03 abr 2020

Ir a contenido

TRIUNFO CANTADO

Modric también gana el Balón de Oro

El centrocampista croata ya había recibido el premio The Best, rompiendo el dominio de Messi y Cristiano en ambos premios desde el 2008

Leo fue quinto, su peor clasificación desde que irrumpió en la élite, y Luis Suárez acabó decimotercero, justo detrás de Neymar

Joan Domènech

Luka Modric posa con el Balón de Oro 2018 recibido en París.

Luka Modric posa con el Balón de Oro 2018 recibido en París. / BENOIT TESSIER (REUTERS)

Luka Modric obtuvo el Balón de Oro, después de haber conquistado el premio The Best, y se convierte en el mejor futbolista del mundo, el tácito reconocimiento que brinda al ganador de uno o los dos premios. La gloria llega al croata a los 33 años tras cuajar la mejor temporada de su vida, la más exitosa cuando menos, como campeón de la Champions con el Real Madrid y subcampeón del mundo con Croacia.

"Siento muchas emociones difíciles de explicar con palabras. Es un honor y un privilegio recibir este premio, que era más que un sueño para mí", comentó Modric nada más coger el trofeo. Estoy muy feliz por formar parte de este grupo de futbolistas excepcionales que lo han ganado".

Cristiano tampoco acude 

A la vera de Modric, en el podio, se alinearon Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann. La diferencia de puntos obtenida respecto a sus competidores resultó llamativa, pero a Cristiano, campeón de la Champions, le penalizó el mal papel de Portugal en el Mundial de Rusia y a Griezmann, pese a ser campeón del mundo con Francia, pagó la ausencia del Atlético en la Champions. Aunque conquistara la Europa League.

Modric con su esposa y sus hijos al llegar a la gala de París. / BENOIT TESSIER (REUTERS)

Modric obtuvo 753 puntos, Cristiano 476 y Griezmann 414, según una lista que fue filtrada antes de que comenzara la gala de París. Kylian Mbappé fue cuarto (347) y Leo Messi terminó quinto (280), la peor clasificación desde que irrumpió en la élite.

"A lo mejor es que la Copa de Europa es más importante que un Mundial", dijo Griezmann entre irónico y enfadado por creer que había contraído méritos suficientes para lograr la pelota dorada. El delantero, que en su día creía poder sentarse en la misma mesa que Messi y Cristiano, fue tercero, el lugar de Mohamed Salah (Liverpool) en el premio de la competencia francesa. Igual que en el anterior evento, Cristiano tampoco acudió a la gala.

Kaká fue el último en el 2007

El mérito de Modric (nacido en Zadar el 9 de agosto de 1985) se amplía por haber sido capaz de romper el duopolio que habían establecido Leo Messi Cristiano Ronaldo, que en la última década se habían repartido los premios individuales en todas las denominaciones, fuera el Balón de Oro, el FIFA World Player y el The Best.

El centrocampista croata aunó, como sus colegas, los dos galardones que han dejado de ser siameses y conviven por separado. Modric recibió el The Best (de la FIFA) en septiembre y este lunes de diciembre exhibía el Balón de Oro que otorga la revista France Football desde 1956. El brasileño Kaká fue el último (2007) en inscribir su nombre en el palmarés en los dos reconocimientos.

La clasificación de los 30 candidatos, elegidos por los redactores de la publicación y votados por 180 periodistas de otros tantos países, fue anunciándose a lo largo de la tarde. El malagueño Isco (Madrid) y el francés Hugo Lloris (Tottenham) fueron los dos últimos.

Ada Hegerberg, la primera mujer

El orden inverso fue ofreciendo otros nombres,  como los de Rakitic (Barça) y Ramos (Madrid) empatados en la 19ª posición con el brasileño Firmino (Liverpool), los madridistas Bale y Benzema compartiendo el puesto 17, y con Luis Suárez en decimotercer lugar, detrás de Neymar, que en el París Saint Germain no solo no ha logrado postularse como futuro ganador del premio, tal era su propósito cuando se marchó del Barça y de la sombra de Messi, sino que ha retrocedido hasta quedar fuera de los diez primeros.

Mbappé obtuvo el premio Kopa al mejor futbolista joven (solo tiene 19 años), el primero que se entregó en la gala celebrada en el Grand Palais de París, y la noruega Ada Hegerberg (Olympique de Lyón) ganó el primer Balón de Oro femenino.