Ir a contenido

Juegos para entender la situación de las personas con trastornos mentales

Una iniciativa de la UB busca reflexionar y concienciar sobre los problemas de integración del colectivo

El estudio ha evidenciado la vulnerabilidad que sufren en el contexto de las interacciones sociales

Valentina Raffio

La iniciativa ha reunido hasta 270 participantes alrededor de un conjunto de juegos digitales

La iniciativa ha reunido hasta 270 participantes alrededor de un conjunto de juegos digitales

Tener una enfermedad mental supone cargar con un importante estigma social. A menudo, la conducta de las personas con estas patologías es tratada como un elemento anómalo que no encaja en las interacciones sociales estándares y, consecuentemente, es apartado. Pero la realidad dista mucho de la creencia convencional. Un estudio liderado por la Universitat de Barcelona y la Federación Salud Mental Catalunya ha analizado las interacciones de este colectivo con su entornodeterminando su voluntad de integrarse en las dinámicas sociales.

El estudio se ha articulado a través del proyecto Jocs x la Salut Mental, una iniciativa de ciencia ciudadana para acercar las enfermedades mentales a los espacios públicos. Lugares céntricos de diferentes ciudades de Catalunya han acogido la iniciativa que reunía a personas con trastornos mentales, sus cuidadores, amigos y familiares. Para todos ellos, el reto planteado era un conjunto de juegos digitales mediante los cuales se simulaban diferentes dilemas sociales que debían resolver de manera individual pero siempre pensando en el equipo. A través de estos tres juegos se ha analizado la confianza, la reciprocidad, la cooperación y el sentimiento de colectividad de los participantes.

En total, a lo largo de las 45 sesiones desarrolladas han participado un total de 270 personas, la mayoría de las cuales padecía alguna enfermedad mental. El juego, utilizado como pretexto para analizar el comportamiento de los participantes, ha evidenciado la vulnerabilidad de aquellos que padecen algún trastorno mental. En el juego, igual que en la vida real, estas personas se muestran más predispuestas a contribuir al bienestar colectivo que el resto de participantes, situándose en una situación de inseguridad. En este sentido, Josep Perelló, investigador de la UB, destaca: "Esto supone un importante problema de desigualdad para este colectivo. Pero, a la vez, demuestra la predisposición de estas personas para reclamar su lugar en la comunidad".

Esta iniciativa, creada para concienciar de la situación de este colectivo, ha sido calificada de innovadora tanto por su aproximación a los diferentes rasgos de conducta como por su realización en espacios públicos. Xavier Trabado, vocal de la Federación Salud Mental Cataluña, explica: "A través de esta iniciativa hemos podido utilizar recursos científicos para interactuar con la ciudadanía y, a la vez, hemos recogido datos que refuerzan el modelo de atención comunitaria que llevamos años reclamando". En este sentido, el estudio concluye que a partir de las interacciones analizadas se debería trabajar en normalizar la situación de este colectivo.

Temas: UB