04 ago 2020

Ir a contenido

Alonso empieza a fichar

El piloto contratará a 16 corredores para su proyecto ciclista, en el que la firma automovilística

Fiat toma ventaja para hacerse cargo del patrocinio

SERGI LÓPEZ-EGEA
BARCELONA

Fernando Alonso corre impulsado al volante de su Ferrari para cerrar lo más rápido posible su proyecto ciclista como patrón del nuevo conjunto que surcará las carreteras a partir de enero tras haber comprado la licencia federativa del Euskaltel, que desaparece a finales de año.

El piloto asturiano ha confiado en Kiko García, excorredor del ONCE

y que disputó los Juegos Olímpicos de Barcelona, para que esté al frente de toda la estructura como mánager general. García fue la persona clave, la que convenció a Alonso para que se convirtiera en el heredero del Euskaltel. García, conocido más como Kiko en los ambientes ciclistas, ha sido durante años colaborador del departamento de comunicación de la Vuelta. Asimismo -de ahí la amistad entre el exciclista y el bicampeón del mundo de F-1-, es el delegado en Europa de la marca de gafas Oakley, uno de los patrocinadores privados del asturiano.

Otro exciclista, Chechu Rubiera, amigo personal del piloto y habitual compañero de entrenamiento en bici en Asturias, también se integrará con un cargo destacable en el staff técnico del equipo. El deseo de Alonso es que Chechu sea el director deportivo, pero antes necesita sacarse la titulación oficial para desempeñar el cargo que otorga la Unión Ciclista Internacional (UCI).

LOS MISMOS LÍDERES / La intención del nuevo equipo es contratar a 16 corredores y respetar la decena de contratos en vigor que tiene el Euskaltel. Entre estos ciclistas se encuentran los dos jefes de filas de la escuadra vasca: Samuel Sánchez -quien también guarda amistad con Alonso, ya que cuando ambos pueden entrenan juntos en Asturias- e Igor Antón.

Inicialmente, Alonso no cuenta con la actual dirección técnica del Euskaltel, que encabeza Igor González de Galdeano. Asimismo, la intención es contratar a un nuevo equipo de auxiliares y colaboradores (mecánicos, masajistas, médicos y preparadores físicos). Se pretende llegar a un acuerdo amistoso para rescindir los contratos, aunque en algún caso sí se podría hacer una excepción a fin de evitar pleitos que enturbien el nacimiento del equipo.

¿A quién han llamado ya? El primer contacto oficial se realizó la semana pasada y tuvo como destinatario Chris Horner, que finaliza este año contrato con el RadioShack. La edad del corredor estadounidense

-42 años tendrá la próxima temporada- no es un obstáculo para los asesores del piloto asturiano. Sí lo son, en cambio, las pretensiones económicas, que giran en torno a 1,5 millones de euros anuales, una cifra que se encarecerá al menos en medio millón más de euros si finalmente Horner gana la Vuelta.

Por desgracia, en estos momentos, la cantera asturiana de ciclismo no pasa por el mejor momento. Uno de los jóvenes talentos mejor posicionados para integrarse en la escuadra de Alonso es el campeón de España sub-23, el cántabro Mario González, un chico que cuenta con el aval de Manolo Saiz, quien a pesar de sus problemas con la operación Puerto sigue estando considerado como un experto en descubrir nuevos valores del ciclismo.

CONTADOR, SONDEADO / La figura de

Alonso ha levantado una auténtica pasión en todos los ámbitos ciclistas. «En una semana se nos han ofrecido un centenar de corredores», ha asegurado uno de los nuevos colaboradores del piloto. También se ha sondeado a Alberto Contador, pero el corredor madrileño tiene contrato en vigor. «En todo caso es una opción de futuro», dicen.

La cifra mínima que se baraja para el proyecto es de seis millones de euros. Aún no se ha oficializado el principal patrocinador, pero según ha podido saber este diario la firma automovilística Fiat, principal accionista de Ferrari, se está situando en la pole position. Fiat, durante años, entregó al Tour todo el parque automovilístico, incluidos los coches que llevaban los equipos participantes en la ronda francesa. La entrada de Skoda, que también ofrece  los  vehículos oficiales a la Vuelta y el Giro, ha apartado a la firma italiana del primer plano ciclista.

Varios fabricantes de bicicletas también han llamado a la puerta de Alonso. La principal oferta, por ahora, según las personas consultadas, corresponde a la marca Cervélo, que ya tuvo equipo profesional liderado por Carlos Sastre. Según estas fuentes, Cervélo habría ofrecido una cifra cercana a los 2,5 millones de euros para que los ciclistas del piloto lleven sus bicis.

Vodafone, uno de los patrocinadores de la Vuelta, también se está entusiasmando con el proyecto ciclista y con la figura del piloto de Ferrari, con el que han colaborado en diferentes ocasiones.