Consejo científico

Esta es la mejor postura para dormir: lo dice la neurociencia

  • Una persona puede estar 40 días sin comer pero solo 264 horas y 12 minutos despierta

Esta es la mejor postura para dormir: lo dice la neurociencia

RG7_EXTERNAS

2
Se lee en minutos
Alexa Fuentes

A pesar de que los científicos no se ponen de acuerdo en cuántas horas diarias son necesarias dormir, todos coinciden en que es algo imprescindible, De hecho, se puede estar más tiempo sin comer que sin dormir: en general, una persona puede estar 40 días sin comer y el tiempo máximo que una persona podría estar sin dormir rondaría las 264 horas y 12 minutos, es decir, los 11 días.

No dormir una noche no tiene por qué tener consecuencias graves para el organismo, aunque sí tendrá consecuencias evidentes a lo largo del día: sueño a todas horas, disminución de la capacidad de reacción, cambios de humor, ansiedad o irritabilidad, por ejemplo. En casos aislados, causa sensación de dolor.

Si la persona tiene problemas cardiovasculares, se eleva el riesgo coronario. Además, la falta de sueño puede repercutir en la forma de procesar la glucosa, lo que puede provocar altos niveles de azúcar en la sangre y, a la larga, favorecer la diabetes o un aumento de peso.

Requisitos

Finalmente, para dormir de forma confortable hay que cumplir ciertos requisitos. Para coger el sueño, hay que echarse en una habitación previamente ordenada, que esté a oscuras completamente (o utilizar antifaz), en silencio y a una temperatura que, sobre todo, no sea excesiva. Con calor ambiental es más difícil dormir que si se pasa un poco de frío, según indican los estudiosos del tema.

Una vez metidos en la cama, la mejor postura para dormir es de lado, según apuntan diversos estudios, entre ellos los de la neurocientífica Tara Swart, que asegura que descansar en esa posición es "más eficiente para la limpieza glinfática del cerebro durante la noche". El sistema glinfático es el encargado de limpiar los desechos y residuos que se filtran de los vasos sanguíneos y del sistema nervioso central en general.

Posturas

Noticias relacionadas

Además, dormir de lado reduce el riesgo de sufrir dolores lumbares y cervicales, facilita la respiración -con lo que se evitan los ronquidos y las apneas durante el sueño- y mejora la digestión (si se duerme sobre el costado izquierdo, puesto que el estómago está en ese lado).

Si el lado escogido es el izquierdo, además, también se impedirá la obstrucción de la arteria aorta, que bombea sangre hacia todo el sistema circulatorio, y se liberará la vena cava inferior, lo que facilitará el retorno de la sangre de nuevo hacia el corazón.