Crisis de precios

¿Qué están haciendo los supermercados para contener la inflación?

Aproximadamente tres años después del primer confinamiento para prevenir los contagios de covid y a apenas meses de haber cumplido un año la invasión rusa a Ucrania, el precio de la alimentación sigue disparado. Contra todo pronóstico, la inflación alimentaria dio otra zancada en febrero, situándose un 16,6% por encima de donde estaba un año atrás. El porcentaje evidencia que la rebaja del IVA sobre toda una serie de productos de alimentación no ha sido suficiente, y ha echado más leña a un fuego que lleva días arreciando: el debate sobre si el Gobierno español tendría que llegar a un acuerdo con las grandes cadenas de distribución para que estas bajaran el precio de sus productos.

Hasta ahora, los supermercados (más en privado que en público) se negaban rotundamente: el problema afecta a toda la cadena alimentaria, dicen, y, como tal, es problema de todos; reducir el precio de venta solo hará que recortar unos márgenes ya muy pequeños, e incluso podría hacer desaparecer ciertos artículos de las estanterías, porque no salga a cuenta venderlos a pérdidas. Además, según defienden dos de las principales asociaciones del sector, Anged y Aces, los supermercados llevan meses llevando a cabo estrategias para contener la escalada de precios. Pero Eroski se ha lanzado a bajar el precio de unos mil productos; Mercadona, de otros 500 y Bonpreu, bonificará hasta junio parte de la compra de carne y pescado. ¿Qué están haciendo las principales cadenas españolas para contener la inflación?

Las cadenas optaban hasta ahora por las ofertas y promociones, pero cada vez más se lanzan a mecanismos extraordinarios como cestas 'a la francesa' o bonificaciones

Barcelona 14/03/2023 . Economía Cesta de la compra carro de la compra inflación precios y consumo cesta básica En la foto, supermercado Caprabo en el barrio de Gràcia Fotografía de Ferran Nadeu

Barcelona 14/03/2023 . Economía Cesta de la compra carro de la compra inflación precios y consumo cesta básica En la foto, supermercado Caprabo en el barrio de Gràcia Fotografía de Ferran Nadeu / FERRAN NADEU

Paula Clemente

Paula Clemente

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

1 Mercadona

La cadena con más cuota de mercado de España dejó claro en su presentación de resultados que no cree que topar los precios sea viable. Su presidente, Juan Roig, reconoció que los precios han subido un 10% de media, en su caso, y que tienen todos los esfuerzos puestos en bajarlos. Hasta ahora, su estrategia se había centrado en desarrollar una herramienta llamada DDP ('direct product profit') que les había ayudado a calcular mejor los costes y la rentabilidad de cada producto. Y a eso habían añadido un nuevo Modelo de Organización de Tiendas (MOT), que les supuso un ahorro de 75 millones de euros. Sin embargo, la cadena ha anunciado este miércoles que rebajará además 500 productos en los que anticipa bajada de costes. Hablan de conservas como el atún, lácteos como algunos quesos y yoguresfrutos secosaceitesproductos de limpieza y mantenimiento para el hogarbolleríaperfumería… y varios alimentos frescos, artículos que estarán identificados con una etiqueta amarilla.

2 Bonpreu

El grupo propietario de los supermercados Bonpreu y Esclat puso en marcha a finales de marzo una campaña por la que bonificaría un 5% de lo que sus clientes se gastaran en carne y pescado durante tres meses. Es decir, que ingresarán en la tarjeta cliente el equivalente a ese porcentaje. Más allá de eso, la compañía dice haber negociado con los proveedores para intentar que no subieran precios de forma desorbitada, y que, cuando no ha sido posible, han asumido ellos parte de la diferencia. "Todavía no tenemos los resultados del ejercicio, pero habrá una disminución de los beneficios respecto a años anteriores", aseguran fuentes de Bon Preu. En paralelo, la estrategia de esta cadena de supermercados se ha centrado en potenciar la marca propia, en incrementar las ofertas quincenales y los descuentos puntuales en segundas unidades, y en promociones personalizadas, entre otros.

