aumenta el uso de aplicaciones y videos de youtube

El 'fitness online' crece con el cierre de gimnasios

El Govern decretó el cierre de las instalaciones deportivas para frenar la propagación del covid

Ante la imposibilidad de utilizar las instalaciones deportivas, las aplicaciones para el móvil aportan soluciones para poder seguir practciando deporte

Gente haciendo deporte frente al hotel W de Barcelona. 

Gente haciendo deporte frente al hotel W de Barcelona.  / JORDI COTRINA

2
Se lee en minutos
Begoña González

Casi dos semanas después del cierre de instalaciones deportivas decretado por la Generalitat para frenar el avance del covid, la práctica de ejercicio físico no decrece pero los gimnasios no dejan de sufrir las consecuencias del cese de su actividad. Cada vez más personas buscan soluciones para continuar entrenando y basan sus entrenamientos en vídeos de internet y aplicaciones.  

Un estudio realizado sobre 14.000 personas de entre 18 y 64 años por una marca de ropa deportiva concluye que un tercio de los encuestados en todo el mundo hacen ahora más ejercicio que antes de que empezara la crisis sanitaria global derivada del covid. Esta cifra, en España, corresponde al 32% de los encuestados. En ese sentido, ante la imposibilidad de hacer uso de las instalaciones deportivas habituales, han asegurado haber sacado recursos para adaptar sus rutinas deportivas al espacio disponible en casa.

Con el confinamiento domicliario de primavera, millones de personas ya abrieron sus puertas a 'influencers' y apps de entrenamiento y aprendieron a adaptar sus rutinas habituales a sus nuevas realidades. Tanto es así, que incluso empresas de sectores diversos como Apple han visto un filón de negocio en esta tendencia social y han lanzado su propio servicio de suscripción para entrenar desde casa.

Entre las aplicaciones más descargadas en la Apple Store figuran softwares de entrenamiento como Freeletics o Nike Trainig Club, pero cada deportista puede encontrar su aplicación ideal para guiarle en su entrenamiento. Por otro lado, otra fuente importante de ideas de entrenamiento son los vídeos de Youtube. Influencers como Vikika Costa, Patry Jordán o Fausto Murillo han visto como su material de entrenamiento es cada vez más utilizado por personas con perfiles muy diversos para ponerse en forma.

Los gimnasios tratan de adaptarse

Muchos gimnasios, centros deportivos y escuelas de baile han tratado de adaptarse al nuevo escenario ofertando actividades online mediante directos de Instagram, Youtube e incluso plataformas de streaming privadas. Así se desprende, según la encuesta realizada a más de 1.000 centros deportivos españoles por parte del International Fitness Observatory (IFO), que el 71% de los centros ofreció clases online durante el confinamiento y muchos lo siguen haciendo en esta segunda ola de cierres.

Esta fórmula permite a algunos gimnasios sortear algunos efectos económicos del cierre y seguir manteniendo a sus socios involucrados. El sector del fitness tradicional se está viendo seriamente afectado por los efectos coyunturales de la pandemia. En 2020 los centros deportivos facturarán de media un 53% menos respecto a 2019 y deberán asumir unas pérdidas de 1.246 millones de euros. Estas cifras ponen de manifiesto, que el 44% de los centros tendrá problemas para seguir abierto, según datos de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID).

Noticias relacionadas

Desde la Unió de Federacions Esportives de Catalunya (Ufec) aseguran que los centros deportivos están registrando un degoteo de bajas de sus socios desde marzo que van desde el 25 al 40% del total de sus usuarios. "El cierre de gimnasios es una medida desproporcioanda, en toda españa solo el 0,28% de los contagios se ha dado en un entorno deportivo y la trazabilidad y las medidas de higiene son máximas", aseguran desde Ufec. 

Muchos centros realizaron grandes inversiones a principios de verano, durante la reapertura del deporte para poder cumplir con las exigencias del Gobierno en cuanto a higiene y prevención, pero ahora no pueden amortizarlas tras el cierre ordenado por el ejecutivo catalán.