Ir a contenido

LAS CLAVES

Cuatro razones por las que se estudia la atmósfera y la superficie de Marte

El investigador Daniel Viúdez-Moreiras, del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), proporciona algunas claves

La revista 'Science' publica un estudio centrado en la evolución estacional del metano en la atmósfera

Valentina Raffio

Topografía de la región Tharsis de Marte

Topografía de la región Tharsis de Marte / ESA

Después de la Tierra, Marte es el planeta más estudiado del Sistema Solar. Según explica Daniel Viúdez-Moreiras, investigador del Centro de Astrobiología (INTA-CSIC), el estudio de Marte se ha convertido en un tema de gran interés por cuatro principales razones:

1. Búsqueda de la vida presente o pasada

El objetivo es conocer si Marte tuvo o tiene vida en la actualidad. En este sentido, el metano es considerado como uno de los principales indicadores biológicos para hallar vida en otros planetas, ya que en la Tierra, el metano tiene principalmente un origen biológico. En el caso de Marte, el estudio de este compuesto químico podrá arrojar luz sobre la existencia de vida pasada o presente en el planeta rojo.

2. Entender los procesos y la historia del clima de Marte

La principal cuestión científica a resolver es cómo el clima de Marte ha evolucionado hasta alcanzar su estado actual. Comprender la evolución del clima en el planeta rojo puede ayudar a entender su evolución en otros planetas, incluida la Tierra. A día de hoy, el conocimiento de la química que tenemos de Marte no aclara algunos de los fenómenos observados en este planeta. El estudio sobre el origen y la evolución del metano, por ejemplo, podría revelar datos desconocidos hasta el momento. 

3. Entender el origen y la evolución de Marte desde un punto de vista geológico

Determinar la estructura, composición y dinámica del interior de Marte, y cómo ha sido su evolución hasta el momento presente, es fundamental para entender el Sistema Solar en su conjunto. Dada la similitud de Marte con nuestro planeta, el estudio de Marte nos ayudará a entender el nuestro. La interpretación de los registros que han quedado “grabados” en su superficie por parte de las misiones que se están enviando a Marte, podría aclarar cómo ha sido esta evolución.

4. Preparar la exploración humana del planeta

En futuro, cuando se planteen las primeras misiones tripuladas a Marte, conocer las condiciones atmosféricas del planeta será fundamental para asegurar el éxito de la misión. Además, el conocimiento de la atmósfera y de Marte en su conjunto nos permitirá desarrollar sistemas que ayuden a la supervivencia de la tripulación en la superficie de Marte, como la extracción de oxígeno del aire marciano.