3 Carrefour

La compañía francesa lanzó en septiembre del año pasado una cesta de la compra con 30 productos a 30 euros. La iniciativa llegó al mercado justo cuando la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, azuzaba a las grandes distribuidoras para que cortaran de algún modo la escalada de precios. Este lote levantó, además, otra polémica: ¿Una cesta así debe incluir productos de consumo ocasional? Sea como sea, la promoción estuvo activa solo unas semanas, y, ahora que la matriz ha hecho algo parecido en Francia, la filial española ha decidido no subirse al carro. Desde el país vecino aseguran que es decisión de cada mercado hacerlo o no. Pero aquí el esfuerzo está ahora concentrado en fomentar el ahorro a través de Carrefour+, una especie de suscripción al supermercado por el que pagando una cuota fija se puede acceder a descuentos.

4 Dia

La empresa ha anunciado esta semana que incrementará el presupuesto destinado a ofertas y descuentos un 15% en 2023. Esto significa que Dia invertirá 150 millones de euros en plantear promociones que supongan, según un comunicado, rebajas de hasta el 30% sobre un centenar de artículos. La medida se dirige al público en general, pero la idea es que los clientes registrados tengan acceso a descuentos todavía mayores. Además, el supermercado ha reforzado su apuesta por la marca propia, que ha escalado hasta suponer más de la mitad de lo que compra en sus establecimientos un comprador medio.

5 Eroski

El grupo cooperativo vasco se apartó del bloque que conformaban sus competidores en el país (abiertamente en contra del topaje de precios) anunciando a mitad de marzo una campaña que incluye reducir el precio de más de 1.000 productos. Según explicó la cadena, la medida es una más de las muchas que pusieron en marcha el año pasado para contener la inflación. "Eroski mantiene una intensa actividad comercial a través de sus promociones, el club de fidelización y otras actuaciones que durante el 2022 se tradujo en la transferencia de más de 335 millones de euros de ahorro a las personas consumidoras", apuntó en un comunicado la empresa. Esta última campaña, que han llamado 'cesta que enamora', les supone un impacto económico de 12 millones de euros e incluye productos de alimentación esenciales, ocasionales e incluso productos de cuidado personal.

6 Caprabo

Como parte del grupo Eroski, la 'cesta que enamora' del supermercado vasco también se puede encontrar en la cadena catalana. De todos modos, también desde esta empresa la identifican como una campaña más tras mucho esfuerzo para contener la escalada de precios. En Caprabo en concreto, se ha apostado firmemente por su programa de fidelización (tarjetas clientes a través de las cuales ofrecen descuentos personalizados) y por las ofertas y los descuentos periódicos. "Esta cesta es un paso más para continuar ayudando", analizan desde este supermercado.

7 Consum

Esta cadena cooperativa valenciana también ha centrado su estrategia en las ofertas especiales y personalizadas. Fuentes de la compañía aseguran que la empresa es consciente de que el momento es duro para el consumidor, y, a sabiendas de que el 80% de sus clientes tienen tarjeta Consum, han canalizado por allí su propuestas. Según cuentan desde el supermercado, la condición de socio garantiza al cliente regular descuento "siempre y en todo", pero además han activado ofertas especiales y han apostado por la venta asistida y personalizada. "Hemos intensificado la oferta comercial", resumen.

8 Aldi

La compañía de origen alemán ha centrado su estrategia también en los descuentos (política habitual dentro de la casa, dicen) y en la optimización de los procesos internos para ahorrar costes y así poder permitirse precios algo más bajos. Tal como detalla la propia empresa, algunas de las claves han sido poner en el foco en los productos básicos ("Son los que tienen más incidencia en la cesta habitual del consumidor", explican), trabajar con pocos proveedores (algo que ayuda en las negociaciones) y apostar más por la marca propia. En paralelo, Aldi ha aumentado también el número de ofertas.