Ir a contenido

PREVISIONES PARA SEMANA SANTA

Buenas expectativas para el último tramo de la temporada de esquí

Las últimas nevadas aseguran unas condiciones óptimas para las próximas semanas y culminan una campaña de nieve excepcional en el Pirineo

EDUARD PALOMARES / BARCELONA

Vista del Pla de Beret, en la estación aranesa de Vaquèira-Beret.

Vista del Pla de Beret, en la estación aranesa de Vaquèira-Beret.

La temporada de nieve 2016-2017 será recordada como una de las mejores de la última década (o incluso de lo que va de siglo XXI), tanto por su regularidad durante toda la campaña como por un tramo final igualmente excepcional. Si las condiciones ya estaban aseguradas para Semana Santa, el episodio de nevadas que se alargó hasta el pasado lunes redobla las expectativas para este periodo gracias a los cerca de 30 centímetros de nieve fresca recibidos en la mayoría de dominios del Pirineo. Quedan por ver dos cosas: si los aficionados siguen con ganas de seguir esquiando con la primavera ya en pleno esplendor y si el balance económico final de las estaciones corresponde a las buenas sensaciones cosechadas.         

La mayoría de complejos suelen fijar su fecha de cierre para el lunes de Pascua, aunque hay algunos que siempre intentan alargar un poco más la temporada. Es el caso de Masella que, de momento, no ha comunicado qué día tiene previsto cerrar las puertas, si bien el año pasado logró aguantar hasta el 1 de mayo. No sería de extrañar que intentara repetir la gesta, sobre todo porque las últimas precipitaciones han dejado en la estación de la Cerdanya “una nieve excepcional”.

Además, desde la dirección del dominio recuerdan que el 90% de sus pistas están encaradas al norte, “por lo que las temperaturas son más frías y el impacto de las radiaciones solares es menor”. A su vez, el 80% de los trazados transcurren entre el bosque, lo que aporta una protección extra sobre los rayos del sol.

ACTIVIDADES 

En Vaquèira-Beret también tienen nieve de sobras y las previsiones indican que durante la Semana Santa superarán “los 135 kilómetros esquiables”. Para culminar la temporada por todo lo alto, desde la estación del Vall d’Aran recomiendan diversas actividades, entre ellas el heliesquí de la mano de los programas adaptados que ofrece Pyrenees Heliski. Otra opción es la Audi Ski Kronos, un trazado cronometrado de 12 puertas abierto a todos los esquiadores y snowboarders, para que se sientan como competidores profesionales. El descenso de cada participante se cronometra, se graba en vídeo y puede compartirse en redes sociales.

Por su lado, La Molina acoge este fin de semana el Trofeo Pepeta Planas de veteranos y la Carrera Premium de 'forfaits' de temporada. Y para el 16 de abril propone culminar el año con la TriSnow, una prueba que combina carrera, bicicleta y esquí de montaña (o raquetas).

EN UN IGLÚ

La única estación catalana que ha anunciado que no llegará a Semana Santa es Tavascan, que cierra sus pistas de alpino este domingo. Eso sí, hasta el 16 de abril permanecerán activos el refugio, el nórdico y los circuitos de raquetas. Estaciones más pequeñas del Pirineo francés como Puyvalador o Espace Cambre d'Aze ya han cerrado. 

Y para acabar con un actividad que deje un recuerdo realmente indeleble de la temporada, la estación francesa de Gourette (en los Pirineos Atlánticos) propone una combinación de esquí, raquetas de nieve, baño al aire libre en un barril de madera calentado a leña hasta los 29 grados y, por último, pasar la noche en un iglú en plena montaña. Una buena despedida.

Consulta el estado de las pistas en el Canal Esquí de EL PERIÓDICO.

0 Comentarios
cargando