Ir a contenido

ENTREVISTA CON EL AUTOR DE 'DIETA Y CÁNCER'

Julio Basulto: "La dieta anticáncer es una mentira peligrosa que induce al enfermo a pensar que sanará"

El dietista y nutricionista predica los beneficios de una alimentación saludable, pero arremete contra los gurús que aseguran que determindos alimentos frenan y curan tumores

Olga Pereda / Valentina Raffio

El dietista-nutricionista y divulgador Julio Basulto, el jueves en un mercado de Santa Eulàlia de Riuprimer.

El dietista-nutricionista y divulgador Julio Basulto, el jueves en un mercado de Santa Eulàlia de Riuprimer. / JORDI RIBOT

La evidencia científica apunta que con un estilo de vida saludable es factible reducir las posibilidades de padecer algunas enfermedades. Pero prevenir no es curar. El dietista-nutricionista, docente y divulgador Julio Basulto (Barcelona 1971) ha dedicado su último (y científico) libro -'Dieta y Cáncer', escrito junto a Juanjo Cáceres y editado por Martínez Roca- a investigar qué puede y qué no puede hacer la alimentación por nuestra salud. Que quede claro: la realidad científica respecto al cáncer es que la dieta puede ser preventiva o paliativa, pero no curativa.

Siempre es recomendable una alimentación saludable. Pero ni las frutas, ni los cereales integrales, ni el brócoli curan el cáncer. 
El cáncer te lo cura, si puede, un oncólogo de bata blanca. El sauce se utiliza en la elaboración de las aspirinas. ¿A que vosotras no dirías que comer sauces quita el dolor de cabeza? Pues lo mismo con el brócoli. Hay un nuevo estudio científico que menciona el brócoli. Bien, vale. Me imagino, en todo caso, que es preliminar porque si no estaría ya en los hospitales. Aunque se demostrara que una sustancia presente en el brócoli y no en las judías verdes se puede usar como terapia médica contra el cáncer eso no significa que comer brócoli tenga efecto alguno sobre los tumores.

En 'Dieta y Cáncer' afirma que "no existe una alimentación específica que nos proteja contra el cáncer". Pero añade: "Una dieta saludable (frutas, hortalizas, legumbres, cereales integrales… ) es útil para reducir el riesgo de padecer algunos tipos de cáncer".
Es que no hay porcentaje exacto de frutas y hortalizas que deberíamos comer. Ni siquiera eso de la dieta mediterránea, que, por cierto, no tiene aprobada ninguna declaración por las autoridades sanitarias por dos motivos. Uno, incluye el vino. Y sabemos que todo tipo de alcohol es perjudicial. Y segundo ¿qué es la dieta mediterránea? ¿Qué cantidad de frutas y hortalizas hay que comer? Me explico mejor, un patrón general de alimentación saludable seguido por toda la población disminuye las probabilidades de que la población tenga ciertos tipos de cáncer. Ahora bien, ¿qué patrón concreto? ¿Qué tipo de frutas? ¿Qué cantidad? ¿Con qué cocción exacta se deben cocinar las verduras? ¿Tienen que ser frescas, congeladas o de cercanía?

Puedes llevar una dieta muy saludable y que te diagnostiquen cáncer.
Por supuesto. Y te puedes hartar a hamburguesas industriales y no tenerlo. Puedes conducir a 300 kilómetros por hora y no sufrir un accidente. Eso sí, tienes más posibilidades. En todo caso, los fumadores -tengan o no cáncer- están perjudicando sus salud, están poniendo negros sus pulmones.

Una conocida gurú habla de alimentos anticáncer: cúrcuma, semillas de lino, brócoli, frutos rojos, cítricos…
Es engañoso. Si lo dijera una empresa de alimentación sería ilegal. En Europa para decir que un determinado producto baja el colesterol, por ejemplo, tiene que tener la aprobación previa de la Agencia de Seguridad Alimentaria. Lo que dice esta gurú es mentira, una patraña. Es muy peligroso porque induce a la gente enferma a pensar que se pueden curar con esto. Y eso genera frustración y culpabilidad, incluso depresión porque las personas están especialmente vulnerables. Si haces caso a esas voces puedes dejar de lado un tratamiento médico porque piensas que es química y lo otro es 'natural'. Puede generar efectos adversos. En el caso de las semillas de lino, no creo. En el del limón sí porque afecta al esmalte y te duele cuando bebes algo frío o caliente. La cúrcuma no tiene efectos preventivos. Es más, puede interaccionar con medicamentos que esté tomando el paciente.

¿La prensa, que muchas veces publica artículos de titulares golosos y con poco rigor científicos, debería hacer un ejercicio de autocrítica?
Eso es algo que tienen que pensar los periodistas. Lo que yo creo es que no nos enseñan a ser escépticos. No nos enseñan cómo funciona la evidencia científica. Incluso hay muchos sanitarios que tampoco. Conozco a un profesor de instituto que se dedica a enseñar escepticismo a sus alumnos, un tipo maravilloso y un excelente docente. Los medios, en parte, son responsables de este problema. Pero es que hay sanitarios que también dicen cada cosa… La gurú que mencionáis es médico. ¿Vosotras cómo sabéis diferenciar que yo tengo razón y ella no?

Porque su libro es abrumador por todas las referencias científicas que incluye.
Pues el libro de la gurú tiene más citas bibliográficas que el mío. En realidad debería ocurrir como en Francia, donde el colegio de médicos expulsó al creador de la dieta Duncan. Aquí, en España, hay gente que da conferencias diciendo que el agua sin cloro cura el cáncer. Mi libro se vende bien, vamos por la segunda edición. Pero no se vende mucho más, ¿sabéis por qué? Porque no promete la cura del cáncer.

¿Alguna recomendación científica para los enfermos de cáncer?
Desconfiar de cualquier cosa que suene demasiado bonita como para ser verdad. Pensar que si no te lo está diciendo el oncólogo es que no es importante. Seguir a raja tabla lo que te dice el médico, que es lo que te va a salvar la vida. No hacer ayunos porque el pronóstico va a empeorar. Un enfermo de cáncer necesita calorías, proteínas e hidratos para hacer frente al gasto calórico tremendo que es esa enfermedad  y su tratamiento. Y nada de complementos alimenticios.

¿Y alguna recomendación para la gente sana?
Saltar.

¿Saltar?
Sus siglas: SALTAR. Huir del sedentarismo, el alcohol, la lactancia artificial (es mucho mejor la materna), el tabaquismo, la alimentación malsana y las relaciones dañinas. No hablamos de una fruta en concreto. Ni una verdura, ni un menú, ni una merienda, ni una vitamina. Es un conjunto de estilo de vida. No comas mejor, deja de comer peor. La dieta no va a mejorar tu estado de salud pero una mala dieta lo va a empeorar.