Ir a contenido

EXPLORACIÓN DEL PLANETA ROJO

La NASA anuncia el final de la misión del 'Opportunity', el explorador de Marte

La agencia espacial confirma el apagón del todoterreno tras 835 intentos de restablecer la conexión

El vehículo de exploración, también conocido como 'Oppy', llevaba 15 años en la superficie marciana

El Periódico

Ilustración del Opportunity en la superficie marciana

Ilustración del Opportunity en la superficie marciana / NASA

La NASA ha anunciado el final de la misión del 'Opportunity', el vehículo de exploración espacial que durante 15 años ha recorrido la superficie marciana. La despedida llega después de que la agencia espacial norteamericana intentara más de 800 veces recuperar el contacto con el robot, cuya señal se había apagado durante el verano del 2018 cuando alcanzó la zona conocida como Perseverance Valley. 

Este todoterreno marciano, el segundo de la generación Mars Rover, fue diseñado para durar solo 90 días marcianos y recorrer 1,100 yardas (1,000 metros). Pero más allá de las estimaciones de los científicos, el vehículo logró superar todas las expectativas en cuanto a resistencia, valor científico y longevidad. Además de superar su esperanza de vida unas 60 veces, el rover viajó más de 28 millas (45 kilómetros). 
 
"Durante más de una década, 'Opportunity' ha sido un icono en el campo de la exploración planetaria, enseñándonos sobre el pasado de Marte como un planeta húmedo y potencialmente habitable, y revelando paisajes marcianos desconocidos", explica Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA para la dirección científica de las misiones. "El sentimiento de pérdida que podamos sentir debe ser moderado ya que sabemos que el legado de 'Opportunity' continúa, tanto en la superficie de Marte con el rover 'Curiosity' y 'InSight Landder', como en las salas de Jet Propulsion Laboratory, donde el próximo rover de Marte 2020 ya está tomando forma", añade.

"Gracias a misiones pioneras como la del 'Opportunity', llegará un día en que nuestros valientes astronautas caminen sobre la superficie de Marte", añade el administrador de la NASA, Jim Bridenstine. "Y cuando llegue ese día, una parte de esa primera huella será propiedad de los hombres y mujeres del 'Opportunity': un pequeño rover que desafió las probabilidades e hizo mucho en nombre de la exploración".

Los últimos esfuerzos de la NASA

La última señal lanzada al 'Opportunity', enviada a través de la antena del Goldstone Deep Space Complex de la NASA en California, puso fin a una estrategia de recuperación multifacética de ocho meses en la que los investigadores responsables del proyecto hicieron todo lo que estaba en sus manos para intentar restablecer la comunicación con el rover marciano.
 
"Hemos hecho todos los esfuerzos razonables de ingeniería para intentar recuperar 'Opportunity' y hemos determinado que la probabilidad de recibir una señal es demasiado baja para continuar con los esfuerzos de recuperación", explica John Callas, gerente del proyecto Mars Exploration Rover (MER) en el JPL.

Una misión ambiciosa

La misión del 'Opportunity' y de los demás todoterrenos marcianos de su generación fue la de buscar evidencia de agua en el planeta rojo en aquellos lugares en los que las condiciones podrían haber sido favorables para la vida. Debido a que el agua líquida es necesaria para la vida tal y como la conocemos, los descubrimientos de este robot explorador desvelaron que lugares como Meridiani Planum pudieron haber sido habitables durante algún período de tiempo en la historia de Marte.

"Desde el primer momento, 'Opportunity' realizó una búsqueda de pruebas relacionadas con el agua", explica Steve Squyres, investigador principal de las herramientas científicas de los rovers de la Universidad de Cornell. "Cuando se combinaron los descubrimientos del 'Opportunity' y el 'Spirit', nos mostraron que antiguamente Marte era un lugar muy diferente al que conocemos en la actualidad, que es un mundo frío, seco y desolado. Pero si observa el pasado antiguo de este planeta, puede encontrarse pruebas de que hubo agua líquida bajo la superficie y encima de esta".

Final de un capítulo

El Opportunity llegó a la región Meridiani Planum de Marte el 24 de enero de 2004, siete meses después de su lanzamiento desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida. Su vehículo gemelo, el 'Spirit', aterrizó 20 días antes en el cráter Gusev de 103 millas de ancho (166 kilómetros de ancho) en el otro lado de Marte. 'Spirit' registró casi 5 millas (8 kilómetros) antes de su misión finalizada en mayo de 2011.
 
Desde el día en que aterrizó 'Opportunity', un equipo de ingenieros de misión, conductores de rover y científicos en la Tierra colaboraron para superar los desafíos que iban surgiendo sobre el camino y hacer que el rover fuera de un sitio geológico en Marte a otro. Trazaron avenidas viables en terrenos escarpados para que el explorador marciano de 384 libras (174 kilogramos) pudiera maniobrar alrededor y, a veces, sobre rocas y cantos rodados, escalar pendientes de grava tan escarpadas como 32 grados (un récord fuera de la Tierra ), sondear pisos de cráteres, colinas en la cima y atravesar posibles cauces de ríos secos. Su aventura final lo llevó al extremo occidental del conocido como Perseverance Valley.
 
"No puedo pensar en un lugar más apropiado para el final del 'Opportunity'  en la superficie de Marte que en uno llamado Perseverance Valley", reflexiona Michael Watkins, director de JPL. "Los registros, descubrimientos y la pura tenacidad de este intrépido y pequeño rover son un testimonio del ingenio, la dedicación y la perseverancia de las personas que la construyeron y la guiaron".

"Gracias a misiones pioneras como la del 'Opportunity', llegará un día en que nuestros valientes astronautas caminen sobre la superficie de Marte"

Jim Bridenstine

Administrador de la NASA

Temas: NASA Marte