LA JORNADA DE ATLETISMO

Tokio-2021: Una 'reggae night' en un estadio vacío

  • Jamaica copa el podio femenino de los 100 metros con Elaine Thompson-Herah por delante de la favorita, Shelly-Ann Fraser-Pryce

  • Tryvon Bromell sufre para pasar las eliminatorias del hectómetro y Eusebio Cáceres se mete en la final de longitud

Fraser-Pryce, Thompson-Herah y Jackson, el trío jamaicano que copó el podio de los 100 metros.

Fraser-Pryce, Thompson-Herah y Jackson, el trío jamaicano que copó el podio de los 100 metros. / Europa Press / Michael Kappeler

2
Se lee en minutos
Gerardo Prieto

Sin Usain Bolt, sin Jimmy Cliff, pero en otra 'reggae night', Jamaica logró acaparar el podio en la primera final olímpica de 100 metros en un estadio vacío. Esta vez con Elaine Thompson-Herah gritando emocionada tras revalidar su título olímpico de Río con un crono de 10.61 segundos, la segunda mejor marca de siempre. La ya bicampeona olímpica se sitúa así solo por detrás de los 10.49 de Florence Giffith, a la que arrebató el récord olímpico establecido por la estadounidense en Seúl-88 (10.62). La favorita, Shelly-Ann Fraser- Pryce, se llevó la plata que le faltaba tras su dos oros en Pekín y Londres y el bronce en Río, pero se quedó sin el oro que acariciaba tras los 10.62 que acreditaba este año. 

El pequeño cohete jamaicano no estaba, sin embargo, para fiestas. Intentó acercarse a su rival a mitad de recta, pero Thompson-Herah acabó pletórica, saludando con el brazo estirado en plan Bolt antes de cruzar la meta, desplazando del segundo lugar de las mejores de siempre a Fraser-Pryce por una sola centésima y privándola de ser la primera mujer con un triplete olímpico en la misma distancia.

La tercera jamaicana, Shericka Jackson (10.76), se colgó el bronce viniendo de atrás para lograr un resultado para recordar. Las velocistas jamaicanas ocupan ahora el protagonismo deportivo que tuvieron sus compañeros masculinos durante la brillante etapa liderada por Usain BoltOblique Seville y Yohan Blake superaron las series eliminatorias de 100 metros sin alardes pero apenas cuentan para la hora de la verdad. Tampoco el presunto favorito, Tryvon Bromell, que estuvo a punto de quedarse fuera de la final de este domingo ( 14.50 horas en España).

Bromell, repescado

El estadounidense, corrió su serie clasificatoria jugando con fuego. El cuarto puesto con 10.04 segundos no le garantizaba el pase porque no estaba entre los tres primeros. Su crono por encima de los 10 segundos le situaba al borde del precipicio olímpico. Tuvo que esperar hasta el resultado de la séptima y última serie eliminatoria de 100 para respirar tranquilo porque solo se clasificaban tres por tiempos.  

La insípida carrera de Bromell no dejó traslucir si el velocista de Florida esconde sus cartas, guarda pólvora para las finales de este domingo o una inoportuna lesión, de nuevo, acecha a un atleta talentoso pero frágil, un moderno Aquiles con dos cirugías en su talón. De lo que no cabe duda es que su condición de favorito para la final parece resquebrajarse en favor de su compañero de entrenamiento De Grasse, Jacobs y de equipo Fred Kerley, los tres por debajo de los 10 segundos en las series de este sábado.

Noticias relacionadas

Cáceres, en la final de longitud

El saltador alicantino Eusebio Cáceres logró un prometedor pase a la final al ser noveno con 7,98 metros. En la misma prueba eliminatoria, JuVaughn Harrison registró el quinto mejor salto (8,13 metros) de todos los participantes y acabó siendo el único saltador estadounidense en clasificarse. Da un paso firme así para lograr su objetivo, saltar en dos finales y optar a las medallas en un salto vertical y otro horizontal. La primera, este mismo domingo, en el salto de altura (12.10 hora española). Y el lunes en la final de longitud, con 'el Saltamontes de Onil' y el cubano Juan Miguel Echevarría, claro favorito tras clasificarse ayer con un primer salto de 8.50.