HEATH LEDGER

Retrato de un ídolo difunto

El documental 'I am Heath Ledger' desgrana la cara menos conocida del actor fallecido a los 28 años

Heath Ledger.

Heath Ledger.

3
Se lee en minutos
Juan Manuel Freire
Juan Manuel Freire

Periodista

Especialista en series, cine, música y cultura pop

Escribe desde Barcelona

ver +

Todo el mundo conoce a Heath Ledger como el vaquero gay de 'Brokeback mountain', o el Joker de 'El caballero oscuro', o como ese actor que murió demasiado pronto, cuando todavía le quedaban por hacer un puñado de papeles memorables. Pero no tanto se conoce al Ledger amante de la música, cofundador de un sello discográfico y director de videoclips para gente como Ben Harper.

 

Si Ledger tuvo un ídolo musical, ese fue, sobre todo en sus últimos años de vida, el cantautor folk Nick Drake, al que quería encarnar en un biopic. Se consideraba apropiado para ello porque, en parte, se veía como él: alguien que no duraría demasiado en esta tierra (Drake falleció a los 26 años por una sobredosis de antidepresivos).

 

 

 

"Yo soy como esa gente", decía Ledger a sus amigos hablando de artistas muertos a mitad de la veintena como Nick Drake y Kurt Cobain. Es una de las tristes revelaciones de 'I am Heath Ledger', el documental que Movistar Estrenos lanzará el miércoles, día 4, por otro lado una pieza luminosa, dedicada antes a celebrar la generosidad y talento del australiano que a bucear en sus demonios.

Amigos y amores

Los directores Adrian Buitenhuis y Derik Murray, este último ya autor de retratos similares del cómico Chris Farley o Bruce Lee, han contado con las palabras no solo de sus amigos, sino también de sus antiguos amores, su representante, directores y actores que trabajaron a su lado… La ausencia más importante es la de Michelle Williams, madre de su hija Matilda, con quien Ledger rompió en el 2007. La actriz ha hablado en ocasiones sobre la pérdida, o qué significa ser una madre soltera, pero no habla sobre qué sucedió dentro de la pareja.

 

Durante la promoción de 'Destino de caballero' empezó a sufrir el síndrome de alta exposición

'I am Heath Ledger' cubre toda la carrera y vida del astro de Perth (Australia), empezando por su fascinación temprana por la actuación, y siguiendo por un viaje al carnaval de Venecia con Lisa Zane, su primera novia seria, en el que se disfrazaron y se filmaron en 8mm y Ledger nació como actor. Hay imágenes de ese viaje, pero también de muchos otros momentos personales: a Ledger le gustaba registrar su vida, guardarlo todo, ya fuera en cine, vídeo o fotografías que después podía retocar con pintura.

Poco después de llegar a Los Ángeles con Zane, Ledger había logrado un papel revelador en la comedia romántica '10 razones para odiarte'. Todos querían que siguiera haciendo de rompecorazones adolescente, pero él tenía otros planes: experimentar, arriesgarse y no aburrirse. "A la gente de Hollywood no le gusta escuchar un no. Yo me lo pasé muy bien diciendo que no", se le oye decir.

Fonda para australianos

Dijo que sí a 'El patriota', sobre todo por trabajar con su paisano Mel Gibson. Ledger nunca se alejó en exceso de sus raíces, y su casa en Los Ángeles era una especie de fonda donde tenían cama todos los actores australianos en busca de suerte en Hollywood. Allí pasaron un tiempo Joel EdgertonNaomi Watts (otro amor de Ledger), o Ben Mendelsohn, quien describe la escena en estos términos: "La casa de Heath era famosa por tener un séquito antes de que hicieran 'El séquito'".

 

 

Con la exigente promoción de 'Destino de caballero' (2001), cierto nerviosismo empezó a apoderarse de Ledger. Watts habla de algo, al parecer, muy australiano llamado el síndrome de alta exposición: "Si tienes demasiado éxito, hay algo que te hace sentir mal". Y los mayores triunfos del actor todavía estaban por llegar, primero de la mano de Ang Lee ('Brokeback mountain') y luego con su adorado Christopher Nolan ('El caballero oscuro', por la que obtuvo un Oscar póstumo al mejor actor secundario).

Ledger y Williams se conocieron en el rodaje del filme de Lee, y todo fue en principio idílico. Pero una vez nacida su hija Matilda, Ledger no pareció preparado para las responsabilidades de la vida doméstica. La película no indaga en detalles conyugales ni trata de arrojar luz sobre los impulsos más oscuros de Ledger.

Noticias relacionadas

Tampoco oímos la versión de Mary-Kate Olsen, cuya relación con el actor sigue siendo un misterio. Durante un tiempo se creyó que era la dueña (después se desmintió) del apartamento donde Ledger falleció el 22 de enero del 2008, a consecuencia de una mezcla letal de medicamentos recetados.