deportiva llevada al límite económico con Bartomeu, unido al golpe de la Covid-19 al negocio y la fuerte limpieza de balance de Laporta, dejaron un agujero de 688 millones de euros en pérdidas antes de impuestos en dos años. La reestructuración se inició el año pasado, pero la recuperación no sólo pasa por recortar el gasto. Hacen falta muchos ingresos extraordinarios, la venta de BLM, Barça Studios y una parte de los derechos de televisión es el mal menor. 

La venta de activos deportivos (los futbolistas, vaya) era la vía ordinaria, pero también la que mayor competitividad resta y la que puede tener un impacto mayor en la generación de ingresos futuros. También la que socialmente le podría haber pasado una mayor factura. Además, en el caso de Studios y BLM suscribo lo comentado por el vicepresidente, Eduard Romeu, son ventas parciales que tienen sentido incluso en un momento de bonanza económica, pues la entrada de un socio industrial puede maximizar el valor de ambos proyectos.

El juicio sobre si han resultado buenas o malas operaciones deberá esperar a que se concreten las condiciones de cada una de ellas y se puedan comparar con las alternativas que ha habido sobre la mesa desde hace un año. Las razones para apurar a quince días del cierre contable no han quedado claras, sobre todo sabiendo que las pérdidas para 2021-2022 pueden irse a más de 150 millones y esto se sabía desde enero. 

De hecho, no fue hasta este lunes cuando se firmó un primer acuerdo de exclusividad con una firma de inversión basada en Reino Unido para intentar cerrar antes del 30 de junio la venta de un primer 10% de los derechos de televisión. Nadie ha desmentido lo que es un hecho, que antes de la junta directiva del 31 de mayo, el principio de acuerdo y por la operación que se había negociado era con LaLiga y CVC para la parte de derechos audiovisuales y el consorcio Investindustrial-Fanatics para el retail. Por Barça Studios, que debía dar 50 millones este año, no hay nada.

Ahora toca buscar alternativas que no han surgido en todo el año en apenas mes y medio. Ojalá surjan y permitan generar los recursos necesarios para que el Fórmula 1 del Barça vuelva a carburar. Eso a corto plazo. A medio, espero que no oculte la aún necesaria reducción de masa salarial y situar los costes al mismo nivel que los ingresos. Jugárselo todo cada año al mercado de fichajes fue el gran error.

Colaboración público-privada en la Copa América

Noticias relacionadas

Barcelona logró pasar por la derecha a Málaga para quedarse la próxima edición de la Copa América de vela, y ahora ya sabemos que fue combinación de dos factores. El primero, el de la iniciativa privada a través de Barcelona Global, cuyas empresas miembro han asegurado avales por 25 millones de euros que se ejecutarán en caso de que la organización no logre generar ese dinero a través de patrocinios y otros derechos. El segundo, y más importante, la alianza de la Generalitat y el Gobierno para aportar 15 millones de euros cada una al presupuesto, que en total ascenderá a 70 millones de euros. El resto, lo aportarán el Ayuntamiento de Barcelona (10 millones) y la Diputación (5 millones).

El reto ahora es mayúsculo, pues se trata de dar sentido económico a esta inversión en el mar para que su legado perdure. Es la única receta para combatir a quienes aún ven un despilfarro de dinero público este tipo de apuestas, sin tener en cuenta la economía que movilizan con su propia actividad durante la competición y el impacto mediático que, en este caso, tendrá para la costa catalana. En cualquier caso, buena noticia que Catalunya vuelva a pujar por este tipo de citas.