Ir a contenido

SUERTE INFINITA

La piloto accidentada en Macao mueve las piernas libremente

Sophia Flörsch, de 17 años, tenía una fractura grave en la columna y los médicos tuvieron que repararla con un injerto de hueso de la cadera durante siete horas en el quirófano

Sophia Floersch, de 17 años.

Sophia Floersch, de 17 años. / EPA/LUSA

La joven piloto alemana Sophia Flörsch, quien sobrevivió a un aterrador accidente en el Gran Premio de Macao de Fórmula 3 el pasado domingo, se estaba recuperando este martes después de una delicada cirugía en la columna vertical que fue más larga de lo esperado. La joven de 17 años tuvo que someterse a un injerto de hueso para reparar una columna vertebral rota después del accidente en el que su vehículo voló por los aires y se estrelló contra una cabina elevada de fotógrafos instalada en una curva del recorrido urbano.

La operación se llevó a cabo en el hospital Conde S. Januário de la antigua colonia comercial portuguesa y mantuvo a la deportista durante siete horas en el quirófano. Fue necesario extraer un pedazo de hueso de la cadera y realizar un trasplante, dijo Lei Wai Seng, directora del centro hospitalario.

Buen pronóstico

Este martes sus signos vitales son estables y puede mover las extremidades libremente, agregó la fuente médica, pero deberá permanecer convaleciente en el hospital una o dos semanas más.

De los cuatro heridos, el piloto japonés Sho Tsuboi y un fotógrafo fueron dados de alta del hospital, dijo también la directora médica. Otro fotógrafo, herido en el hígado, y un oficial de pista con la mandíbula rota, permanecen bajo observación en el establecimiento.

La descripción del pánico

Lanzado a más de 200 kilómetros por hora en una curva en ángulo recto, el Dallara-Mercedes de Flörsch golpeó a un competidor, cruzó la pantalla de seguridad y destrozó la cabina elevada en la que estaban los fotógrafos, antes de volver a caer sobre la posición de los oficiales de pista.

"La intervención daba miedo porque se conocía como una operación de riesgo", dijo Frits Van Amersfoort, jefe de la escudería de la piloto accidentada. "Tendrá que quedarse en el hospital por un tiempo, pero espero que la veamos en su lugar otra vez; es decir, en un auto de carreras". Describió también el pánico que se produjo después del accidente. "Lo peor fue que en los 20 minutos siguientes no sabíamos nada, nunca los olvidaré en mi vida". Sophia Flörsch "tiene un ángel posado en su hombro porque podría haber sido mucho peor".

Tres pilotos murieron en el 'reino chino de los casinos' en los últimos años, el británico Daniel Hegarty, en el 2017; el portugués Luis Carreira y Phillip Yau, de Hong Kong, en el 2012.

Temas: Automovilismo